Coches de Messi, el crack argentino

· 28 abril, 2018
El jugador de la selleción argentina y FC Barcelona no escatima en cuanto a vehículos se refiere, con una basta lista de modelos de alta gama que harían las delicias de cualquier amante del motor; es hora de descubrir que esconde Leo Messi en el garaje

Que el astro argentino pasará a la historia como uno de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos nadie lo pone en duda. Aunque disponga de dinero para adquirir lo que se le antoje, los coches de Messi no son tan numerosos y llamativos como los de Cristiano Ronaldo.

El tipo de vehículos que más llama la atención a Leo son los grandes todoterrrenos, aunque entre sus filas también cuenta con varios deportivos, pocas veces se deja ver el jugador a los mandos de uno de ellos. Deportivos o no, todos ellos cuentan con motores de alto rendimiento. Veamos los cinco más destacados:

Cadillac Escalade

El rey entre los todoterrenos por excelencia; pocos coches imponen más que un buen Escalade, y más aun si es de color negro y el más alto de gama como el de Messi. Con unas llantas de 22 pulgadas, el lujoso vehículo americano es capaz de abrir tantas bocas como el mejor de los superdeportivos.

Cadillac Escalade.

Raras veces se ha visto a Leo en él, y lo cierto es que no es el coche ideal para callejear por Barcelona, y no solo por sus exageradas dimensiones, sino también por su gastón motor atmosférico de 6,2 litros y 8 cilindros en V que desarrolla 420 CV. Esto seguramente no preocupe al argentino, pero no es el coche más apetitoso para las estrechas calles de la ciudad.

Ferrari F430 Spider

Se trata de uno de los Ferraris más vendidos entre los futbolistas, y no es de extrañar, ya que el diseñador Pininfarina le dio a este modelo una estética impresionante, ensalzada aun más en esta versión descapotable.

Disfrutar de su fantástico V8 de 4,3 litros a cielo abierto debe ser música celestial para los oídos. Con sus 490 CV de pura potencia italiana es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,1 segundos.

Ferrari F430 Spider.

Se trata de uno de los primeros deportivos que se compró Leo, quizás por eso le dé más apuro deshacerse de él y siga ocupando un hueco en su garaje a pesar de los años del vehículo; 2006 para ser exactos.

Range Rover Sport SVR

Otro enorme SUV adorna la lista de los coches de Messi, esta vez, el astro argentino eligió el todoterreno inglés por excelencia: Range Rover Sport SVR. No se trata de un Range Rover normal, ya que duplica el precio del modelo base al contar con un enorme motor V8 de 5,0 litros animado por un turbocompresor.

Versión Range Rover Sport SVR 2018 2017 deportivo todoterreno SUV

Con semejante corazón, este familiar es capaz de desarrollar 550 CV de potencia y catapultarlo de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, un dato brutal si tenemos en cuenta que es un coche de casi dos toneladas y media. Un modelo perfecto para los viajes en familia.

Audi R8 Spyder

Otro modelo que no puede faltar si eres un futbolista de éxito es el Audi R8, coche que hizo las delicias de los amantes del motor por su espectacular dinamismo. Dotado con el motor V10 de 5,2 litros y 550 CV de potencia, seguro que ha sacado más de una sonrisa al crack del Barcelona.

Audi R8 Spyder.

Más moderno y potente que el Ferrari, este modelo lleva colocado el motor en posición central y dispone, al igual que el italiano, de una capota de lona eléctrica. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y superar los 300 km/h.

Maserati GranTurismo MC Stradale

Uno de los favoritos entre los coches de Messi es el MC Stralade, un cupé de la firma del tridente que cuenta con una de las líneas más bonitas entre los deportivos del momento. Es un modelo en el que se ha visto en numerosas ocasiones a Leo Messi, y es que este coche regala la mejor combinación entre deportividad y lujo.

Con el confort del que hace gala Maserati, este precioso italiano también es todo un pura sangre, ya que cuenta con un enorme V8 de 4,7 litros que entrega 460 CV a las ruedas posteriores, con el que supera los 300 km/h.

Paradójicamente, el color escogido por Messi para su Stradale fue el blanco, aunque no creemos que se acordara demasiado del equipo de la capital cuando fue a por su flamante deportivo.