Coches de la década de los 20

· 25 septiembre, 2018
Repasamos algunos de los coches más importantes y curiosos de la década de 1920, algunos de ellos impresionan por su estilismo y funcionalidad pese al tiempo que ha pasado

No podemos negar que el mundo del automóvil ha sufrido grandes cambios en las últimas décadas, pero si vamos más allá, a la de los 20, encontramos distintos modelos que aún nos arrancan un suspiro. ¿te gustaría recordar algunos? Pues vamos a hacer un recorrido por los coches de la década de los 20.

Coches de la década de los 20, ¡los mejores!

Aunque ninguno de ellos existe o ningún otro modelo ha querido imitarlos, lo cierto es que estos modelos marcaron precedentes y dejaron una huella imborrable en nuestro corazón.

Rumpler Tropfenwagen

Aunque Rumpler fue un fabricante de aviación, tras la guerra, tuvo que fabricar coches y entre sus modelos más destacados resalta el Tropfenwagen. Decían sus diseñadores que querían evocar una gota del agua, aunque a nosotros no nos los parece e incluso nos atreveríamos a decir que es un coche un poco feo.

Aun así hay quienes afirman que fue el primer monovolumen existente en la historia y que por ello merece ser homenajeado.

Bugatti Type 35

No podíamos dejar de hablar de Bugatti en la década de los 20 pues fue uno de los pioneros en la invención del automóvil. Su éxito fue debido a los coches de carreras que eran usados en competiciones profesionales y fue de los primeros capaz de hacer grandes motores con gran cilindrada y caballaje.

Bugatti Type 35.

Sus diseños eran tan especiales y exclusivos que muchos lo quisieron usar para el día a día, aunque no resultó muy práctico por la colocación de varios de sus elementos.

Austin 7

Le llamaban el Ford Modelo T, y se convirtió en un emblema de la década de los 20. Fue un modelo patentado que sirvió de precedente para los primeros modelos de BMW y Nissan.

Austin 7.

Es todo un clásico que nunca podremos olvidar y que desplazó el uso de las carrocicletas que se usaban en la época dando paso a una nueva era, la era moderna y tecnológica.

Renault 6 CV

 

Sí, aunque muchos no lo saben, Renault existe desde el nacimiento de los coches. Este modelo en particular fue uno de los favoritos entre los usuarios. Compacto, familiar y económico pero con unas líneas para aquel entonces futuristas que marcó precedentes para otras marcas.

Citroën 6 CV.

Ford Modelo A

Precisamente este fue uno de los modelos que copiaron algunos de los componentes y líneas del Renault 6 CV. No lo tuvo fácil pues su modelo T parecía irremplazable, pero este, fue un rotundo éxito incluso podríamos decir que inesperado.

Ford Modelo A.

En tan solo cinco años vendió más de cuatro millones de ejemplares, un récord insuperable para la época.

Citröen 7A Traction Avant

 

Una berlina elegante donde las haya fue este modelo irónico que muchos pagarían por volver a tener. Fue el primer diseño en el que la carrocería y el chasis estaban plenamente fusionados dando así mayor estabilidad y reducción en el peso y los costes.

Citroën Traction Avant.

Para más añadido, también ofrecía suspensión independiente, frenos hidráulicos y cambio sincronizado, todo un pionero en la última tecnología.