Los mejores coupés de la historia

· 17 agosto, 2018
Queremos hacer un repaso de los considerados como mejores coupés de la historia que dejaron una huella en nuestra mente y en nuestro corazón, y marcaron el camino del diseño

¿Quién no ha soñado en algún momento de su vida con tener un descapotable o un deportivo? Estos siempre han significado modernidad y lujo, y aunque pocos eran los afortunados que podían contar con uno, hoy la cosa ha cambiado.

Cuáles fueron los mejores coupés

La década de los 60 marcó precedentes en los coches coupé, y algunos de los mejores nacieron en esta época, aunque también hubo algunos después que merecen una mención. Aquí va, sin más dilación, la lista de los mejores coupés.

Ferrari 250 GT SWB

¿Qué podemos decir de Ferrari? Que en lo relacionado con coupés siempre se ha llevado la palma. Forma parte de la familia de GT de Ferrari, de la que hubo tres modelos distintos, uno de los cuales participó en el Tour de Francia.

Lo que se buscaba con este modelo era crear un deportivo biplaza de dimensiones reducidas que diera la impresión de coche pequeño, coqueto y de lujo, pero que fuera amplio en su interior. ¡Y vaya si lo consiguieron! Este fue uno de los modelos más afamados de la marca italiana que marcó un recuerdo imborrable para los apasionados del motor.

Alfa Romeo 2000 Sprint

¿Quién no recuerda al piccolo italiano que sustituyó al Alfa Romeo 1900? Este modelo sirvió de precedente para muchos modelos posteriores, pues a pesar de haber nacido poco antes de los 60, ya alcanzaba 180 kilómetros por hora, con una potencia de 115 caballos. ¡Todo un logro para la época! Solo hubo 704 unidades en el mundo. Si alguien conserva el suyo, pues considerarse afortunado.

Alfa Romeo 2600.

Aston Martin DB4 GT Zagato

Si de algo presume Aston Martin es de tener unos diseños básicos pero futuristas a la vez que nunca pasan de moda y que independientemente de la época en la que vivan, siempre llaman la atención. Cuando ves este coche por primera vez, no dirías que vio la luz en la década de los 60.

Aston Martin DB4 Zagato.

Fue el que sustituyó al anterior DB4 y lo fabricaron con la intención de rebajar el peso y que fuera un deportivo más ágil y consiguieron quitarle 50 kilos lo que se notaría en la conducción y dinámica del vehículo.

Dodge Charge 1966

Aunque le precede la marca Dodge, en realidad su fabricación estuvo a cargo de Chrysler y nació justo en el boom de los coupés. Fue uno de los mejor puntuados, de los más valorados y también de los más vendidos, pues marcaba unas líneas deportivas pero muy sofisticadas y elegante a la vez.

Muchos afirmaban que era un coche de gánsters y mafiosos, pero todos soñaban con tener uno. Aunque como sucede con este tipo de coches, pocos fueron los afortunados que lo consiguieron.

Volkswagen Karmann Ghia

Un gran coupé para cuatro personas, o para dos si le quitabas el techo, ¡porque era descapotable! No se podía lograr más en un coche por aquel tiempo. Líneas elegantes y sobrias, pero muy deportivas y juveniles a la vez.

Sus ventas fueron un éxito, pues en los años en los que nació no era común alcanzar semejantes cifras como los 390 000 vendidos del tipo coupé, 81 000 en la versión descapotable y 42 505 de otras versiones. ¡Un logro sin duda!

Glas 1300 GT Coupé

Aunque no destacaba por su potencia, comparado con otros de los mejores coupés de la historia, podía alcanzar una velocidad de 175 kilómetros horas, lo cual no era nada desdeñable. Contaba con un motor de 1290 c.c y un peso de 830 kilos, lo que lo convertían en un coche ágil y aerodinámico a la hora de conducirlo.

¿Hay alguno de estos mejores coupés de la historia que te gustaría tener incluso hoy? Una pena que sea casi un imposible, no solo por su precio sino por la escasez de ellos. Nosotros ya tenemos nuestro preferido, ¿y tú?