¿Rueda de repuesto o kit antipinchazos?

Vemos cual de estas dos soluciones es mejor en caso de sufrir un pinchazo en carretera, y que beneficios nos aporta cada una de ellas

La rueda de repuesto siempre ha estado en nuestros coches durante toda la vida. Pero de repente, aparecen nuevas técnicas en los últimos modelos de vehículos que ponen en jaque todo lo que hemos conocido antes, como el kit anti pinchazos. ¿Qué es, cómo funciona? ¿Debemos elegirlo? Veamos.

Qué es el kit antipinchazos

El kit antipinchazos es un pack de herramientas que está totalmente legalizado y homologado, y para aquellos coches que ya no llevan una rueda de repuesto, es obligatorio llevarlo en el maletero u otro lugar del coche.

Kit anti pinchazos o rueda de repuesto, comparativa de ventajas y desventajas

Una desventaja con la que juegas te kit es que solo se puede usar para pequeños pinchazos, una diferencia enorme con la rueda de respuesta, que en caso de algo más grave como un reventón, podría ser sustituida. Hay tres tipos diferentes de jets, y son estos:

  • Manual. Es un líquido viscoso con algunas herramientas que te ayudarán a introducirlo en el neumático con el fin de que cubra el pinchazo. También tendrás un pequeño compresor con el que inflar la rueda después de reparada. Es un tanto difícil de usar y solo sería un arreglo temporal para pocos kilómetros, pues la presión de aire del neumático puede bajar rápidamente mientras circulamos.
  • Kit automático. Este kit es igual que el manual con la diferencia de que será el compresor el encargado de introducir el líquido viscoso en la rueda tapando así el pinchazo. Es mucho más sencillo de usar aunque también más caro.
  • Kit de mecha. Se tratan de unas tiras de caucho que deben entrar en el orificio del pinchazo y sellar este con un orificio. Para ayudarnos a ello hay un punzón en el kit que hará la tarea más sencilla. Este es posiblemente el más efectivo de los tres, aunque también el más complejo de usar.

Cuáles son las ventajas de la rueda de repuesto

Es cierto que el kit antipinchazos es práctico, no cuesta mucho y una vez que sabes como usarlo no es tan complicado. Pero también es cierto que este no puede sacarnos de los apuros más graves.

Además, aun cuando lo usemos, no podremos recorrer muchos kilómetros con él, mientras que con una rueda de respuesta podemos conducir hasta 200 kilómetros. Aunque es cierto que la rueda de repuesto es un tanto más tediosa para cambiar y que nos llevará más tiempo, la calidad de la conducción y el tiempo que esta podrá durar tras la reparación será siempre mucho mejor y mayor.

Como cambiar una rueda en caso de pinchazo en carretera.
A menudo, la rueda de repuesto viene situada justo debajo del maletero.

Muchos afirman que claro, un kit de repuesto es mucho más barato que una rueda de repuesto. ¿También tú lo crees así? A priori podría parecerlo, pero aunque un kit de pinchazos, dependiendo del elegido, oscila entre los 10 y los 50 euros, mientras que una rueda, si no es de galleta puede oscilar entre lo 75 y 150 euros, hay que valorar las ventajas de cada uno.

Imagina que compras uno de los kits antipinchazos más caros: 50 euros. Arreglas el pinchazo pero sabes que puedes recorrer pocos kilómetros con ella porque la presión del neumático bajará.

Esto aumenta el riesgo de reventón, lo que te llevaría a tener que poner una rueda nueva, lo cual ya incrementaría el precio enormemente. Por otro lado, al precio del kit hay que sumar la reparación si esta es posible, o una rueda nueva.

A veces dicen que más vale malo conocido que bueno por conocer, y eso es lo que todavía se opina sobre la rueda de repuesto. Es posible que con el tiempo y los avances hagas unos kit antipinchazos mejores y digamos adiós para siempre a la rueda, pero de momento, son muchos lo que se decantan por ella.

Todo dependerá de lo que tú necesites y quieras, pero nosotros siempre apostamos por la seguridad, algo que una rueda de repuesto te dará mientras que un kit no lo hará de forma tan factible.

Te puede gustar