¿Cómo funciona la batería del coche?

· 23 febrero, 2018
La batería del coche es un elemento de gran importancia, de él dependen todos los aparatos y funciones eléctricas que implementan los vehículos

Se trata de uno de los elementos básicos de todo automóvil. Su invención data del siglo XIX y pronto empezó a formar parte de los inicios de la industria automotriz. Cada persona que haya tenido un vehículo en su vida (incluso si no ha sido así) sabe lo que es. Lo que no todos saben es cómo funciona la batería del coche.

La batería en coches  de motor a combustión

Con el resurgir de los vehículos eléctricos y la búsqueda de energías amigables con el medio ambiente, el concepto de batería automotriz se ha ampliado en los últimos años.

Los coches híbridos o completamente eléctricos, se valen de baterías de tracción, que se encargan de suministrar toda la energía requerida. Incluyendo la que permite que el motor se ponga en marcha y se desplace.

En el caso de los vehículos de motor por combustión, se trata de una pila electrónica, que almacena y produce energía gracias a una serie de procesos químicos. A diferencia de los coches híbridos o electrónicos, solo suministra poder para encender el motor.

Una vez que está en marcha, el combustible fósil (gasolina o diesel) se encargan de suministrar la fuerza necesaria para producir el movimiento.

Icono de la batería en el cuadro de mandos

Por qué se le llama Batería

En su interior se componen de varias celdas que van colocadas en serie (una tras otra). Por ello, el nombre de ‘batería’. Las celdas también pueden acomodarse una encima de la otra, lo que dio origen a otra denominación común para estos implementos, aunque poco utilizado dentro de la industria automotriz: pila.

Las celdas a su vez son pequeñas cajas herméticamente selladas, que en su interior guardan dos electrodos sumergidos en un electrolito, sustancia líquida que funciona como un conductor eléctrico.

De manera individual, cada celda produce un voltaje nominal de 2 voltios. Colocados en serie (en batería), aportan una energía conjunta de 6 o 12 voltios. También hay modelos que aportan 24 voltios, indispensables para algunos vehículos de cargas o transporte de pasajeros.

Todos los elementos eléctricos del coche cogen su energía de la batería.

Componentes internos

Además de la ‘batería’ o ‘pila’ de celdas, estas cajas construidas a base de resina de polipropileno, llevan en su interior otra serie de componentes que permiten su funcionamiento. Si bien hay distintos modelos y tecnologías, en líneas generales son:

  • Terminales mediante los cuales se conectan los extremos positivos y negativos de cada una de las celdas.
  • Placas negativas de plomo esponjoso y planchas positivas, que incluyen una grilla metálica de dióxido de plomo. Todo esto diferenciado gracias a un separador de polietileno, que además propicia el flujo constante de la energía electroquímica.
  • Adicionalmente, se requiere de una solución líquida de ácido sulfúrico y agua, conocida como ácido de batería. También de una pasta de óxido de plomo que va adherida a las grillas positivas y negativas.

Cómo funciona la batería del coche

La primera misión de la batería es encender el motor. Para llevar a cabo esta acción, los electrones generados en cada una de las celdas, en el momento que abandonan la última casilla de electrolitos, ya han acumulado el voltaje requerido.

Esta carga es transferida desde un terminal positivo y otro negativo conocidos como bornes. En marcha y con la fuerza que obtiene del combustible fósil, el motor no solo es responsable de mover el vehículo. También genera electricidad. Esta misma energía es de la que se vale la batería para recargarse.

Cómo funciona la batería de un coche.

Batería y alternador: una dupla inseparable

Para entender cómo funciona la batería de un coche, no se puede ignorarse otro miembro esencial del sistema eléctrico: el alternador. Este dispositivo es responsable de expandir la electricidad que genera el motor al resto del vehículo.

Equipos imprescindibles como luces y limpia parabrisas, son atendidos por el alternador. También algunos accesorios y sistemas complementarios, como aire acondicionado, radio o pantallas de información y entretenimiento.

La batería también requiere de este ‘socio’ para seguir operando, ya que al cumplir con su “primera misión” queda vacía, sin energía. Para volver a acumular electricidad y poder generar nuevo poder, atrae electrones desde el alternador.

Consideraciones finales

Se estima que estas cajas suministradoras de electricidad tienen una vida útil de cuatro años. Dependiendo de algunos factores como la temperatura ambiental o si el vehículo pasa largos periodos sin utilizarse. El funcionamiento deficiente del alternador es otra variable que incide en cómo funciona la batería del coche.