Toyota deja de fabricar coches diésel

Toyota es la primera marca generalista que toma la contundente decisión de dejar de fabricar vehículos diésel, dado su volumen de ventas en modelos híbridos, el fabricante nipón apuesta completamente por esta tecnología

Representantes de la empresa han informado que Toyota deja de fabricar coches diésel en Europa. Las proyecciones de ventas indican que los consumidores se están inclinando por el coche híbrido. ¿Será que estamos presenciando los últimos días del gasóleo en nuestro continente?

Como lo han informado desde Ginebra, la tercera generación de Auris será el buque insignia de la empresa japonesa para Europa; la nueva línea tendrá dos versiones híbridas y una con propulsor de gasolina.

Una de las variantes que se pondrán en el mercado implementará un motor 1.8 HEV de 122 caballos de fuerza. Todo parece indicar que la opción diésel no formará parte en este nuevo modelo.

Toyota: el diésel irá desapareciendo con la actualización de los modelos

Si miramos al pasado reciente, Toyota ya había prescindido del motor 1.4 D-4D en su Toyota Yaris. En la actualidad, este automóvil solo es vendido en sus versiones de gasolina e híbrido; algo similar ocurrirá con el nuevo Aygo.

Toyota Yaris.

Según los números de la compañía, lo que más venden son automóviles híbridos. Esto puede verse reflejado en el éxito de su Toyota C-HR, el cual nos hace pensar en un futuro sin gasoil. Este modelo ha sido la referencia con la que la empresa se ha percatado de la nueva tendencia.

De hecho, cuando fue lanzado el Toyota C-HR, los directivos de la compañía pensaron que sería necesaria una versión impulsada por diésel. Pero de forma imprevista, los ingresos empezaron a llegar a la compañía sin la ayuda del gasóleo.

Los números lo dicen todo

Toyota Prius 2016: interior
Interior del Toyota Prius.

El 41% de los coches vendidos por Toyota en Europa durante el 2017 tenían motores híbridos. Lo más llamativo es que estas ventas significaron un aumento del 38% en la demanda de este tipo de vehículos. En contraste, apenas el 10% de las ganancias fueron generadas por coches de motorización diésel.

Según Johan van Zyl, presidente de Toyota Motor Europa, la flota actual de híbridos en turismos “equivale a la población de diésel” que tuvo la compañía durante el 2015. La lectura que le ha dado la empresa es que  los consumidores comienzan a decantarse por estas alternativas ecologistas.

Se espera que Toyota deje de producir coches Diésel en Europa a finales de este año, al menos en lo que respecta a los turismos. Y si ellos están contemplando hacerlo, entonces esta idea puede estar planificándose también para otras marcas.

Un vistazo a la realidad española

Según datos estadísticos de Anfac, 48,3 % de los coches adquiridos entre diciembre del 2017 y enero del 2018 son de diésel. Un 46,6 % funcionan con gasolina y en el 5% restante están los coches amigables con el medio ambiente. En este pequeño grupo están los vehículos eléctricos y los de combustión híbrida.

Las gasolineras más baratas de España.

Como podemos observar, las cifras mantienen una disminución progresiva pero constante en la compra de coches de gasoil, tendencia que parece consolidarse.

Los automóviles de gasolina experimentan aumentos esporádicos en sus ventas y todo indica que los consumidores comienzan a cambiar hacia las alternativas ecologistas. Y esto ocurre en España donde la preferencia por el diésel es histórica.

Entre estas nuevas preferencias de los usuarios estaría la nueva estrategia de Toyota. Todo parece indicar que las leyes y políticas públicas para combatir la contaminación comienzan a moldear las preferencias de los conductores.

¿Qué cosas han pasado en medio de este cambio de preferencias?

El escándalo de las emisiones de los coches de la marca Volkswagen ha marcado un hito. A partir de aquí, las leyes y políticas públicas de la región comenzaron a endurecerse; por ejemplo, el 1 de septiembre del 2017 entró en vigencia el nuevo Protocolo de Emisiones WLTP.

Esta nueva normativa será trascendental para el conductor europeo. La medición de emisiones podrá alterar el coste de venta de los automóviles y también incidirá en el Impuesto de Matriculación; esto último ocurrirá a partir de enero del próximo 2019.

En España se ha comenzado a incentivar a los conductores que matriculan vehículos híbridos. Algunos ciudadanos han comprado coches nuevos y otros han optado por hacer la transformación mecánica. Existe una oferta de ayudas y premios para quienes tengan la “etiqueta verde”.

Queda claro que los fabricantes son conscientes de que estas medidas influirán en los patrones de consumo de los europeos. Toyota deja de fabricar coches diésel en Europa, pero ya hay rumores de que Seat y Volvo también han notado la poca rentabilidad del gasoil.

La pregunta que queda en el aire es… ¿Cuánto tiempo le queda al diésel? Parece que poco a poco se cumplen los pronósticos de los expertos, y su volumen de ventas cae año a año.

Te puede gustar