Subaru Forester, la visión más práctica de Subaru llega en formato SUV

Juan · 25 julio, 2018
Este todocamino de la firma nipona conjuga un gran equipamiento tecnológico con una altura al suelo y un sistema de tracción que le otorgan auténticas capacidades off-road

La escueta y desconocida gama de Subaru se sustenta prácticamente en las ventas cosechadas de un par de modelos. Uno de estos modelos clave es el Subaru Forester, el SUV compacto del fabricante nipón que va ya por la cuarta generación.

Dentro del segmento en el que queda englobado este modelo, es una de las opciones más competentes, tanto por equipamiento como por capacidad. Además, ofrece un nivel de seguridad excepcional gracias al conjunto de ayudas que recoge el conocido como Eyesight.

Diseño exterior

A nivel exterior, el Subaru Forester muestra un carácter muy formal y continuista. Pese a que la versión actual es un restyling del modelo de 2013, aún se vislumbran detalles que recuerdan a la tercera generación. Puede parecer algo negativo, pero ahí está Volkswagen Golf, que se actualiza para seguir siendo el mismo.

Desde el frontal es reconocible como un Subaru con un simple vistazo. Esa parrilla marca de la casa, los afilados grupos ópticos con tecnología LED, y un paragolpes influenciado por el ángulo de ataque, le confieren un aspecto distinguido. Es así hasta tal punto que visualmente ya se ve más capaz fuera de asfalto que sus rivales.

Dependiendo del acabado el exterior puede contar con paragolpes más bajos y deportivos.

Subaru Forester: trasera
Trasera del Subaru Forester.

Lo mismo ocurre con la zaga. Con un generoso spoiler, un portón muy vertical y unas protecciones de bajos notables se mantiene ese carácter rudo, que se adereza con unos pasos de rueda ensanchados y unas llantas multicolor de 17 pulgadas.

Diseño interior

Si bien exteriormente es un vehículo correcto, el habitáculo es suficiente para una familia media que quiera una mayor altura que la que ofrecen otro modelos. Quizás el espacio de carga sea su punto más criticable, y es que con 505 litros de maletero se sitúa en la zona media-baja del segmento.

Al menos, los acabados y ajustes son de calidad notable, con superficies acolchadas y asientos de cuero. Además, para los que reclamen tecnología a bordo, hay tres pantallas repartidas por todo el habitáculo. La central recoge el sistema de infoentretenimiento, la superior el ordenador de a bordo y climatización, y la tercera –cuadro de mandos– muestra las asistencias.

Motorizaciones

En el apartado mecánico, el Subaru Forester se nutre de motores bóxer de cuatro cilindros, como el resto de la gama. Concretamente, hablamos de bloques de dos litros de cubicaje, con y sin turboalimentación, y potencias que oscilan entre los 147 y 241 CV.

Las versiones de gasolina se pueden solicitar con adaptación a GLP por 1 750 euros.

No hay rastro de mecánicas híbridas y/o ecológicas más allá de la adaptación a GLP, disponible únicamente en las versiones gasolina. El motor más pequeño disponible es el diésel, con 147 CV que se disimulan con un brutal par de 350 Nm. Su equivalente de gasolina ofrece 150 CV, pero solo 198 Nm de par.

Subaru Forester: trasera
Trasera del Subaru Forester.

La versión de gasolina más potente es quizás la opción más factible si no se opta por el diésel. Partiendo del mismo bloque de dos litros, un turbocompresor aumenta la potencia hasta los 241 CV y el par iguala las cifras de la versión de gasóleo.

Dependiendo de la motorización elegida, nos encontraremos con diferentes cajas de cambios, aunque todas son de tipo CVT. En el diésel ofrece siete velocidades, mientras que los gasolina se conforman con seis y ocho relaciones según la versión.

Asimismo, todos equipan el mismo sistema de tracción total permanente Symmetrical All-Wheel Drive, que aporta la suficiente motricidad para aventurarnos fuera de la carretera, y es que el Forester es uno de los pocos SUV con aptitudes off-road de verdad.

Precios

El Subaru Forester afronta actualmente la recta final de su comercialización, y es que el modelo actual data de 2012, además de que ya se conoce el aspecto que tendrá la siguiente generación, pero no cuándo comenzará su venta. Ante esta situación, la marca promociona el SUV con un descuento de hasta 7 000 euros.

Esta jugosa rebaja es válida para las versiones diésel, reducida a 2 000 euros paras los gasolina atmosféricos y 2 500 euros para el más potente motor turbo. Con los descuentos aplicados, la gama tiene un precio de partida de 27 500 euros, un cantidad inferior a lo que se pide por un Subaru Levorg.

Los niveles de acabados se clasifican en Sport Plus, Executive, Executive Plus y, por último, Executive Plus XT, único acabado compatible con la motorización más potente.

Entre el equipamiento de seguridad más destacable se encuentra el Eyesight ya visto en otros modelos de la firma. Sin embargo, el Subaru Forester solo ofrece este conjunto de ayudas en combinación con los motores gasolina. Si compras el diésel, en cuestión de seguridad irá peor equipado.