SsangYong XLV

Pocas opciones podemos encontrar en el mercado que se equiparen por precio a la opciones y versatilidad que nos aporta este novedoso SsangYong XLV, descubre todo un mundo interior para albergar infinitas aventuras en familia

La compañía coreana SsangYong Motor Company  no produce únicamente vehículos SUV. De hecho su monovolumen más popular es el SsangYong XLV, el cual no tiene nada que envidiarle a otros coches del segmento.

Aunque otras marcas como Citroen y Volkswagen dominan el mercado, este coche tiene algunos aspectos que podrían hacernos reconsiderar nuestra elección.

Quizá las marcas más populares e históricas dominan el mercado, pero si queremos un desempeño comparable a menor precio quizás debamos voltear a mirar al SsangYong XLV. Su tamaño es similar al resto de su clase y su comportamiento está cerca de los resultados conseguidos por los grandes fabricantes.

Diseño exterior

Las medidas de este monovolumen son 1,80 metros de anchura y 1,60 m de altura. Esto solo significa que el SsanYong XLV no tiene nada que envidiarle a alas dimensiones de sus competidores en el mercado.

El exterior del modelo está adornado por lineas que resaltan lo estético de la simpleza. Según los expertos, su parte frontal estaría inspirado en el aspecto que tienen ‘las alas abiertas de un águila’. En líneas generales, su diseño deportivo estaría fundamentado en el SUV más compacto de la compañía: el Tivoli.

Diseño del SsangYong XLV.

Diseño interior y habitabilidad

Una de las características del fabricante coreano es la instalación de complementos tecnológicos de primera, incluso en sus segmentos más bajos. La línea de muchos de sus coches se divide en tres: Line, Premium y Limited.

El modelo más económico viene de serie con programador de velocidad, conexión bluetooth y ordenador de viaje. Con la versión media ascendemos a otro nivel, gracias al climatizador ubicado en las dos zonas del habitáculo, pantalla multimedia, cámara trasera y hasta tapicería de cuero sintético.

Interior del SsangYong XLV.

Al realizar una inversión más grande con el modelo Limited, podemos gozar de sistema de navegación con GPS, techo solar y asientos con calefacción. La habitabilidad es buena, teniendo 1,80 metros de anchura, que son más que suficientes para generar una sensación de comodidad al piloto y sus pasajeros.

También podemos decir que los asientos delanteros de este vehículo son suficientemente grandes; la segunda fila es muy confortable, incluso para los pasajeros más altos.

La altura del coche permite que dos personas que midan 1,85 metros se sienten con el espacio suficiente. Los respaldos traseros pueden inclinarse hasta siete grados hacia atrás.

Tanto el equipo de sonido, bluetooth, como el aire acondicionado funcionan a la perfección. En la capacidad de su maletero, 574 litros son más que suficientes y lo normal en vehículos de este nivel.

Motores y comportamiento

El SsangYong XLV ofrece dos modalidades de motores: de gasolina y diésel. El primero es de 1,6 litros,  potencia de 128 caballos de fuerza y viene con una caja de cambios manual. Por su parte, el motor de diésel tiene la misma capacidad en litros, pero genera una potencia máxima de 115 CV.

Si optamos por este modelo, podremos elegir entre una caja de cambio manual o una automática, ambas con seis relaciones. La tracción automática es quizás uno de los puntos más bajos del vehículo, teniendo una leve tendencia al subviraje.

Con este coche asiático podremos salir de un apuro cuando entremos en terrenos de tierra irregulares y zonas fangosas, difíciles de transitar.

Tanto en la ciudad como en el campo, el vehículo nos servirá bien, siempre que tomemos con moderación y anticipo las curvas. Contamos con una transmisión que no es tan rápida como otros vehículos de su propio segmento.

En la práctica, este automóvil vale mucho más por su confort interno, su diseño despreocupado y un desempeño moderado que puede ser bien valorado por una familia que lo que se puede imaginar a simple vista.

Solo los conductores más exigentes requerirán un funcionamiento más potente. Pocos monovolúmenes compactos del mercado nos darán tanto por tan poco precio.

Precio

A pesar de su gran tamaño y excelente equipamiento, el precio inicial del SsangYong XLV es de 19 000 euros casi siempre. Ahora bien, es muy posible encontrar este vehículo por 15 250 euros, en algunas promociones. Entre tanto, su versión más equipada ronda los 26 550 euros.

Comodidad y elementos especiales por bajo precio resumen las ventajas de adquirir este coche. Quizás existan monovolumenes con mejor comportamiento en el mercado, pero su valor será más alto.

Puede haber llegado el momento de dejar de ver a los fabricantes tradicionales y darle una oportunidad a esta incipiente marca coreana. Probablemente la familia lo agradecerá al entrar en este coche.

Te puede gustar