Rolls-Royce Phantom

El primer ejemplar de este coche salió a las calles de Londres en 1925, y desde entonces, no ha dejado de evolucionar, con diferentes renovaciones puntuales

¿Es el Rolls-Royce Phantom el coche más lujoso de todos los tiempos? Probablemente sí. La versión 2018, la octava generación de este modelo con 93 años de historia, puede definirse como la opulencia. Pero con la elegancia, la clase y el prestigio necesario para no caer en lo extravagancia desmedida.

Esta marcas siempre ha estado buscando atender a un sector muy específico: aquellos que no se preocupan por el precio de un auto al sacarlo del concesionario. O mejor aún, los que ordenan a través de un catálogo y lo reciben en alguna de sus propiedades.

Diseño exterior

El Rolls-Royce Phantom VIII consigue el equilibrio perfecto entre continuidad y renovación. Como ha ocurrido con cada nueva generación, solo hace falta verlo una vez para saber de qué modelo se trata. Después de 14 años desde que salió la versión previa, era necesaria una renovación.

Diseño exterior del nuevo Rolls-Royce Phantom 2018.

 

Entre los aspectos de su renovación, una parrilla más amplia al frente. La complementan a cada extremo dos faros láser que, según lo dicho por los ingenieros de la compañía británica, son los más potentes del planeta; con un alcance que supera los 600 metros.

Otras novedades muy interesantes que se han ido integrando en el Rolls-Royce Phantom son unos listones cromados que recorren el capó hasta el parabrisas.

Para complementar los 5.76 m o 5.98 m de carrocería de aluminio, según la versión, el Phantom ofrece la estructura de acero inoxidable más grande montada sobre un coche de serie. Para los ejes, llantas de aleación de 22 pulgadas.

Rolls-Royce Phantom por dentro: superlativo

Las novedades dentro del habitáculo son otro derroche de lujo y calidad. La renovación del apartado tecnológico es total. Para disfrute de los cuatro pasajeros, más el conductor, lo primero que resalta es una pantalla de 12,3 pulgadas, destinada para controlar todas las funciones multimedia.

Interior del nuevo Rolls-Royce 2018.

Cada uno de los elementos de a bordo puede personalizarse siguiendo los requerimientos de cada propietario. De forma adicional a un amplio catálogo preestablecido de opciones y accesorios a escoger, la compañía ofrece la posibilidad de que un artista decore el salpicadero.

Más allá de gadgets y decorados individualizados, lo más impresionante de la habitabilidad dentro del Rolls-Royce Phantom es su silencio; para ello se emplean más de 130 Kg de elementos aislantes.

Este impresionante modelo también cuenta con lunas acristaladas de doble capa y seis mm de grosor. Con el coche a toda marcha y sin sistemas de audio en acción, lo único audible es el reloj analógico colocado en el salpicadero.

Mecánica y comportamiento dinámico

La última generación del modelo considerado por muchos como el ‘buque insignia’ de Rolls-Royce, equipa un motor de 12 cilindros en V, de 6 749 cc. Ofrece una potencia de 571 Caballos de Fuerza a 3 500 rpm. Para ello utiliza una caja de cambios automática ZF de ocho relaciones.

El paso de 0 a 100 Km/h le lleva solo 5,7 segundos, siendo su velocidad máxima declarada 250 Km/h; como vemos, diseño, confort e innovación van unidos a una potente motorización.

Es un vehículo para viajar, pero también para disfrutar de la experiencia de conducir. Tanto que muchos de sus usuarios tradicionales no se lo piensan para sentarse tras el volante.

Para esta conducción eficienteo intervienen novedades como el sistema Magic Carpet Ride; esta es una innovación creada para alzar la carrocería y ajustar los amortiguadores según las necesidades durante la marcha.

El Phantom también es capaz de leer e interpretar las condiciones de las vías por donde se circule; la ventaja que ofrece es advertir irregularidades en la superficie o la presencia de curvas y reducir al mínimo los movimientos de la carrocería.

Precio

Su coste de salida se ubica en torno a los 478 362 €, versión berlina ‘estándar’, y 564 212 € la carrocería extendida. Este precio se puede multiplicar varias veces según los accesorios y el grado de personalización que se desee. El modelo más caro se vendió por poco más de 13 millones de Euros a un comprador anónimo.

Un coche que vale lo que cuesta

Es difícil conseguir otro coche que se equipare a todo lo que ofrece el Rolls-Royce Phantom. La batalla que libran modelos como el Mercedes Clase S, el Bentley Flying o el BMW Serie 7, es solo para determinar quien ocupa el segundo lugar. Sobre cuál es el coche más lujoso del mundo, no hay dudas.

Te puede gustar