Renault Espace 2020, detalles que marcan la diferencia

Juan · 30 noviembre, 2019
El gran monovolumen crossover de Renault se refresca con pequeños detalles estéticos, una puesta al día tecnológica y motores tan potentes como eficientes.

El Renault Espace 2020 es la última iteración del gran monovolumen de la marca del rombo. Su paso por el mercado en los cuatro años que lleva la presente generación entre nosotros no ha sido todo lo bueno que se esperaba. Con el auge de los SUV, Renault reinventó el concepto dotándolo de una apariencia más cercada a la de un todocamino.

Sin pena ni gloria, los franceses han actualizado a su buque insignia con un diseño más refinado en el que los detalles juegan un papel fundamental. Los cambios más importantes son tecnológicos, con mayor conectividad, pantallas de mayor tamaño como demanda el mercado y un catálogo de asistencias a la conducción ampliado.

Estética refinada

Visualmente, el Renault Espace 2020 juega a las siete diferencias, con cambios muy sutiles entre este y el modelo actual, a la venta desde 2015. El grueso de los cambios se concentran en el frontal, pero también se actualiza la zaga, la paleta de colores y las llantas disponibles.

Renault Espace 2020: frontal.
Frontal del Renault Espace 2020.

Por delante, el paragolpes cambia el diseño de los antinieblas y los cromados del marco de estos. Del mismo modo, los grupos ópticos ahora son Full LED matriciales, con asistente de largas, antideslumbramiento y detector de vehículos con alcance de hasta 550 metros.

Las imágenes corresponden al tope de gama, denominado Initiale Paris.

Por su parte, la zaga se rejuvenece con un paragolpes de nueva factura, con una doble salida de escape de gran envergadura que sigue la tendencia: a buen seguro serán falsas. En cuanto a los nuevos colores disponibles, no se especifica nombre alguno, mientras que las llantas podrán ser de hasta 20 pulgadas.

Tecnología a raudales

Tras una renovación estética bastante sencilla, el interior del Renault Espace 2020 sí que da un paso al frente tecnológicamente hablando. Asimismo, el número de asistencias a la conducción también se incrementa. Es de esperar que los cambios introducidos se repitan en los restyling de los Renault Megane y Talisman que están al caer.

Renault Espace 2020: interior.
Interior del Renault Espace 2020.

La novedad más importante es la última versión del sistema de infoentretenimiento Renault Easy Connect con la ya característica pantalla vertical, ahora con 9,3 pulgadas. Esta es acompañada por un nuevo cuadro de instrumentos digital de 10,2 pulgadas.

A través de la App My Renault se podrá controlar varias funciones del vehículo a distancia.

Poniendo el foco en las ayudas a la conducción, estrena control de crucero adaptativo con control de arranque y parada y mantenimiento de carril, alerta de tráfico cruzado trasero, aparcamiento automático con cámara trasera y detector de fatiga, entre otros.

Gama mecánica del Renault Espace 2020

En el apartado mecánico no hay cambios notables. La gama de motores es la ya existente, aunque gracias a la gestión electrónica el consumo se ha reducido. Son dos las motorizaciones disponibles, un 1.8 TCe gasolina y un 2.0 BlueDCi diésel. El primero ofrece 225 CV de potencia y se asocia a un cambio EDC de doble embrague y siete velocidades.

Renault Espace 2020: trasera.
Trasera del Renault Espace 2020.

Sin tracción total ni en opción, se conforma con cuatro ruedas directrices y varios modos de conducción para adaptarse a todo tipo de terrenos.

Con el fin de ampliar las opciones y un precio de salida inferior, el motor diésel ofrece dos niveles de potencia, con 160 y 200 CV, este último con 400 Nm de par. Para estos la caja de cambios EDC de doble embrague se queda en seis velocidades, una menos.