Range Rover Evoque, la moda manda

El Evoque consigue lo que todos los SUV intentan, originalidad y a la vez no perder la esencia de la marca.

En el año 2012 Land Rover lanzó al mercado el Range Rover Evoque, un SUV de tamaño compacto , donde hasta entonces la marca inglesa no tenía representante. No sabemos si eran conscientes del puntazo que se iban a marcar, pero ha sido un vehículo muy deseado desde su aparición. Sus cifras de ventas no dejan lugar a dudas sobre su éxito.

Con 4,37 metros de longitud, nuestro protagonista tenía la difícil tarea de abrirse hueco en un segmento con mucha competencia. Es cierto que hoy día los SUV premium se venden solos, pero arrebatar ventas al Audi Q3 , BMW X1 o el Mercedes GLA no era tarea fácil. Sin embargo, lo consiguió. Actualmente, le han salido nuevos competidores muy atractivos como el nuevo Jaguar E-Pace o el Volvo XC40, que van a echar todavía más leña al fuego.

Aunque también se encuentra disponible con tres puertas y una versión convertible, nos vamos a centrar en la más demandada por el público: la versión de cinco puertas.

Diseño

Su diseño es el principal culpable del éxito de este Range Rover Evoque. No deja indiferente a nadie, es un coche imponente, atractivo y con mucha, mucha clase.

alt=Range Rover Evoque visión trasera"
Parte posterior del nuevo Evoque.

El frontal destaca por un morro muy alto, con el capó casi horizontal y de formas bastante cuadradas. Si a esto le sumamos una anchura del vehículo de nada menos que 1,96 metros, este modelo goza de una presencia muy robusta. En el último restyling, Land Rover le añadió unas tomas de aire considerablemente más grandes. Destacan unos focos con tecnología LED, situados en una posición notablemente elevada.

En la trasera es donde menos cambios ha experimentado el modelo en sus actualizaciones. Con unos pilotos de pequeño formato que se unen por una franja negra brillante. La luneta trasera es muy pequeña, lo que dificulta la visión hacia atrás. Visto desde su parte posterior, llama la atención la anchura de la vía, poco habitual en coches de su tamaño.

Interior

A pesar de su longitud, el interior está muy bien resuelto. En algunas cotas está por debajo de sus rivales, pero gana con creces en otras tantas.

  • Plazas delanteras: tiene un estilo muy Land Rover, todo en su interior derrocha robustez. El salpicadero es ancho e inclinado, con una pantalla táctil situada un poco baja. Los botones están pensados para ser manejados con guantes, como ocurre con el resto de la gama, por eso son más grandes de lo habitual. Los asientos son cómodos y la posición de conducción muy elevada. El apoyabrazos central podrá ser disfrutado por los dos pasajeros delanteros, ya que es muy ancho.
alt=Range Rover Evoque interior"
Interior del Range Rover Evoque.
  • Plazas traseras: se sitúa un punto por debajo que el Audi Q3 y el BMW X1 en cuanto a espacio para las piernas, pero su anchura es muy superior, por lo que es la mejor opción entre ellos para quien use las cinco plazas con asiduidad. Dispone de salidas de ventilación y los remates en esta parte son tan buenos como en las plazas delanteras, con plásticos acolchados y agradables al tacto.
  • Maletero: con 575 litros, se posiciona por encima de la media, superando a sus competidores alemanes. El nuevo Jaguar E-Pace tiene 577 litros, al nivel del Evoque.

Dinámica

Las carreteras amplias son su lugar favorito, con una suspensión muy cómoda que consigue un aislamiento realmente bueno del exterior. En carreteras con curvas, la suspensión hace lo que puede para contener aproximadamente los 1600 kg que pesa el coche. Si elevamos el ritmo, aparecerán balanceos propios de un coche de su altura y peso.

Es en campo donde este Range Rover Evoque se distancia de sus rivales. Posee sistemas electrónicos como la ayuda para el descenso de pendientes o un programador de velocidad para campo (hace que el conductor solo se preocupe de la dirección en terrenos abruptos). Elementos que le distancian de sus alternativas en el mercado.

Sus ángulos de ataque y salida son buenos para tratarse de un todocamino. Sin duda, es la mejor alternativa para quien busque un coche de este tipo y circule fuera de asfalto regularmente.

Motor

Dispone de una gama de motores muy acertada y lo suficientemente amplia para contentar a la mayoría de posibles compradores.

  • Gasolina: dispone de un solo bloque de dos litros, con 240 o 290 CV de potencia y con un consumo de 7,3 y 7,6 litros a los 100 km respectivamente. Se trata de un consumo un poco elevado si lo comparamos a los logrados por sus competidores con motores parecidos. Solo están disponibles con tracción a las cuatro ruedas.
  • Diésel: el gasóleo se lleva la mayoría de las ventas de este Range Rover Evoque. También viene con un motor de dos litros, pero esta vez con tres niveles de potencia: 150, 180 y 240 CV. Solo el de 150 CV está disponible con tracción a dos ruedas, el resto solo a cuatro. El más recomendable es el de 180 CV, ya que el de 150 se queda un poco corto para el peso del coche (pasa de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos). La versión de 240 CV está destinada para quien busque algo más prestacional (tarda 7,3 segundos en pasar de 0 a 100 km/h).
alt="Frontal del nuevo Range Rover Evoque"
El Range Rover Evoque cuenta con una versión convertible.

Precios del Range Rover Evoque

Parte desde 35.100€ en la versión Pure de 150 CV diésel 4×2 hasta los 72.800€ del 240 CV 4×4 automático. Son precios muy dispares, y un poco elevados si los comparamos con sus alternativas y no lo compensa ni con mejores consumos, prestaciones o equipamiento.

Conclusión

Si te gusta su diseño te va a costar no elegirlo, ya que el Evoque es diferente a los demás. Si le vas a dar uso también fuera del asfalto o a transportar a cinco personas a menudo, no lo pienses, es una magnífica opción. Pero si lo que buscas es eficacia en los motores, bajos consumos, buen comportamiento en carreteras de montaña o agilidad en ciudad, este no es tu coche.

Categorías: Land RoverMarcas Etiquetas:
Te puede gustar