Nuevo Mercedes Clase B, el monovolumen para familias jóvenes

· 17 octubre, 2018
Mercedes sigue su curso de renovaciones con la actualización de su monovolumen, el Clase B, un coche destinado a familias jóvenes y listo para cubrir todas las demandas del día a día con una notable dosis de distinción

El mercado de los monovolúmenes está de capa caída. La popularidad de los SUV avanza imparable, derrocando segmentos que hasta no hace mucho eran de suma importancia para los fabricantes. Pese a los problemas, Mercedes repite y nos presenta la tercera generación del Mercedes Clase B, su monovolumen compacto.

Tras una primera generación de prueba y una segunda generación que supuso toda una revolución, un soplo de aire fresco en un segmento en decadencia, de cara a 2019 afronta una nueva generación que mejora todo aquello que quedó pendiente con la versión anterior. Como no podía ser de otra forma, se basa en el Mercedes Clase A.

Diseño exterior

Siguiendo la tendencia de los últimos lanzamientos, el nuevo Mercedes Clase B se muestra desafiante en su vista frontal, más afilado, bajo y vertical, con una curiosa firma lumínica de dos franjas LED sobre el resto de diodos LED de los grupos opticos. En esta nueva generación, todo el alumbrado lleva esta tecnología.

La vista lateral bien podría pasar por la del modelo que aún vende la marca, pero un vistazo más en detalle revela sutiles cambios. Por un lado tenemos una carrocería esculpida con más suavidad, jugando con los volúmenes de forma natural y no con aristas marcadas. Por otro lado está el codo final inferior de las ventanillas con pendiente ascendente.

Para aquellos que busquen más deportividad la marca ofrece el paquete exterior AMG Line, con paragolpes más agresivos, suspensión rebajada y llantas de mayor tamaño.

Visto desde atrás también se percibe mayor dinamismo. Se han suprimido algunos cromados y la forma del maletero recoge con gracia la placa de matrícula. Cargar objetos será más fácil gracias a un borde de carga más bajo, dejando menos espacio a un paragolpes cuyo esbelto difusor cuenta con dos salidas de escape –a todas luces– falsas.

Diseño interior

El habitáculo también ha sido protagonista de la evolución en diseño y tecnología en la que está sumergida Mercedes actualmente. La gran cantidad de botones del salpicadero actual ha dejado paso a un espacio más limpio y sencillo, en el que solo quedan los controles de la pantalla central y de la climatización.

Justo por encima y presidiendo todo el interior nos encontramos con la tableta de pantalla doble –7″ o 10,25″ según versión– que acentúa ese toque tecnológico del que presume. Es una solución sencilla para recoger tanto la pantalla del cuadro de mandos como la de infoentretenimiento.

Interior del nuevo Clase B.
Interior del nuevo Clase B de Mercedes.
Mercedes Clase B Sports Tourer: interior
Antiguo interior del Mercedes Clase B.

La simpleza que proporciona la tableta doble y la práctica ausencia de botonera física contrasta con el trabajado diseño de las tomas de ventilación. Inspiradas en la aviación, cuentan con iluminación ambiente personalizable en conjunto con el resto de luces ambientales repartidas por el habitáculo.

Sus formas generales le han ayudado a disponer de numerosos huecos portaobjetos, un detalle que es bienvenido en un coche orientado a un uso ocio-familiar. Del mismo modo, cabe destacar su capacidad para acoger a cinco adultos sin complicaciones y con un maletero de 455 litros de capacidad.

Gama mecánica

Desde el mismo lanzamiento el Mercedes Clase B contará con tres mecánicas de gasolina y otras tres de gasóleo. Todas las variantes parten de bloques tetracilíndricos turboalimentados, con potencias que oscilan entre los 116 CV y los 224 CV. Inicialmente solo estará disponible con cambio automático, reservando el manual para más adelante.

Diseño del nuevo Clase B.

Los motores diésel irán asociados a un cambio automático de 8 relaciones, 7 en el caso de los gasolina.

Del lado de los gasolina encontramos las versiones B 180, B 200 y B 250, con 136, 163 y 224 CV de potencia respectivamente. Por su parte, los diésel B 180d, B 200d y B 220d ofrecen 116, 150 y 190 CV respectivamente. 

Si prestamos atención a los motores disponibles y la relación entre el Mercedes Clase B con el Mercedes Clase A nos daremos cuenta de que son gamas gemelas. Economía a escala que deja a las variantes más básicas con motores que podemos encontrar bajo el capó de un Renault Megane.

Llegada al mercado

La tercera generación del Mercedes Clase B podrá reservarse a partir del mes de diciembre, aunque las primeras unidades en llegar no lo harán hasta el mes de febrero de 2019. Hasta entonces poco se sabrá del precio de venta de este nuevo monovolumen compacto.

Actualmente el Mercedes Clase B a la venta tiene un precio de partida de unos 30 000 euros para los B 180 y B 180d. Es de esperar que el nuevo modelo siga en esta línea para mantener así la batalla que libra desde hace unos años con el BMW Serie 2 Active Tourer.