Mercedes-AMG GLE 43 / 63 / 63 S

La división deportiva de la marca alemana actualiza su gran todocamino del segmento E, incluida la espectacular versión Coupé, con algún cambio de carrocería y unos detalles interiores con toque 'racing' que llaman mucho la atención

La renovación de medio ciclo que sufrió en 2015 el todocamino del segmento E de Mercedes, en la que se mejoraron el aspecto exterior, interior y motorizaciones, también afectó a las versiones más prestacionales, aquellas firmadas por AMG.

Con los cambios introducidos entonces en la gama, los AMG GLE también se han apuntado al carro de las tres versiones de corte deportivo.

Con diferencias estéticas con respecto a los GLE corrientes, se coloca como una de las opciones más potentes del segmento, aunque ya comienza a quedarse ligeramente por detrás de rivales como el BMW X5 M y el Porsche Cayenne Turbo en cuestiones de potencia. Sin embargo, el de la estrella también está disponible con carrocería cupé.

Exterior musculoso

Cualquier resquicio de modelo de corte lujoso que tuviera el modelo convencional ha desaparecido tras el tratamiento de AMG. Sin embargo, como viene siendo habitual, la ‘pequeña’ de las tres versiones  –GLE 43– apenas se diferencia por las cuatro colas de escape; en esencia es un GLE equipado con el kit exterior deportivo de AMG.

Al igual que en el resto de ocasiones, las versiones ‘pata negra’ son las que más cambios han recibido estéticamente, ya sea con elementos funcionales o decorativos.

En conjunto, el coche se asienta en el suelo con mucho músculo gracias a los pasos de rueda ensanchados; si bien lo que más destaca es el prominente frontal, con una enorme toma de aire inferior y la nueva parrilla firmada por AMG.

Todocamino o SUV Mercedes AMG GLE: trasera
Vista trasera de la versión Coupé del Mercedes-AMG GLE

Nuevas taloneras y llantas de 21 pulgadas –de 22 en opción– rematan un perfil bastante continuista y sin sorpresas. En cuanto a la zaga, presenta un tímido alerón sobre el portón y un enorme difusor funcional que alberga las cuatro colas de escape trapezoidales marca de la casa.

Interior racing

Cara al interior, los cambios introducidos son los que se esperan en una versión deportiva como la que protagoniza estas líneas. Nuevos son el volante y los asientos de corte más racing, así como una batería de nuevas molduras decorativas.

Además, el sistema multimedia del coche presenta funciones exclusivas de AMG, como datos del motor en directo o cronómetro para circuito.

Más desapercibido pasa un detalle del cuadro de mandos, y es que el velocímetro está tarado hasta 260 km/h, una cifra bastante sorprendente para un coche familiar que supera las dos toneladas de peso de forma holgada.

Tres versiones disponibles

La gama AMG del Mercedes GLE está compuesta por tres versiones, las cuales repiten la fórmula utilizada en los GLC y Clase E AMG, y utilizan dos propulsores diferentes. La más pequeña, el AMG 43, hace uso de un motor V6 3.0 biturbo de 390 CV de potencia y 520 Nm de par, mientras que su velocidad máxima queda limitada a 250 km/h.

En lo que respecta a las dos versiones grandes, los 63 y 63 S, comparten el mismo propulsor V8 5.4 biturbo; que en la versión estándar homologa unas cifras de 557 CV de potencia y 760 Nm de par máximo.

Por su parte, la versión ‘S’ aumenta su potencia hasta los 585 CV, mientras que la cifra de par se mantiene intacta; lo mismo ocurre con la velocidad máxima, de 250 km/h en ambas versiones.

De forma exclusiva, y sin opción a cambios, el GLE 43 se conforma con una transmisión automática de 9 velocidades; las variantes con motor V8 hacen uso de una transmisión de ‘solo’ 7 relaciones.

Precios

Las tarifas para hacerse con uno de los SUV más potentes del mercado no son precisamente bajas; más aún si se opta por la carrocería cupé y su importante suplemento a la factura, el cual detallaremos junto al precio base de la versión normal.

En cuanto al GLE 43, los precios parten de los 83 475 euros, cifra que aumenta hasta los 95 475 euros en el caso del cupé, por lo que este modelo es el que mayor diferencia muestra entre versiones. Para acceder al GLE 63 básico habría que desembolsar 132 475 euros, y 139 925 euros en el caso del cupé.

Por último, y más interesantes, son los precios del GLE 63 S, y es que para los 143 975 y 151 850 euros que cuesta el normal y el cupé, respectivamente, suponen un extra admisible debido a las mejoras respecto al nivel inmediatamente inferior.

Datos del Mercedes-AMG GLE

  • 5 puertas
  • 5 plazas
  • Maletero: 690 y 650 litros (Coupé)
  • Tracción total 4MATIC
  • Motores V6 y V8 biturbo con potencias de 390, 557 y 585 CV
  • Consumo y emisiones: desde 8,9 l/100 km y 205 g/km de CO2
  • Cambio automático de 7 y 9 velocidades
  • Precio: desde 83 475 euros
Te puede gustar