Hyundai Nexo 2018

· 9 octubre, 2018
Este modelo llega para tomar el relevo del Tucson Full Cell, conocido como ix35 Fuel Concept, un coche no se llegó a comercializar en España, pero que se convirtió en la primera apuesta en firme de la automotriz coreana con el hidrógeno, el elemento químico más abundante del universo

Las energías alternativas para coches no se limitan exclusivamente a los sistemas híbridos enchufables o a los completamente eléctricos. Prueba de ello es el Hyundai Nexo 2018, vehículo que es impulsado por una pila de combustible que reacciona al hidrógeno. Una tecnología libre de emisiones contaminantes.

Diseño exterior

Más allá de su singular fuente de alimentación, se trata de un SUV con líneas bastante similares al resto del catálogo Hyundai. A primera vista, a pesar de algunos elementos que transmiten una imagen moderna, como unos tiradores de las puertas colocados al ras de la carrocería, no es un coche futurista.

Nuevo Hyundai Nexo 2018.

Al frente destaca una parrilla de gran tamaño, acompañada por faros LED muy finos. A los lados, el techo da la sensación de flotar sobre el pilar C, mientras que en los faldones se aprecian protectores de plástico.

La parte trasera ofrece limpieza, con apenas elementos que resaltan a la vista. Los pilotos LED de orientación horizontal quedan divididos entre el portón trasero y el borde vertical que sobresale de la carrocería. Mientras que sobre la luneta se ubica un spoiler que ‘estira’ la silueta del coche.

Interior y equipamiento

El Hyundai Nexo 2018 reserva lo mejor para su interior. Aunque su habitáculo, en cuanto a imagen, no ofrece mayores novedades. Promete, eso sí, espacio suficiente para cinco ocupantes, junto con un maletero de 461 litros para equipajes.

El equipamiento tecnológico es de primer nivel. Destacan de entrada dos pantallas digitales de máxima resolución. La más pequeña, de siete pulgadas, sirve como panel de instrumentos. La segunda, de 12,3″ táctil, va justo en medio de la consola central para cumplir con todas las funciones de infoentretenimiento.

Interior del Hyundai Nexo 2018.

La batería de sistemas de seguridad y ayudas a la conducción es sumamente amplia. Se vale de un equipo de detección de objetos en ángulo muerto que no se limita a emitir señales de alarma.

También muestra en la pantalla central imágenes de lo que hay a los lados y detrás del auto. Esto gracias a múltiples cámaras dispuestas sobre la carrocería, para complementar la información que obtienen los conductores de los espejos retrovisores.

Cuando se marcha por entornos urbanos o también sobre carreteras y autovías, se puede activar un asistente de mantenimiento de carril. Es una tecnología que funciona en desplazamientos hasta 145 Km/h.

Otra innovación tecnológica es un programador de velocidad activo, capaz de reducir de forma automática la marcha para adecuarla a los límites establecidos para cada vía.

Pero de todas las funciones la que más resalta es el aparcamiento automático remoto. Ofrece la posibilidad de acomodar el vehículo, sin que el conductor deba ocupar el asiento tras el volante; este sistema es similar al que ya portan modelos top de marcas como BMW o Mercedes-Benz.

Mecánica

Las prestaciones del Hyundai Nexo 2018 lo igualan, incluso por encima en algunos casos, en comparación con sus “hermanos” de marca. Su motor ofrece 163 CV, con 395 Nm de par máximo.

El 0 a 100 lo realiza en 9,2 segundos, siendo su velocidad punta 179 kilómetros por hora. El modelo básico del SUV Kona se limita a 120 Caballos de Fuerza; mientras que para llegar a los 100 Km/h, requiere de 12 segundos.

Además, dentro de la gama de “hidrógenos”, el Nexo mejora lo conseguido por el Tuscon Full Cell. No solo en cuanto a potencia, también en el apartado de autonomía, pasando de poco menos de 600 kilómetros, a superar la barrera de los 800. Es esta una cifra por el momento fuera del alcance de cualquier coche eléctrico.

Adicionalmente, para recargar por completo los tres tanques que energizan el auto (tres bloques de 52,2 litros), solo se necesitan cinco minutos. Un tiempo bastante ajustado, en comparación con otros vehículos similares.

Los ingenieros de la compañía asiática aseguran que el Nexo puede funcionar bajo las más duras condiciones. Los depósitos se refrigeran hasta en temperaturas superiores a los 49°C; con heladas de -29°C, solo se requerirán de 30 segundos hasta calentar el hidrógeno y emprender la marcha.

Hyundai Nexo 2018: ¿viable en España?

Los coches a combustión fósil siguen dominando el mercado español. Los números de las tecnologías híbridas enchufables son discretos, mientras que las ventas de los propulsores impulsados por hidrógeno son prácticamente nulas.

El principal obstáculo que debe sortear el Hyundai Nexo 2018, es que en todo el país apenas hay cinco estaciones donde se puede repostar. Otro obstáculo es un precio base de 69 000 €.