Hyundai i20, presume de aires de compacto

En 2014, la marca coreana renueva su utilitario. El Hyundai i20 sustituye a la anterior generación, lanzada en 2009 y retocada en 2012. El salto de calidad que ha experimentado este utilitario es muy grande, pasando de ser un modelo inferior a la mayoría de sus rivales a ponerse como referente en muchos aspectos.

Sin duda, la última generación que ha llevado a cabo Hyundai en todos sus modelos ha producido una gran revolución a nivel de marca. Ahora sí puede mirar a los ojos a sus rivales.

Diseño

Estéticamente, el salto ha sido enorme. Ha pasado de ser un coche que todavía recordaba al anterior Hyundai Getz, a lucir un aspecto deportivo y elegante. Con 4,03 metros, rivaliza con modelos de la talla del Seat Ibiza, Ford Fiesta o Volkswagen Polo.

Hyundai i20 interior nuevo
Interior del Hyundai i20.

En la parte delantera, como ocurre con todos los modelos nuevos de la marca, destacan unas ópticas afiladas, con una parrilla de gran formato. Lo más llamativo son las luces diurnas, que ocupan toda la parte superior de los focos y resultan francamente bonitas.

En la parte trasera, la marca coreana optó por utilizar pilotos horizontales y alargados, mucho más estilizados, que otorgan más sensación de anchura al conjunto. Otro de los cambios, es el de incluir algo muy de moda, techo flotante, que no es más que pintar de negro brillante el pilar C; con esto parece que están unidas las ventanillas traseras con la luna posterior.

alt="Nuevo hyundai i20 2014"
El Hyundai i20 con el efecto techo “volante”.

Interior

Sin duda, este es uno de los apartados donde más puede sacar pecho este Hyundai i20. Analicemos por partes:

  • Plazas delanteras: aquí, el espacio disponible apenas varía respecto a la generación anterior, algo que no es ningún inconveniente, ya que el anterior i20 ya disfrutaba de un interior muy amplio. En el salpicadero reinan la funcionalidad y la robustez por encima de la estética. No da sensación de anticuado, pero se diferencia de la tendencia actual de incluir todos los mandos en una pantalla de gran formato. El i20 perderá los adeptos que busquen lo último en tecnología. En la parte alta del salpicadero puede traer un soporte para colocar el teléfono.
  • Plazas traseras: en esta fila de asientos, dos adultos viajarán con mucha holgura. El espacio para las piernas es muy bueno, mucho mejor que en un Ford Fiesta o un Renault Clio. En la anchura para las hombros, aunque es de los mejores de la categoría, no consigue acomodar a tres adultos confortablemente. No dispone de salidas de aire en estas plazas, algo habitual, pero sí cuenta con anclajes Isofix en las dos exteriores y TopTheter.
  • Maletero: se nota que la marca ha trabajado para lograr la máxima practicidad posible. Con 326 litros de volumen, este Hyundai i20 se sitúa entre los mejores del segmento. Además, goza de unas formas muy aprovechables. Existen compactos de prestigio, como el Volvo V40 o el Mercedes Clase A que no pueden presumir de mucho más maletero que el utilitario coreano, con 335 y 341 litros, respectivamente.

Dinámica

El Hyundai i20 tiene un aplomo correcto en carreteras rápidas. El nivel de ruido aerodinámico, de rodadura y el sonido del motor quedan muy bien aislados en marcha. La suspensión es muy confortable, al nivel de un Renault Clio.

En carreteras lentas, con curvas pronunciadas, el pequeño coreano se defiende sin problemas en conducción normal. Cuando elevamos el ritmo, un ligero subviraje entorpece un poco la trayectoria, pero nada incómodo o preocupante. En este escaparate hay competidores que se defienden mejor: Ford Fiesta o Peugeot 208, por ejemplo.

Es un vehículo aconsejable para afrontar largos viajes sin problema, con un nivel de comodidad y seguridad más cerca de un compacto que de un vehículo urbano.

alt="El hyundai i20 ha crecido respecto a su antecesor"
El i20 ha crecido de tamaño respecto a su antecesor.

Motor

Hyundai pone a nuestra disposición una amplia variedad mecánica, con potencias bien escalonadas. Veámoslo por partes:

  • Gasolina: el motor de acceso más básico es un 1,2 litros atmosférico de 85 CV de potencia, con unas prestaciones que lo limitan bastante a ciudad y alrededores. Por encima tenemos un 1,4 litros de 100 CV, aunque superior, con un funcionamiento a bajas revoluciones también muy pobre. Los más aconsejables son los modernos turboalimentados de un litro, disponibles en 100 y 120 CV. Este último bloque garantiza unas prestaciones a la altura de las posibilidades del coche. Todos ellos los podremos configurar tanto con la versión coupé como con la de cinco puertas.
  • Diésel: dispone de dos opciones a elegir. La menos prestacional monta un 1,1 litros con 75 CV de potencia, con unas prestaciones muy pobres (necesita 16 segundos en pasar de 0 a 100 km/h). La segunda opción monta un 1,4 litros que rinde 90 CV. Las prestaciones son bastante pobres para la potencia y peso del vehículo, necesitando 12,1 segundos en pasar de 0 a 100 km/h. El consumo se mantiene en la media, con 4,1 litros a los 100 km.

La versión de motor gasolina turboalimentada es la que mejor se compenetra con este utilitario, haciendo del i20 una delicia en cuanto a vibraciones, insonorización y capacidad de aceleración.

Precios

Parte de los 14.750€ con el motor 1.2 gasolina de 85 CV y acabado básico Essence y va hasta los 22.565€ del i20 equipado con el motor 1.4 CRDi con 90CV y acabado tope de gama Active Style.

Son precios muy parecidos a los de sus rivales, con un abanico bastante amplio para satisfacer a la mayor parte de la clientela.

Conclusión

Si buscas un vehículo estable, cómodo y práctico, este Hyundai i20 puede ser una magnífica elección. Si eres de los que busca un plus de agilidad en una carretera de montaña, modelos como el Ford Fiesta te harán sonreír más. La marca coreana trae argumentos más que convincentes para hacer frente a los Top ventas del segmento. ¿Lo conseguirá?

Categorías: Hyundai Etiquetas:
Te puede gustar