Gumpert Apollo

Este superdeportivo de lujo, coupé de dos puertas, fue creado para un público muy selecto, y aunque no es un coche económico hay que reconocer que cada detalle bien vale la pena la inversión

Lujo, potencia y mucho más. El Gumpert Apollo derrocha el estilo impactante de un deportivo auténtico. Es un coche con historia, concebido para exigentes competiciones y para circular en la ciudad, una combinación exitosa.

Un vehículo de altas prestaciones

El Gumpert Apollo tiene capacidad para llegar a 100 kilómetros por hora en tres segundos y a los 200 en 8,9 segundos. Puede alcanzar desplazamientos de hasta 360 kilómetros por hora.

Esto no es producto de la casualidad. Fue un minucioso trabajo desarrollado por su creador, Roland Gumpert; se incluyó un potente motor biturbo ocho cilindros, de 4,2 litros y de 650 CV de potencia. Tiene también una caja secuencial de siete cambios y un diferencial Torsen auto-blocante.

Más potencia y lujo

El Gumpert Apollo ofrece la opción de elevar la potencia de su motor a 700 cv y 800 cv. Estos últimos modelos están concebidos para campeonatos GT; siempre siguiendo la normativa de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). Homologar la versión comercial para la competición solo requerirá detalles mínimos.

Gumpert Apollo desde atrás.

El propietario de este selecto superdeportivo tiene la opción de adquirir extras como el DVD, la cámara y navegador. También la tapicería de piel o el climatizador.

Rápido y ligero

Este hermoso y potente coche, casi artesanal, posee varias entradas de aire en su carrocería. Se suman un difusor trasero y alerones que lo convierten en una verdadera joya.

El Gumpert Apollo es un vehículo ligero, elaborado con aluminio y fibras de vidrio y carbono, cuyo peso no supera los mil 200 kilogramos. Las puertas tipo alas de gaviota son uno de sus atractivos

Otra característica de este modelo es un vehículo muy bajo, pero ancho. Este superdeportivo mide 4,46 metros de largo, dos de ancho y 1,14 metros de alto.

Lujo y calidad

Los diseñadores del Gumpert Apollo no han escatimado en detalles. Cuenta con frenos AP Racing con calipers de seis pistones. También posee embrague Sachs, diferencial Torsen y electrónica Bosch.

Interior del Gumpert Apollo.

La suspensión puede ser ajustada manualmente entre 40 y 120 milímetros de altura; también ofrece un sistema que levanta el coche en ambos ejes en 40 mm. Así se garantiza una más cómoda conducción en la ciudad.

Neumáticos más anchos atrás

Sus neumáticos Pirelli poseen medidas distintas para el tren delantero, de 255/35 ZR19; y para el trasero, de 345/35 ZR19. En la última versión, el Apollo Arrow, las llantas son Michelin Pilot Sport Cup 2. Posee rines monobloque de 20 pulgadas en la parte delantera y 21 en la parte trasera.

Un coche con historia

El primer modelo del Gumpert Apollo fue presentado en 2005. Ese año fue creada la empresa Gumpert Sportwagenmanufaktur GmbH, situada en Altenburgo, Alemania.

Este superdeportivo de altas prestaciones fue concebido por Roland Gumpert, un trabajador de la marca Audi, donde llegó a ser director deportivo. El deseo de desplegar su capacidad creativa lo llevó a separarse de la importante empresa. Junto a Roland Mayer, jefe de la casa de tuning alemana MTM, fundó la compañía en Alternburgo.

Estos dos talentos dieron paso al Gumpert Apollo, del que esperaban ensamblar 150 unidades entre 2005 y 2008. Era un vehículo concebido para carreras de alta competición, pero también para circular en la calle. De hecho, cuenta con licencia de coche de turismo.

La fabricación comenzó a idearse en el año 2001, pero los primeros modelos fueron presentados en 2005 con diseños de Marco Vanetta. Dos universidades en Münich, la Technical University y la Ingolstadt University of Aplied Science, participaron en la construcción del primer prototipo.

Características del  Gumpert Apollo

En 2005, el Gumpert Apollo participó en su primera competición, la Divinol Cup en las pistas de Hockenheimring. Durante 2008 compitió en las 24 horas de Nürburgring. En ambos eventos tuvo una destacada participación, con posiciones en lo más alto.

A lo largo del año 2007 se presentó una nueva versión, bautizada como Apollo S, un coche aún más radical y superdeportivo. Era uno de los vehículos con menos altura a la venta, que poseía una caja de velocidades de seis cambios.

En 2016, un renacido Apollo Arrow ofreció un modelo más suave, pero que mantiene su estética ancha, agresiva y deportiva. Fue presentado en el salón de Ginebra de ese año, con mucha expectación por parte de los asistentes al evento.

Categorías: Marcas Etiquetas:
Te puede gustar