Ford GT, revive el ícono de LeMans

El Ford GT es uno de los clásicos americanos, el paso del tiempo no parece hacer mella a uno de los grandes de la carretera, más lanzado que nunca a conquistar nuevos retos

El Ford GT es un superdeportivo biplaza producido por Ford desde el año 2005. Su diseño está inspirado en el coche de carreras original de la época de los años 60, el Ford GT40.

En el 2016 fue lanzado el nuevo modelo del Ford GT, con motivo de conmemorar los 50 años de su gran logro al vencer a Ferrari en la carrera de Le Mans en el año 1966. Entre sus rivales se encuentran el Ferrari 488 GTB y el McLaren 675 LT.

El nuevo modelo del GT viene con un diseño exterior que nos hace recordar el icono de las carreras de antaño, con una motorización poderosa y las nuevas tecnologías incluidas lo harán relucir en cualquier aspecto.

Exterior

Nuevo Ford GT.

Su diseño está orientado a llenar las expectativas más altas. La nueva carrocería del Ford GT tiene la fluidez de una una gota de agua, con unas dimensiones de 4,78 metros de largo y 2,0 metros de ancho.

Su carrocería está fabricada con fibra de carbono al igual que su chasis; el subchasis es de aluminio para la protección de los ocupantes en caso de accidentes.

La silueta que muestra el nuevo Ford GT está inspirada en diseños de aeronáutica para brindar mayor aerodinámica a la hora de conducción.

Sus puertas son de apertura vertical y en el frontal, el parabrisas en forma curvada ayuda al conductor a tener una mejor visibilidad; en la parte posterior se incluyen pequeñas aletas y un alerón retráctil.

Este nuevo modelo viene con unas llantas Michelin Pilot Super Sport Cup 2 que van en ruedas de 20 pulgadas los cuales son de aluminio, pero se pueden pedir en fibra de carbono. Estos neumáticos fueron diseñados exclusivamente para el Ford GT.

Interior y equipamiento

Nuevo Ford GT interior.

El diseño que se aprecia dentro del Ford GT es de un estilo bastante minimalista enfocado mayormente a el conductor; las únicas dos plazas están integradas a el habitáculo —también fabricado en fibra de carbono— para así reducir el peso del coche y brindar sus ocupantes todas las sensaciones que produce el chasis.

El nuevo volante tiene un estilo al de los bólidos de Fórmula 1, de forma aplastada donde todos los mandos están al alcance de los dedos del conductor permitiéndole un acceso de manera inmediata a las levas de los cambios de marchas.

La configuración interior del nuevo GT a pesar de ser algo simple ofrece elegancia, sus plazas y el nuevo volante le dan ese toque de confort necesario para las elevadas velocidades que monta.

Además, incluye una instrumentación totalmente digital y personalizable, que se suma a un sistema multimedia que incluye el sistema SYNC3 de Ford.

Mecánica

El Ford GT cuenta con un motor V6 Ecoboost TwinTurbo de 3,5 litros. La potencia que desarrolla este bloque es de 656 caballos de fuerza y un par de 746 Nm. Una verdadera bestia de propulsor solo para un peso sólo 1.360 kg.

Su caja de cambios es automática de siete relaciones y doble embrague y por otro lado, la tracción del bólido está encargada del eje trasero y su velocidad máxima es de 347 km/h.

Sus suspensiones proporcionan una dirección fiable y sólida en las cuatro ruedas. La suspensión es de tipo ‘pushrod’, que significa que el conjunto muelle-amortiguador va colocado en posición casi horizontal, en vez de vertical. Con tales mecánicas, solo se puede esperar velocidad de este coche.

¿Cómo comprar un Ford GT?

Nuevo Ford GT.

No es cualquier coche, por lo que no es precisamente barato. Es un vehículo de altas prestaciones diseñado para correr, y su precio estará más cerca que lejos de los 400 000 dólares.

La producción del Ford GT es de solo 250 unidades al año durante cuatro años y para comprarlo, debes presentarte a un examen y realizar un vídeo en el que demuestres que de verdad eres un entusiasta del motor.

Ford es bastante riguroso en el proceso de ventas del Ford GT, ya que no quieren que alguien adquiera el bólido para luego subastarlo con apenas unos kilómetros recorridos. De hecho, la compañía del óvalo te hace firmar un contrato por el que no puedes vender tu Ford GT hasta dos años luego de haberlo comprado.

Categorías: Ford Etiquetas:
Te puede gustar