Citroën C5 Aircross

Francisco María García · 20 julio, 2018
Los principales atributos del C5 Aircross para seducir al público se centran en un diseño que equilibra potencia sin abusar de la agresividad; a nivel tecnológico, condensa un buen número de ayudas para la conducción, una muestra clara de que la marca también apunta hacia la conducción totalmente autónoma

El Citroën C5 Aircross es la última apuesta de la marca gala dentro del segmento automotriz de moda en el viejo continente. Presentado en el Salón de Shanghái de 2017, su debut en territorio europeo está previsto para el último trimestre de 2018.

Este modelo llega para competir contra coches que se han hecho realmente fuertes dentro de un mercado que no para de crecer: el de los ‘todocamino’. Le toca hacerse espacio entre el Nissan Qashqai y el Peugeot 3008. Tiene en común con este último la plataforma modular EMP 2, desarrollada por el grupo PSA.

Diseño exterior

El Citroën C5 Aircross es un SUV compacto de dimensiones importantes. Sus 4,5 m de largo lo sitúan por delante de rivales como el Hyundai Tucson (4,47 m) o el Peugeot 3008 (4,4 m).

Exterior del Citroën C5 Aircross.

En su parte frontal, este modelo ofrece una delantera poderosa de gran tamaño, complementada con los ya característicos faros dobles de los coches con las V invertidas. En la retaguardia, dos enormes pilotos LED de forma ovalada que hacen juego perfecto con el sistema de escape.

Sus neumáticos, que pueden coronarse con llantas de aleación de entre 17 y 19 pulgadas, elevan la carrocería 230 mm del suelo. Esto complementa su ya imponente imagen, con mayor seguridad y fortaleza.

Diseño interior

Espacio modular, este es un buen concepto para definir el habitáculo del Citroën C5 Aircross. Cinco plazas con la amplitud suficiente para que sus ocupantes viajen con total comodidad. En la fila trasera, tres banquetas de medidas idénticas, que garantizan que se trata de un coche para cinco pasajeros y no un modelo ‘4 + 1’.

Interior del Citroën C5 Aircross.

Un maletero de 580 litros sirve para abultados equipajes; se accede a él a través de un portón vertical con motor eléctrico. Con todos los asientos posteriores abatidos, la capacidad del maletero alcanza los 720 litros.

Para optimizar el espacio del maletero, las banquetas pueden recogerse de manera individual, quedando ‘ocultas’ a la misma altura del piso, lo que confiere una superficie totalmente plana.

El conductor de este innovador vehículo dispone de un panel de instrumentos completamente digital, desplegado sobre una pantalla de 12 pulgadas.

Una segunda pantalla de ocho pulgadas a mitad del salpicadero, permite configurar sistemas básicos como la climatización, además de los servicios de información y entretenimiento. Este gadget es compatible con Apple Car Play y Android Auto.

Insonorización total y máxima calidad de aire

El habitáculo del nuevo C5 sube un peldaño el nivel de insonorización interna. Para ello, los diseñadores han optado por emplear cristales laminados en las ventanillas laterales; por su parte, el equipo de aire acondicionado cuenta con un filtro de carbón activo.

Comodidad y placer

Las banquetas delanteras pueden venir equipadas con sistemas de calefacción personal. Otra de las opciones disponibles son cinco programas para masajes, gracias a ocho cámaras neumáticas repartidas en los espaldares.

Tecnologías disponibles en el Citroën C5 Aircross

Hasta 20 sistemas de ayudas para la conducción están disponibles a bordo del nuevo todocamino de Citroën. Son conocidos los ya tradicionales asistentes para mantenimiento del carril y alerta en ángulo muerto.

Como novedades, el nuevo C5 también ofrece, entre otros, control de velocidad crucero adaptativo, frenada automática de emergencia, detector de fatiga y reconocimiento de señales de tráfico.

Motorizaciones

El Aircross ofrece dos motores a gasolina Pure Tech, así como tres versiones diésel Blue HDi, con potencias que oscilan entre los 130 y los 180 CV. La transmisión puede ser manual de seis velocidades o automática de ocho relaciones. (Esta última opción solo disponible con motores diésel).

La suspensión: un rasgo superlativo

Una de las bazas más resaltantes en el Citroën C5 Aircross, es su suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos. Este sistema llega al mercado después de décadas de desarrollos en coches de rallys, que ahora aparecen dentro de un vehículo comercial de uso personal.

Precio

A la espera de confirmación oficial, se espera que el precio de salida se ubique alrededor de los 25 000 €, aunque habrá que esperar para saber el dato exacto. Las estimaciones se hacen por los modelos competidores en el mercado del Aircross.