Caterham Seven 360, ponte el casco

Un paso más allá del modelo 310; capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,8 segundos, algo que le convierte en una opción muy atractiva, dado que es tres veces más barato que otros deportivos de similares prestaciones

Los vehículos fabricados por la marca británica Caterham son verdaderas joyas, sobre todo para quien busque un deportivo económico, pero con buenos ingredientes para defenderse en circuito; pero si entre los modelos de la marca te decantas por el Caterham Seven 360 es que te tomas tu hobby muy en serio.

Cualquiera de las opciones de Caterham es perfectamente válida para pasar un buen rato en un circuito o una carretera de montaña; sus potencias van desde los 80 a los 310 CV de potencia. Nuestro protagonista se sitúa en una posición intermedia que le va a permitir seguir el ritmo a potentes deportivos.

Diseño exterior del Caterham Seven 360

La marca apenas ha cambiado las líneas del Seven desde su lanzamiento a mediados del siglo pasado; las mejoras han sido mayoritariamente técnicas para perfeccionar las cualidades en circuito.

La parte frontal es igual que la de sus hermanos de gama, con un morro alargado y estrecho, al estilo Fórmula 1, que favorece una buena aerodinámica y ligereza del conjunto.

Deportivo Caterham Seven 360: lateral
Vista lateral del deportivo Caterham Seven 360, en la que destacan las barras antivuelco y el sistema de escape lateral.

El lateral destaca por la ausencia de puertas: la entrada y salida del coche es bastante engorrosa, pero una vez dentro te hace sentir en un auténtico coche de carreras. El tubo de escape es exterior y las ruedas cuentan con estilizados guardabarros del mismo color que la carrocería.

La parte trasera comparte las sencillas y clásicas líneas del resto de Seven; todo en este coche está pensado para que lo puedas montar y desmontar tú mismo, con todos los tornillos a la vista, algo impropio de los coches actuales.

Diseño interior y habitabilidad

Lo primero que sientes al montarte en el Caterham Seven 360 es estrechez: las formas del habitáculo están pensadas para que ayuden a la sujeción lateral en las curvas, algo que vas a necesitar si entras con este deportivo en circuito.

El salpicadero está realizado en fibra de carbono con un panel muy sencillo, sin pretensiones decorativas, nada que pueda distraer la atención del conductor. Los botones son robustos e intuitivos, pero con un diseño quizás demasiado espartano.

En la separación que hay entre los dos ocupantes se encuentra una de las palancas de cambios más cortas y precisas que hay en el mercado; justo al lado está la palanca de freno de mano, muy cerca y con buena ergonomía, una pista más de las intenciones de este coche.

Deportivo Caterham Seven 360: interior
Austero interior del deportivo Caterham Seven 360, que cuenta con una palanca de cambios de recorridos cortos y precisos, así como un tacto totalmente mecánico.

Detrás de los dos ocupantes se encuentra un pequeño maletero en el que caben dos pequeñas bolsas de viaje; y el sistema de cierre del mismo, con corchetes, es un tanto lento y engorroso. El cliente tiene a su disposición una serie de paquetes con los que puede equipar al 360:

  • Paquete S: mejora el confort de los ocupantes e incluye parabrisas completo, lunas laterales, una serie de guarnecidos y asientos de cuero, una opción aconsejable si no solo vas a usar el coche en circuito.
  • Paquete R: destinado a mejorar el rendimiento en circuito, incluye diferencial de deslizamiento limitado, suspensión deportiva y cinturón por arnés de cuatro puntos.
  • Chasis SV: aumenta ligeramente el espacio interior y la capacidad del maletero y suma un total de 25 kilogramos al conjunto del coche.

Motorización y dinámica

Cuenta con un motor Ford Duratec atmosférico de 1 999 centímetros cúbicos, que entrega 180 CV de potencia a 7 300 rpm. Asimismo, monta una transmisión manual de cinco velocidades con un tacto exquisito y de rápido manejo.

Con este motor, el Caterham Seven 360 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,8 segundos y consigue una velocidad máxima de 196 km/h, unas prestaciones a nivel de vehículos que le doblan en potencia.

Deportivo Caterham Seven 360: motor
Vista del motor del deportivo Caterham Seven 360.

Pero lo mejor no acaba ahí: la relación potencia-peso es de 250 CV por tonelada, un dato magnífico gracias a que solo pesa 560 kilogramos.

En la suspensión delantera vamos a encontrar amortiguadores Caterham Bilstein y barra estabilizadora, en la trasera la marca confía en un sistema semi-independiente De Dion con brazos radiales y tirantes en A. Se trata del mismo sistema de suspensiones que lleva el 270.

La cantidad de potencia es suficiente para hacer derrapar con cierta facilidad el eje trasero del coche, pero sus reacciones son siempre muy predecibles y el agarre es suficiente para mantener un paso por curva a una velocidad elevada.

La dirección es dura y directa, y sientes cada pequeña irregularidad del asfalto: todo está pensado para  transmitir información a través de tus dedos al máximo, y así disfrutar de una conducción pura y efectiva.

Precio

El precio de partida del Caterham Seven 360 es de 23 995 €, un precio de risa para tratarse de un vehículo que te puede hacer sentir tanto como coches que triplican esa cantidad. Es un capricho, de eso no hay duda, pero es de ese tipo de caprichos de los que no te arrepientes nunca.

En definitiva, este 360 ya empieza a ser palabras mayores dentro de la gama Seven, capaz de satisfacer las exigencias de pilotos experimentados, pero sin llegar a la radicalismo del 620. A nosotros nos parece una de las opciones más equilibradas de este clásico británico.

Te puede gustar