Aston Martin Valkyrie, capaz de mirar a la cara a un F1

Aston Martin ha creado el primer superdeportivo de su historia. Por si este fuese poco argumento, además, en su diseño han estado implicados tanto Red Bull, como su ingeniero de Fórmula Uno, Adrian Newey.

Nos encontramos ante algo histórico en la marca británica: Aston Martin lanza al mercado su primer hiperdeportivo. El Aston Martin Valkyrie ha sido desarrollado conjuntamente con Red Bull Advanced Technologies y AF Racing. También ha colaborado en su desarrollo Adrian Newey, uno de los mejores ingenieros de Fórmula Uno. 

Juntos han diseñado un auténtico coche de carreras, con una estética y cualidades más propias de un vehículo creado para las 24 horas de Le Mans que para uso particular.

Desarrollo sin limitaciones para el Aston Martin Valkyrie

Aquí no mandan las normativas de las competiciones, por lo que Adrian Newey ha tenido vía libre para dar fruto a sus ideas, sin ceñirse al patrón marcado por cada reglamento. El resultado es un coche de competición en toda regla, pero que puede ser matriculado y disfrutado fuera de circuito.

Las dos obsesiones de este Aston Martin Valkyrie son: la aerodinámica y el peso. Nada más verlo, puedes darte cuenta de las intenciones de este coche, no pretende ser el más bonito ni el más cómodo, pero aspira a dejar atrás a cualquier rival en el campo de batalla de los hiperdeportivos.

Nuevo Aston Martin Valkyrie 2018 superdeportivos
El diseño del Valkyrie es completamente extremo. Aston Martin Valkyrie/Aston Martin (global.astonmartin.com).

Su estética exterior ha sido diseñado por el viento, ya que todas las piezas han sido especialmente estudiadas para oponer la menor resistencia posible, con una superficie mínima carrozada y una cabina de diminutas dimensiones.

Todo este esfuerzo en el túnel de viento no tendría sentido si no consigues un peso contenido, y aquí la marca ha llegado a un nivel casi obsesivo.

A las estrategias lógicas de incluir un monocasco de fibra de carbono, que da una excelente rigidez y ligereza al conjunto, se añaden otras más propias de la Fórmula 1 que de un coche «de calle». Por ejemplo, la insignia del vehículo está fabricada en aluminio, con un grosor 30% menor que el de un cabello humano. No hacen falta más ejemplos para entender el nivel de detalle que ha recibido este Aston Martin Valkyrie.

Un interior sin distracciones

En el interior, el minimalismo es el rey. No esperes encontrar ni la mitad de cosas típicas de cualquier vehículo. Aquí estás tu, un volante de competición y las pantallas con la información instantánea del coche. Todo está recubierto con fibra de carbono y cuenta con lo justo para competir, sin ningún tipo de comodidades, salvo unos espectaculares asientos diseñados específicamente para cada usuario.

¿Motor al nivel?

A día de hoy, Aston Martin no ha dado demasiados detalles sobre las especificaciones del motor. Lo que si sabemos es que contará con un V12 atmosférico de 6,5 litros de cilindrada. Para llevar a cabo la tarea de afinar el motor a la altura de las circunstancias, Aston Martin ha confiado en el preparador Cosworth.

Además, contará con motores eléctricos para dar como resultado un sistema híbrido que pueda exprimir al máximo las posibilidades del coche. No conocemos la potencia que rendirá, pero con la preparación específica que trae, superará holgadamente el millar de caballos.

Los frenos es otro de los apartados más estudiados en esta hazaña automovilística. Todos conocemos los frenos carbonocerámicos que equipan los más exquisitos deportivos. Pues Aston Martin ha dado un paso más allá y trae un nuevo sistema, fabricado únicamente con carbono. Esta tecnología la podemos encontrar en los Fórmula 1.

Nuevo Aston Martin Valkyrie 2018 superdeportivos
El interior del Valkyrie no trae excesivas comodidades, pensado únicamente para la competición. Aston Martin Valkyrie/Aston Martin (global.astonmartin.com).

Con todo este despliegue, la firma inglesa afirma que será capaz de generar una fuerza lateral de 4,5 G, algo solo al alcance del mundo de la competición de máximo nivel. No solo eso, sino que se atreve a asegurar que será más rápido en circuito que un monoplaza de la F1, algo que ha generado muchas discrepancias sobre su veracidad.

Un sueño para cualquier ingeniero

De la mezcla entre libre creatividad y talento, solo pueden salir resultados fascinantes, por ello, es una suerte poder ver lo que una marca y un grupo de ingenieros son capaces de construir. Aunque no sea más que un carísimo capricho que disfrutaran solo unos pocos privilegiados, debemos dar las gracias a las marcas que dedican tanto ímpetu a la innovación y desarrollo de nuevas tecnologías para llevar el mundo del automóvil al máximo exponente.

Dado que es el primer hiperdeportivo creado por Aston Martin, este modelo pasará a formar parte de los libros de historia de la marca, con el valor económico que conlleva.

Solo se fabricarán 150 unidades de este Aston Martin Valkyrie a un precio que aún desconocemos, pero que no creo que nos sorprenda viendo el producto definitivo.

Te puede gustar