Tecnología de la F1 aplicada a los coches de calle

· 5 febrero, 2018
La ingeniería aplicada a los turismos que circulan por nuestras carreteras, aunque no lo parezca, en no pocos casos deriva de los progresos conseguidos en los monoplazas de la categoría reina del automovilismo; más seguridad y rendimiento, fundamentalmente, son las cuestiones en las que se avanzan

Si hay una buena manera de desarrollar tecnologías nuevas para los vehículos, es sin duda, a través de las competiciones. Son muchas las ‘marcas de a pie’ que se han ido metiendo en competiciones tan importantes como la Fórmula 1. Esto ha permitido que se lleve tecnología de la F1 a los coches de la calle.

Toyota, Renault, Mercedes y otras, son marcas que han arriesgado, que se han metido en el mundo profesional de la competición con el fin de mejorar sus coches y dar a los usuarios del día a día, aquellos gracias a los cuales viven, el mejor confort, las mejores prestaciones y la mayor comodidad.

Escudería Mercedes F1 Hamilton
Valtteri Bottas y Lewis Hamilton en la temporada 2017.

Fueron muchos los comentarios que hubo cuando Toyota se adentró en la famosa competición en 2002. No obstante, la marca se dispuso a arriesgar, y aunque eran muchos los escépticos que firmaban que el gasto invertido no saldría rentable, parecen haberse equivocado.

Tecnología de la F1 que se ha aplicado a nuestros coches

Sabemos que nuestros coches, los que usamos en el día a día y con los que llevamos a nuestros hijos al colegio o con los que vamos a comprar, no necesitan una serie de prestaciones que los coches de Fórmula 1 tienen.

Sin embargo, el que las tecnologías de competición se apliquen a los coches de calle es algo que viene sucediendo desde hace años, y que quizá ha pasado inadvertido a los ojos de los menos expertos en el mundo del motor. Seguro que tú ya lo sabes, pues te apasiona este mundo, pero queremos recordarte algunas de ellas.

Los neumáticos

Un gran avance sin duda fue el desarrollo de los nuevos neumáticos que desde hace unos años han ido cambiado para darnos más estabilidad, seguridad y mayor rendimiento. Observar cómo los neumáticos de la F1 son capaces de superar temperaturas extremas, adherirse a cualquier tipo de suelo y además mantener una gran durabilidad, dio mucho que pensar.

Presión correcta de los neumáticos para la seguridad en carretera, coche, rueda

Primeras marcas comenzaron a trabajar en esto y mejoraron enormemente la calidad de los neumáticos de los coches de calle, para crear un antes y un después en rendimiento y relación calidad-precio.

Los frenos

Los frenos carbocerámicos eran únicamente conocidos en los coches de competición; aunque el gran rendimiento a pesar de un uso intensivo, además de su capacidad para disminuir el peso del vehículo, hicieron que muchas marcas se plantearan cómo trasladar esta tecnología a los coches de calle.

Hoy día, este tipo de frenos se puede ver en coches superdeportivos, porque aún no se ha considerado económicamente viable llevarlos a los coches más usuales. Aun así, se puede considerar que esta tecnología de la F1 ha sido llevada a los coches de calle. Es por ello que los conductores de estos superdeportivos pueden disfrutar de prestaciones que antes eran exclusivas de los pilotos de renombre.

Caja de cambios

Hoy día hay diversos tipos de cajas de cambios: automáticas, semi-automáticas o secuenciales. ¿Sabías que las conocemos gracias a la tecnología empleada en los coches de competición? El fin de hacerlo fue el que el piloto ahorrara un tiempo valioso que podría marcar la diferencia entre ganar o perder una carrera.

Compacto Mercedes Clase A 2018: interior
Interior del compacto Mercedes Clase A 2018.

Con el tiempo, esta tecnología de la F1 se fue aplicando a los coches de calle, y cada vez son más los vehículos que disponen de una caja de cambios de tales características. Además, ha logrado un noble fin: que personas con movilidad reducida puedan tener el placer de conducir. Cualquier avance tecnológico bien usado puede mejorar, aunque solo sea un poquito, el mundo.

Suspensión

Los coches que participan en competiciones de gran talla, como la Fórmula 1, siempre han contado con una suspensión muy ligera y compacta, pues su peso y su tamaño no puede exceder ciertas medidas.

Este tipo de sistema de suspensión se llevó a coches de calle, pero de gama un tanto más alta. Son muchos los que disponen de suspensiones livianas y compactas que permiten una mejor adherencia y comodidad al conducir. Todo esto sin contar que en los coches de calle de más alta gama, como los superdeportivos por ejemplo, se han aplicado los sistemas Push-Rod, el cual solo se había visto hasta hace poco en la tecnología de la F1.

Si eras de los que pensaron en 2002 qué hace Toyota presentándose en Fórmula 1, ya sabes que el respeto se lo ha ganado a pulso. Gracias a marcas como esta y otras que apostaron fuerte, hoy podemos gozar de tecnología de la F1 en nuestros vehículos. Los híbridos japoneses sin ir más lejos…