Consejos para comprar un coche de segunda mano

· 1 diciembre, 2017

Comprar un coche de segunda mano es una opción muy atractiva para muchos conductores. Tanto si no dispones de mucho presupuesto como si no necesitas un coche para una gran cantidad de años, las compras de segunda mano pueden ser la solución.

El Instituto de Estudios de la Automoción refleja un aumento de alrededor del 17% en las ventas de coches de segunda mano en 2016 respecto a 2015. Además, aseguran que más dela mitad de los vendedores exageran el buen estado de sus vehículos.

Por tanto, antes de lanzarte a comprar un coche a un particular, es recomendable tener en cuenta varias consideraciones. Esto evitará ser víctima de un timo o pasar por problemas y reparaciones en el futuro.

Consejos previos para evitar estafas

Para empezar, las mejores opciones son los coches de familiares o amigos, pues es más probable que tengas referencias fiables sobre el vehículo.

Segunda mano compra venta de vehículos
Tomate tu tiempo para revisar bien el vehículo antes de llegar a algún acuerdo.

Trata de evitar los chollos. Nadie da más por menos, y decidirte por un coche con un precio muy por debajo de la media puede salirte caro en el futuro.

Asegúrate de tratar con el vendedor directamente, y no con intermediarios, a no ser que estén claramente autorizados por el propietario.

Compra sin prisa y formaliza todos los documentos necesarios. Identifica correctamente al vendedor con su DNI o su CIF si se trata de una empresa. Revisa la documentación del vehículo y comprueba su matrícula, su número de bastidor y su ficha técnica. Asegúrate también de si el coche ha pasado correctamente las ITV que le corresponden.

Los antecedentes del vehículo pueden comprobarse pidiendo un informe de registro en la DGT. Así podrás verificar la documentación del coche y evitar problemas de titularidad.

Comprueba que no hay diferencia entre la información que te de el vendedor y el informe de inspección del mecánico. Fíjate especialmente en el número de kilómetros reales y los estimados por el mecánico.

No adelantes dinero hasta que tengas toda la información y la hayas comprobrado bien. Si tienes que entregar una señal al vendedor, firma antes un contrato formal.

Revisa los aspectos técnicos del coche de segunda mano

En lo referente al arranque, si un vehículo de gasolina arranca mal en frío, puede deberse a un problema en el sistema de inyección de la mezcla. Por otro lado, si un diésel presenta este problema seguramente se deba a un fallo en el sistema de incandescencia.

Esta última avería puede suponer reparaciones de más de 1.000 euros, así que asegúrate de revisar bien el arranque del coche. Lo recomendable es comprobar que el vehículo no haga ningún ruido al accionar o soltar la llave.

La dirección puede dar problemas en el recorrido. Para comprobar su estado basta con girar el volante durante la conducción y estar atento a cualquier ruido extraño o a cualquier falta de respuesta del voltante.

Otro aspecto a considerar es la suspensión. Su estado puede comprobarse fijándose en las ruedas. Si estas están desgastadas por igual en ambos lados, significa que la suspensión no tiene irregularidades. También es recomendable hacer una prueba durante la conducción, pasando por algunos baches para comprobar si existen ruidos no habituales.

Si el coche tiene frenos ABS y ESP, comprueba que los testigos interiores se encienden al conectar la llave y se apagan poco después.

En cuanto a los neumáticos, si estos están en buen estado podrás evitar cambiarlos durante una temporada. Hay que comprobar que no están desgastados de forma irregular y que su diámetro sea el adecuado para el vehículos.

Para comprobar la transmisión, asegúrate de si el embrague hace ruidos y si el cambio de marchas entra bien tanto en frío como en caliente.

Por último, asegúrate de que el escape no emite humos extraños. Un color azulado indica mucho consumo de aceite. Si es blanco, significa que la combustión tiene falta de carburante en la combustión, y si es negro, que se consume demasiado combustible.

Inspecciona el exterior del vehículo

Comprueba el estado de los faros. Si uno parece más nuevo puede deberse a que ha sido sustituido, quizá a consecuencia de un golpe. Asegúrate también de que mabos se encienden y responden correctamente.

Segunda mano compra venta consejos
Fíjate bien en el interior del maletero para saber si el coche ha sido repintado.

En los laterales comprueba las puertas, que deben cerrar y abrir sin problemas. Si no es así, puee deberse a un problema en las bisagras.

El maletero no debe tener soldaduras extrañas en la zona de la rueda de repuesto. Levanta la moqueta para comprobar si el coche ha sido repintado.

Revisa que todos los elementos del coche sean los homologados, especialmente los cinturones, el alerón, las luces y las ruedas. Esto evitará problemas al intentar pasar la ITV.

En definitiva, tómate tu tiempo para comprobar bien tanto el vehículo como la información sobre el vendedor. Esto te evitará posibles timos y visitas al mecánico.