Marc Coma, de conquistar el Dakar a organizarlo

Marc Coma ha alcanzado la gloria en nada menos que cinco ocasiones en el Rally Dakar de motos. Y es que se erigió campeón en las ediciones de 2006, 2009, 2011, 2014 y 2015; por lo que pocos saben más que él acerca de la que es considerada la prueba automovilística más dura del mundo.

Es por ello que se ha ganado un gran reconocimiento en esta modalidad deportiva, y ya son dos años los que lleva aportando todo su conocimiento como director deportivo del Dakar.

El 6 de enero dará comienzo una nueva edición –el Dakar 2018– que saldrá de la ciudad de Lima. La prueba tendrá un nuevo trazado que, según el piloto catalán, reúne todos los ingredientes para convertirse en una carrera apasionante. No es una temporada más, pues el Dakar cumple su 40 aniversario, y lo quieren celebrar con una prueba memorable.

Así, terminará el 20 de enero en la ciudad argentina de Córdoba, mientras que el día de descanso será, según la planificación, el 12 de enero en La Paz, Bolivia.

Marc Coma, filosofía de un ganador

Marc Coma asegura que este año ha sido diferente a los otros dos en su puesto como director, y es que acaparaba mucha más responsabilidad por ser el 40º aniversario de la prueba y la 10º celebración de la prueba en Sudamérica.

“Estoy muy contento con el trabajo realizado”, aseveraba en referencia a la búsqueda del recorrido perfecto para la prueba, para añadir a continuación: “La combinación de Perú, Bolivia y Argentina nos hace pensar que será un Dakar histórico y mágico a la vez”.

Marc Coma Dakar 2018
Las nuevas rutas y países de la edición de 2018 serán un verdadero reto.

Respecto a cómo se lleva a cabo la preparación del recorrido de un Dakar, el piloto catalán comenta que con países como Argentina es mucho más sencillo, pues ya se ha disputado la prueba en ediciones anteriores y, por tanto, el terreno es bien conocido. En cambio, otros trazados como Perú , inéditos en la categoría, asegura que han sido todo un “reto”.

Perú, tierra de dunas

“Va a ser un recorrido fantástico”, exponía Marc Coma sobre el comienzo del Dakar 2018, con una primera semana en la que se incluyen muchas dunas y paisajes espectaculares. En este sentido, es preciso que los equipos sean cautos, pues hay que estar bien atentos para no empezar con mal pie.

La navegación fue la principal ayuda incluida en la prueba del año pasado. Esta temporada, y viendo el buen resultado obtenido, toca consolidarlo como un elemento decisivo en el Dakar, y más con el comienzo de la prueba entrante, sin caminos definidos y mucho desierto.

Retos del Dakar 2018, ¿será más dura que la edición anterior?

El pentacampeón de la prueba afirma que este próximo Dakar se podría dividir en varios bloques: “La primera semana se desarrollará en la arena de Perú, la segunda en el altiplano de Bolivia y el tercer bloque en Argentina, con los lugares más míticos de esta década en Sudamérica”.

Coma resalta que es difícil hacer la valoración sobre la dificultad del trazado. Esto depende de la meteorología, el calor, las tormentas de arena, etc. “Sí, va a ser un Dakar difícil y muy duro, aunque esto al final es subjetivo, por lo que no puedo decir más”, afirmaba.

Preparación para climatología adversa

El año pasado el fenómeno metereológico El Niño, provocó grandes inundaciones y contratiempos, con las consecuentes cancelaciones. Marc Coma, aseguraba que este año se ha seleccionado mejor el trazado para evitar en la medida de lo posible esas circunstancias.

“Estamos preparados para unas condiciones normales de lluvia”, comentaba, por lo que si estas van más allá sí se verá afectado el desarrollo de la prueba. Así las cosas, confía en que este año se pueda realizar el recorrido completo sin mayores sobresaltos.

Coches eléctricos en el Dakar

En el pasado Dakar, participó por primera vez un vehículo eléctrico y terminó la prueba con éxito. “El Dakar no puede dar la espalda a los equipos con tecnología eléctrica”, confesaba el director de la carrera. De hecho, se trata de una prueba muy importante a nivel mundial, donde este tipo de vehículos pueden demostrar su fiabilidad.

En cambio, se rumorea que este Dakar 2018 podría ser el último que dispute de la marca francesa Peugeot a medio plazo. Marc comenta que es algo normal que las marcas entren y salgan de la prueba: “Cuando una firma ha conseguido las victorias que tenían en su plan de negocios es normal que vayan a buscar otros objetivos».

Marc Coma Dakar 2018
Es posible que el de 2018 sea el último Dakar de la marca francesa Peugeot.

Una década ya en Sudamérica

La pregunta tabú de este Dakar, con una década cumplida en Sudamérica, es la siguiente: ¿Será esta edición la última en este continente para regresar a África? Marc Coma se mostraba en total desacuerdo en esta cuestión. “Las condiciones en África no son suficientemente seguras, geopolíticamente hablando”, precisa para añadir en seguida que Sudamérica tiene todavía mucho que ofrecer.

¿Nostalgia de competir?

En cuanto al gusanillo de volver a enfundarse los guantes, el expiloto español no dejó lugar a dudas. “La verdad es que no; creo que es una etapa cerrada de mi vida”, confirmaba rotundamente. Cabe señalar que Marc Coma ha probado las monturas de dos y cuatro ruedas, ya que pese a ser especialista en motos no se quedó con la espinita clavada de pilotar un coche en el Dakar.

Sin embargo, ahora centra sus fuerzas y energías en esta nueva tarea de organización. “Me siento un afortunado e intento aportar todo lo que puedo en el lado deportivo, así que estoy muy contento desarrollando esta función”.

Cuando llegó al puesto de director deportivo del Dakar, lo que más le llamó la atención fue la enorme organización que hay detrás de la prueba. Obviamente, hay cuestiones que uno desconoce y las puede pasar por alto; y en estos términos se expresó Coma. “Cuando estás dentro, de verdad ves la magnitud que tiene esta organización, todo el trabajo que hay detrás y que hace que el Dakar sea posible”, concluyó.

Te puede gustar