Coches de Sergio Ramos, del campo a la pista

El capitán del Real Madrid y la Selección Española tiene en su haber una buena colección de coches, algunos tan llamativos como él

Algo parecido a lo que pasa con la colección de Cristiano Ronaldo, los numerosos coches de Sergio Ramos no pasan desapercibidos allá donde va. Es habitual verle aparecer en los entrenamientos con looks de lo más llamativos, pero sus coches acaparan tantas miradas como él.

La mayoría de vehículos que ocupan el garaje del madridista son alemanes, con algún representante inglés, pero es extraño que no haya ningún Ferrari o Maserati entre sus filas como si hacen algunos de sus compañeros. Veamos parte de la espectacular colección que tienen Ramos:

Audi R8

Un típico entre los futbolistas; se trata se un modelo que lleva años entre los coches de Sergio Ramos y que utiliza con bastante frecuencia. Destaca por su ejemplar dinamismo y su comodidad a bordo, además, su V10 es capaz de dejar atrás a modelos con el caballino rampante en su lomo.

Audi R8.

Se trata de la versión cupé y, cómo no, en color blanco. Aunque no sea el último modelo, sigue a la vanguardia en cuanto a tecnología y seguridad. Su motor es el conocido 5,2 litros FSI que desarrolla 525 CV y consigue la máxima motricidad posible gracias a la tracción total permanente de la que dispone el alemán.

Porsche 911 Carrera S

Se trata de uno de los coches más equilibrados de la última década. El 911 es uno de los coches de Sergio Ramos que más ve la luz, no es raro verle por la calle con él, y es que este Porsche goza de un equilibrio general envidiable, con carácter deportivo y una comodidad de rodadura a la altura de una buena berlina.

Para mover este mito alemán, el madridista ha elegido el bloque de 3,8 litros bóxer de 6 cilindros transversales que desarrolla 400 CV de potencia, suficientes para sacar partido a su fantástico chasis.

A pesar de la ‘contenida’ potencia para tratarse de un deportivo de alta gama, el Carrera S es capaz de alcanzar los 302 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos.

Audi S8

Ningún buen garaje está completo sin una gran berlina. Cuando deseas viajar cómodamente en familia con el mayor confort posible pero no quieres renunciar a la potencia de un deportivo, el Audi S8 es la herramienta ideal. A la imponente imagen que le dan sus 5,14 metros de longitud hay que sumar el sonido espectacular que nos regala su tubo de escape.

Este enorme S8 no es capaz de ocultar que, debajo de todo ese arsenal de confort y lujo, hay una bestia de pura raza capaz de dejar atrás a muchos deportivos.

Sus números lo dicen todo, ya que cuenta con un motor 4.0 V8 TFSI que es capaz de catapultarlo de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos. Seguro que con 605 CV bajo el pie derecho es más llevadero un viaje con niños a bordo.

Porsche 997 Turbo S

La afición de Sergio Ramos por la marca de Stuttgart es innegable, y este 997 Turbo S es otra prueba de ello. Se trata de un modelo mucho más radical que el Carrera S que hemos visto antes, con una potencia aumentada y una preparación más cercana al mundo en pista que a carretera.

Con 530 CV de potencia es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos, gracias en parte a una extraordinaria tracción a las cuatro ruedas que le permite aprovechar al máximo la potencia. Seguro que Sergio ha pasado grandes momentos a los mandos de semejante deportivo.

Range Rover Sport

Entre los coches de Sergio Ramos no podía faltar el coche del futbolista por excelencia. Se trata de un enorme todoterreno que se siente tan a gusto en asfalto como fuera de él.

Nuevo Range Rover Sport 20172018 todoterreno deportivo

El truco está en combinar todas las cualidades campestres de las que dispone la marca con potentes motores y un interior tan lujoso como una gran berlina. A pesar de sus 2,2 toneladas de peso, una puesta a punto del chasis de primer nivel hace sus reacciones sean propias de un vehículo más pequeño.

Este Range Rover Sport es un coche muy utilizado por Ramos, y es fácil verlo por la capital a bordo de este enorme 4×4 inglés.

Seat 600

Si, has leído bien, el defensa del Real Madrid se ha comprado un 600 en color granate y lo ha llevado al entrenamiento, lo cual le trajo más de un problema porque lo aparcó en las plazas reservadas para los Audi que la marca presta al equipo.

El SEAT 600.

Sin duda, es el coche que mejor encaja con los últimos atuendos del futbolista, de corte clásico y con cierto aire retro, el mismo que irradia la joya automovilística española.

 

Te puede gustar