Mejores museos sobre la historia de la automoción

· 14 mayo, 2018
En España hay más colecciones de vehículos clásicos y de competición de lo que cabría imaginar; en Salamanca se encuentra el primer museo de acceso público, mientras que el de Málaga podría considerarse el más completo del país

La historia de la automoción está llena de vehículos emblemáticos que han marcado un antes y un después en su tiempo. Debido a esto, muchos de estos icónicos modelos se han conservado en museos de historia para que los aficionados del mundo del motor puedan visitarlos y conocer más sobre ellos.

Museo Automovilístico de Málaga

En Málaga se encuentra el que es probablemente el museo más completo y afamado de toda España. Bajo el lema ‘el automóvil como obra de arte’, este centro cuenta con casi 100 automóviles de diversas marcas de gran prestigio.

Museo Automovilístico de Málaga

Entre ellas, cuenta con ejemplares de Hispano Suiza, Bugatti, Packard Auburn, Rolls-Royce, Bentley, Jaguar, Mercedes-Benz o Ferrari. A su vez, estos están divididos en colecciones como ‘Belle Epoque’, ‘Dorados 20’, ‘Coches populares’, ‘Coches de sueño’ o ‘Art Deco’.

Museo de Historia de la Automoción de Salamanca

En Salamanca está el primer museo del automóvil de acceso público construido en España. El grueso de lo que expone está formado por la Colección Gómez Planche, con más de 100 vehículos clásicos.

Este hermoso museo cubre la historia del automóvil desde sus comienzos hasta el día de hoy, incluídos vehículos de competición, como modelos de Fórmula 1. También pone la vista en el futuro con la presencia esporádica de prototipos.

Museo de Historia de la Automoción de Salamanca

Collecció d’Automòbils Salvador Claret

Con casi 300 vehículos, incluídas motocicletas, la colección de automóviles de Salvador Claret es otro de los museos de más afamados de España. Cuenta con gran variedad de ejemplos de automóviles de fabricantes españoles tales como Pegaso, Hispano Suiza, Ricart, Bonet u Orix, así como motos de las marcas Bultaco, Derbi o Montesa.

Además, la biblioteca de la colección cuenta con más de 4 000 títulos sobre historia de la automoción y 15 000 catálogos de automóviles. Las instalaciones se encuentran en la localidad de Sils, en Girona.

Museu de l’Atuomoció Roda Roda

También llamado Museu de l’Automoció de Lleida, el Roda Roda cuenta con más de una treintena de vehículos de diversas épocas. Las instalaciones acogen una colección municipal de 16 vehículos –incluido un tractor y un autobús de correo– y otros 20 automóviles donados por diferentes coleccionistas. Algunos de ellos son miembros del Club de Vehicles Històrics de Lleida.

Museo de Coches Antiguos Hermanos de Val

Este museo de la historia del automóvil se encuentra en la localidad de Andújar, en Jaén, y dispone de la colección de automóviles de dos hermanos, Carlos y Demetrio, asentados en la localidad jienense desde los años 60.

El museo cuenta con unos 60 vehículos, desde algunos fabricados por firmas francesas, como Bugatti o Peugeot, hasta coches americanos como un Ford Model T, un Oldsmobile Curved Dash o un Chalmers 30. La mayoría de estos modelos son auténticas joyas clásicas de la historia del motor.

Museo Torre de Loizaga

En la provincia de Vizcaya, a unos 30 kilómetros de Bilbao, se encuentra el museo Torre Loizaga, formado por la colección privada de Miguel de la Vía. La principal particularidad de este museo es que cuenta con el mayor número de Rolls-Royce de toda Europa.

En el repertorio de este museo se incluyen todos los modelos fabricados por la firma inglesa entre 1910 y 1998. Por ello, estas instalaciones son una visita altamente recomendable para aquellos que se consideren autenticos aficionados de la compañía británica.

Museo de la Fundación RACE

Otro museo de gran atractivo es el ubicado en el propio Circuito del Jarama, a las afueras de Madrid. Este es el Museo Fundación RACE, que cuenta con una selecta colección de vehículos.

Entre ellos, destacan un Delahaye de 1899, un Mercedes Simplex de 1904 o un Delaunay & Belleville de 1908. Además, la fundación cuenta con una rica biblioteca con más de 4 000 volúmenes dedicados al automóvil.

Museo de los Jardines de Sabatini

En este museo de la localidad de Madrid se encuentra una exposición permanente intalada en un hotel con vistas al Palacio Real y a los Jardines de Sabatini. Su principal objetivo es enseñar a sus visitantes cómo era Madrid a principios del siglo XX a través de fotografías y vehículos de la época.

Ofrece un tour guiado en el que uno puede sentirse como un mafioso de los años 20 a través de los clásicos expuestos. Algunos de sus mayores atractivos son un Ford T de 1915 y un BMW Isetta de los años 50. Por desgracia, el museo solo puede ser visitado por los clientes del hotel.