Funciones de la Policía Nacional

· 3 diciembre, 2017
¿Cuáles son las funciones de la Policía Nacional en España?

La Policía Nacional es uno de los dos cuerpos de seguridad más importantes de España. Al igual que ocurre con la Guardia Civil, este es un organismo que está subordinado a los ministerios de Interior y Defensa del país.

Para ambos cuerpos, la seguridad ciudadana, vigilancia territorial y la preservación de derechos, constituyen sus principales funciones. En resumidas cuentas, ambas fuerzas de seguridad desempeñan labores algo similares, solo que la Policía Nacional está orientada a la acción en los centros urbanos.

De hecho, las funciones de este organismo policial se dividen de acuerdo a la existencia de dos escenarios: capitales de provincias y labores que pueden desarrollarse a nivel nacional. Veamos esto un poco más a fondo.

Hacer cumplir la ley

Este cuerpo policial es el brazo armado del poder judicial en las ciudades de España y demás sitios dispuestos por el Gobierno nacional. Como tal, su primer deber es hacer cumplir las leyes del país.

Por ende, es un órgano totalmente subordinado a autoridades del ejecutivo nacional. Su deber es ejecutar todas las disposiciones previstas en las leyes y órdenes dictadas formalmente en el territorio. Su labor está supeditada a la evolución de los cambios jurídicos de la nación.

Policía Nacional fuerzas de seguridad y orden
El primer deber de la Policía Nacional es hacer cumplir la ley.

Esta función general y el resto de las responsabilidades se encuentran plasmadas en la Ley Orgánica 2/1986.

Labores de protección ciudadana, instituciones y autoridades públicas

Una función específica central de este cuerpo de seguridad estatal es la protección, auxilio y preservación. Todos los funcionarios tienen el deber de actuar para proteger la integridad física de quienes estén dentro del territorio nacional. Esto incluye a ciudadanos y también, a extranjeros visitantes y residentes. Los bienes de las personas también entran en esta consideración.

Estas labores de protección y vigilancia incluyen a las instituciones públicas que lo requieran. Dicho resguardo puede ocurrir en momentos de conmoción o durante la cotidianidad.

Claro que los funcionarios de la Policía Nacional también pueden ser asignados para el cuidado de autoridades públicas y “altas personalidades”.

Actuación centralizada en materia de seguridad ciudadana

La Policía Nacional es el cuerpo llamado a priorizar el mantenimiento de la seguridad ciudadana y el orden en las ciudades del país. Sus operaciones, acciones y directrices se fundamentan en atender este área específica de la vida española.

Por ello, pueden participar en cualquier operación orientada a mantener o restituir el orden en las ciudades. La prevención del delito también es otro de sus objetivos, para el cual se establecen diversas estrategias y  labores de vigilancia.

Añadido a esto, sus funcionarios policiales deben prestar colaboración en materia de protección civil, en casos de conmoción nacional, catástrofes naturales, calamidad o cualquier escenario que implique riesgo público.

Labor investigativa para el establecimiento de sanciones

Parte fundamental de velar por el cumplimiento de la ley tiene que ver con las labores de investigación cuando la misma ha sido rebasada. Por eso, la Policía Nacional cumple con un rol investigativo de los delitos cometidos. Investigan para apresar a los posibles culpables y ser sometidos a juicio.

Por ello deben analizar pruebas, conservarlas y realizar informes técnicos sobre los sucesos ocurridos en entornos urbanos. Recordemos que, a partir de sus esfuerzos investigativos, se arman los casos para la imposición de sanciones penales.

Pero más allá de la labor de la Policía Nacional en los centros urbanos, existen algunas funciones que deben cumplir a lo largo y ancho del territorio español.

Policía Nacional fuerzas de seguridad y orden
El cuerpo de la Policía Nacional, está llamado a priorizar el mantenimiento de la seguridad ciudadana y el orden en las ciudades del país

Funciones de la Policía Nacional en el territorio nacional

Los policías nacionales desarrollan una labor muy importante en materia de extranjería y protección de fronteras. En primer lugar, se encargan de expedir documentos de identidad y pasaportes. Así mismo, participan en el control de la entrada y salida de españoles y extranjeros por las fronteras.

De esta forma, el cuerpo policial coordina los casos de asilo, refugio, extradición, migración y expulsión. La ley también establece su obligación de cooperar con los cuerpos de policía de otros países. Es el caso, por ejemplo, del cumplimiento de los convenios internacionales en materia de justicia.

Legislación en materia de juegos de azar, control de servicios privados de seguridad y contrabando de drogas, son otras funciones claves de este organismo policial.

Sin duda alguna, todas estas labores son muy complejas siendo el carácter militar de la Guardia Civil lo que hace la diferencia. La población cuenta con ambos cuerpos para salvaguardar su seguridad.