6 reparaciones más costosas de un coche

· 29 noviembre, 2017

Es cierto que la variedad de conductores es extensa. Desde los que solo saben conducir, pasando por los que apenas tienen idea de cómo funciona su coche, hasta los más experimentados que, incluso, podrían reparar algunos males de su vehículo. Si figuras entre los dos primeros este lugar es para ti, ya que hoy hablaremos de las 6 reparaciones más costosas que le podrían surgir a tu coche.

Siempre que compramos un coche, habitualmente lo llevamos a revisión a cada tantos kilómetros recorridos, para así, evitar que se estropee, pero siempre saldrá uno que otro detalle. Suena una locura, ¿Cómo es posible que se estropee nuestro coche luego de haber pasado por revisión en el taller? Pues, el funcionamiento de los coches se debe a la mezcla de varios tipos de procesos (mecánicos, eléctricos y químicos) e incluso luego de una revisión y estos estén funcionando a la perfección, podrían empezar a fallar por el desgaste de otros componentes.

Debemos tener en consideración

Como conductores y dueños de un coche deberíamos saber las nociones básicas del funcionamiento de nuestro coche, de esta manera, cuando este se dañe o presente fallos sepamos que podría causarlo, evitar forzarlo y así poder evitar que los componentes más costosos se estropeen y dejemos mucha pasta en la reparación.

También, hemos de tener en cuenta que los costos pueden variar dependiendo de la marca y modelo del coche. Por lo que no puedes comparar precios de una caja de un Ford Focus y un Mercedes Clase G. Además, el precio final por la reparación incluirá la cantidad de horas empleadas en la reparación.

6 reparaciones más costosas

  • La culata o la tapa del motor:

    Es la tapa superior de los motores de combustión interna y este se va estropeando con el sobrecalentamiento del motor debido a mala refrigeración y el calor extremo que acaba quemando las juntas. Cuando esta pieza se repara, también, se reemplazan las correas de servicio y distribución y, a veces la bomba de agua. Su reparación toma aproximadamente de 15 a 20 horas y un precio aproximado de 3.600€.

  • Bloque de motor:

    Su deterioro se debe a los cambios de aceite y refrigerantes no adecuados o fuertes aceleraciones cuando el motor no ha calentado lo suficiente. En esta pieza de metal se acoplan otras partes del motor; como pistones y cilindros. Su reparación sale por unos 1.700€, necesitando unas 17 horas de trabajo.

Reparaciones más costosas en un coche motor
El motor es una de las principales averías más costosas en un coche.
  • Cigüeñal:

    Es el encargado de que el movimiento de los pistones sea circular y continuo. Al averiarse, una de las principales señales es la fuga de aceite y hay que cambiar el retén del cigüeñal. La pieza es económica, pero el gran problema es que para poder repararla se deben desmontar varias piezas del motor. El coste saldría aproximadamente en unos €1.700, necesitando unas 15 o 18 horas.

  • Caja de cambios:

    Es el encargado de obtener el par de motor necesario para el movimiento del coche. Se dañan normalmente por aceleradas bruscas y las altas velocidades. Para las cajas automáticas, toma unas 10 horas de reparación y para las manuales, incluso más. El precio aproximado es de más de 7.700€.

Reparaciones más costosas
La raparación de una caja de cambios pede llegar a costar muy cara.
  • Turbo:

    Es el sistema de sobrealimentación que ayuda a comprimir el aire que circula hasta el motor, enviando más oxígeno para mezclar más cantidad de carburante elevando la cantidad de combustión, aumentando la potencia. El caso más común de avería en el turbo, es con la entrada de partículas extrañas en el conducto, como polvo o piedras. El tiempo de reparación es de unas 5 o 6 horas con un precio de 3.000€ aproximadamente.

  • Aire acondicionado:

    Aunque no es de necesidad crítica para el funcionamiento del coche, para muchos conductores es necesario. El precio dependería de la pieza dañada, si una pieza de climatización se dañase, repararlo costaría unos 1.400€ y unas 4 horas de trabajo.

Hay que cuidar nuestros coches, ya que estos, aunque no sean seres vivos debemos cuidarlos como si lo fueran. Siempre debemos aprender un poco más sobre nuestro vehículo y enviarlo a revisiones específicas y no solo las de rutina. De esta manera, podremos ahorrar mucho dinero en partes de repuestos que, en conjunto a la mano de obra se dejaría mucho dinero.