Toyota Hilux, el mejor compañero de trabajo *

· 14 noviembre, 2017

Ya son ocho las generaciones que el Toyota Hilux lleva prestando servicio. Este último modelo que vamos a analizar hoy, llegó en 2016 con importantes mejoras, sobre todo estéticas y relacionadas con el confort y la seguridad.

También, estrena motor y plataforma, con la que ha crecido en longitud. Con estos nuevos ingredientes, Toyota intentará ser el referente frente a modelos tan asentados a nivel internacional como el Ford Ranger o el Mitsubishi L200.

Diseño y habitabilidad

Se trata de un vehículo de 5,33 metros de longitud, que se mantiene independientemente de la configuración de la carrocería. Ocurre lo mismo con la batalla. Cuenta con tres configuraciones distintas:

  • Cabina sencilla: dispone únicamente de dos plazas, dejando una caja de carga de 2,31 metros.
  • Cabina extra: aunque dispone de dos filas de asientos, los traseros son totalmente verticales y sin apenas espacio. Son plazas de emergencia que te pueden sacar de un apuro.
  • Cabina doble: disponemos de una banqueta trasera como te esperas, con plazas justas, pero utilizables, haciendo que sea apto para trayectos largos con cinco pasajeros a bordo. Lógicamente, cuanto más espacio delante, menos espacio de carga (1,53 metros).

Cada vez más, los pick up resultan más atractivos estéticamente y el Toyota Hilux no iba a ser menos, con un frontal mucho más refinado.

alt="Interior del Toyota Hilux"
Interior del Toyota Hilux.

En el interior ocurre algo parecido: con pantalla táctil, resulta moderno y atractivo, pero sin olvidar la sensación de robustez que busca quien decide comprarse un coche de estas características.

Las plazas delanteras, no cambian con las diferentes cabinas y son bastante cómodas. El volante dispone de regulación en altura y profundidad y los asientos tienen amplios reglajes para conseguir la posición ideal. Las butacas son de calidad para realizar viajes largos sin mostrar sensación de fatiga.

La insonorización de la cabina, aunque lejos de los registros que logra por ejemplo un Toyota RAV4, no está nada mal, pues no se producen ruidos molestos. Es a partir de 120 km/h donde el Toyota Hilux empieza a sentirse fuera de lugar, aumentando mucho el ruido aerodinámico y de rodadura.

Estos vehículos estás catalogados como camión con caja abierta, por lo que la velocidad máxima establecida es de 90 km/h. En ese rango de velocidades se mueve sin problema.

Dinámica

Fuera del asfalto, este Toyota Hilux es el rey de la categoría: ni Ford Ranger, ni Nissan Navara, ni Mitsubishi L200 son capaces de seguirle. Tiene muy buenos ángulos de ataque y de salida, y la altura libre al suelo es muy generosa, con 29 cm. Ni con esas consigue estar a la altura de su hermano, el Toyota Land Cruiser, por ejemplo. La falta de bloqueo de diferenciales hace que estos pick up estén mucho más limitados que los todo terrenos puros.

La suspensión no ha variado respecto al modelo anterior. Monta un eje rígido y ballestas detrás e independiente, con doble triángulo en la delantera. En cambio, se ha conseguido mayor recorrido libre de las ruedas traseras, mejorando el confort interior cuando el asfalto empeora.

alt=" Nuevo frontal del Toyota Hilux"
El frontal del nuevo Toyota Hilux es más refinado.

Motor

Toyota ha dotado a su pick up de un único motor. Se trata de un propulsor con 2,4 litros de cilindrada que entrega 150 CV de potencia. No es un motor nuevo, ya que deriva del anterior 2,5 litros, pero con mejoras para mejorar su eficiencia, peso, consumo y emisiones.

El nuevo corazón de este Toyota Hilux mueve con dignidad el coche dentro de los límites de velocidad para los que se ha creado. En campo, es un ejemplo de buen hacer y refinamiento, entregando el empuje necesario cuando se necesita: una auténtica delicia.

Es en carreteras rápidas cuando sufre y saca a relucir sus carencias. En marchas largas le falta empuje, los adelantamientos no son su punto fuerte y necesita coger impulso antes de invadir el sentido contrario. Su reserva de potencia en las dos últimas marchas es escasa, pero si nos ceñimos a la legalidad, no podremos pasar de 90 km/h. A esa velocidad se mueve bastante bien.

El dato de consumo tampoco favorece al modelo japones frente a sus rivales directos. En la práctica, el modelo que más consume si lo comparamos con sus alternativas con motores similares.

Precios

Parte de los 30.489€ que vale la versión de cabina sencilla 150D GX hasta los 42.807€ de la variante con cabina doble 150D automática VXL. Son precios elevados si los comparamos con sus alternativas. Por ejemplo, un Mitsibishi L200 o un Ford Ranger son claramente más económicos.

Para pensárselo

Si lo que necesitas es un vehículo para el campo y trayectos cortos, no te lo pienses, este Toyota Hilux es tu coche. Con una fiabilidad y robustez a prueba de bombas tienes los argumentos suficientes para confiar en modelo japones. Si lo que necesitas es un coche más polivalente, casi todas las alternativas son más lógicas que nuestro protagonista.