SEAT Ateca, llantas

· 25 octubre, 2018
Conoce la gama de llantas disponibles para el SUV de SEAT; aporta tu toque personal al diseño del Ateca

Las llantas son ese tipo de extra que marcan casi toda la personalidad del coche. Como si de unos zapatos de tratara, cada una da un estilo diferente y es importante elegir las que más te gusten, o te arrepentirás de ello más adelante.

La medida de llanta que puede quedar bien en un coche como un compacto o una berlina cambia mucho en una carrocería SUV. Las dimensiones del coche hacen que parezcan más pequeñas de lo que son en realidad.

Por ejemplo, unas llantas de 16 pulgadas en un León son de un tamaño normal, pero en el Ateca se verán ridículamente pequeñas, por lo que es más común ver medidas de 17, 18 o 19 pulgadas.

Los acabados Reference y Reference Plus traen solo la medida más pequeña de las llantas disponibles en el Ateca, de 16 pulgadas. Los Style y Style Plus hacen lo propio con unas de 17 pulgadas, el que debería de ser el punto de partida de un coche de estas características según nuestro punto de vista.

Llantas del SEAT Ateca.

En acabado Xcellence ya trae unas preciosas llantas de aleación ligera de 18 pulgadas y podemos equiparlo con otros dos modelos de la misma medida:

  • Llantas de aleación Performance de 18 pulgadas bicolor: 416 euros.
  • Llantas de aleación Exclusive de 19 pulgadas bicolor: 821 euros.

Las de 18 ya quedan muy bien al Ateca, pero el salto que da con las de 19 pulgadas es increíble, multiplica por dos el aspecto deportivo del coche y le dan una estética más asentada.

Los acabados FR y FR Plus siguen el mismo sistema y precios que las del acabado Xcellence, pero con unos diseños más deportivos y arriesgados, aunque no sabríamos decantarnos hacia cuáles nos gustan más, cuestión de gustos… Los precios de cada tamaño también coinciden.

A la hora de elegir unas llantas debes tener también en cuenta que el precio de los neumáticos varía mucho entre unos tamaños y otros. Los de una llanta de 19 pulgadas son, aproximadamente, un 30% más caros que con una llanta de 17 pulgadas, por lo que si eres de los que recorre muchos kilómetros al año notarás bastante la diferencia.

También cambia el confort de marcha, con unos neumáticos de bajo perfil y llantas grandes se notan más los baches y las irregularidades del asfalto, aunque mejora en agarre y seguridad. Con unas llantas más pequeñas, el perfil del neumático será superior y amortigua mejor los baches, a cambio, las capacidades dinámicas se ven ligeramente mermadas.