¿Opel puede desaparecer tras ser comprada por PSA?

· 13 mayo, 2018
El tema fundamental en este acuerdo, y en otros similares, es el ahorro por sinergias empresariales, los directivos del Grupo PSA pretenden realizar entre 1 500 y 2 000 millones de euros en sinergias

La empresa alemana Opel, propiedad del gigante General Motors, ha sido oficialmente vendida al Grupo PSA. Estos cambios de manos de las compañías automovilísticas pueden, en ocasiones, suponer el fin de una forma, que es reorganizada o reestructurada dentro de la nueva empresa. ¿Puede ser este el fin de Opel?

Los malos resultados de Opel

Tras semanas de negociaciones, en el pasado año 2017 se hizo efectiva la compra de la firma Opel por parte del Grupo PSA, dueña de marcas tan afamadas como Peugeot, Citröen o DS Automobiles.

Los dos grupos juntos representaron 4,3 millones de coches vendidos en 2016 en todo el mundo, y tienen el objetivo es superar los cinco millones en menos de cinco años.

Opel Astra, Mejor Coche del Año de la última década.

Opel, y su marca asociada Vauxhall en Reino Unido, arrastran una situación financiera difícil desde hace varios años, con pérdidas en el año 2016 de 257 millones de dólares (unos 242 millones de euros).

Este resultado era aún peor en el año anterior, con pérdidas de 813 millones de 2015. El balance financiero de ese mismo 2016 supuso su decimosexto ejercicio anual en números rojos. En ese período, General Motors ha perdido con Opel una auténtica fortuna, que se eleva hasta unos 20 000 millones de dólares.

Opel ha estado todos estos años tratando de luchar dentro del intensamente competitivo mercado automovilístico europeo, y para ello ha tenido que hacer fuertes inversiones en tecnología.

A modo de ejemplo, ha invertido en el desarrollo de toda una nueva familia de motores diésel que no se utilizan en ningún otro sitio del mundo. Además, General Motors no ha querido que la marca Opel expandiera sus fronteras y compitiera en otros mercados, por la ya elevada competencia con las otras marcas dentro de Europa.

La venta de Opel

Con el acuerdo de venta en favor del grupo PSA, General Motors se ha quitado un problema de encima, ya que la compañía alemana del grupo estadounidense lleva 16 años perdiendo dinero cada año.

Incluso en 2016, en el que aunque las cifras negativas se han reducido notablemente, no se ha llegado al equilibrio que tenía previsto la multinacional norteamericana. Es posible que haya sido este dato el que ha acelerado las negociaciones para la ventas de la firma.

Por otro lado, el Grupo PSA consigue dar un notable paso hacia arriba en Europa gracias a este acuerdo, al posicionarse como segundo fabricante europeo, con un amplio margen sobre Renault.

Opel Crossland X Euro NCAP

Además, ya no está tan lejos del grupo poderoso Volkswagen en lo referido a cifras de ventas. El grupo alemán vende unos 4 millones de unidades anuales en Europa, pero lo hace con 12 marcas. Mientras tanto, el Grupo PSA se acerca a estas cifras, pero con tan solo cuatro marcas en su repertorio dentro de Europa.

Los beneficios de PSA gracias a Opel

En cuanto a las cifras de cada firma poseída por el Grupo PSA, Peugeot comercializó 2,11 millones de vehículos en todo el mundo en 2017. Esto representa una subida del 10,4% en comparación con el ejercicio edl año anterior. Mientras tanto, las entregas de Citroën cayeron un 7,5%, hasta la cifra de 1,05 millones de unidades.

Junto a estas dos marcas, la firma DS Automobiles matriculó un total de 52 860 unidades en todos los mercados en los que opera durante el año pasado. Esto supone un considerable retroceso del 38,5 % si se compara con las 85 981 unidades vendidas en el año 2016.

Durante el conjunto del pasado año 2017, las recientemente adquiridas firmas Opel y Vauxhall alcanzaron una alta cifra de matriculaciones, con 403 933 unidades.

Las ventas de PSA por regiones

En su distribución por regiones, el Grupo PSA en su conjunto matriculó 2,3 millones de vehículos en Europa en 2017, un 23,2% más que el año anterior. Por otro lado, sus entregas en los mercados automovilísticos de Oriente Medio y África mejoraron un 61,4%, hasta las 618 827 unidades.

La corporación francesa entregó 387 302 unidades en China y en el Sudeste asiático, lo que supone un 37,4% menos que en el año anterior. Además, comercializó 206 275 unidades en Latinoamérica, un 12,2% más. Finalmente, en la India y en el Pacífico sus datos comerciales mejoraron un 31%, hasta las 26 053 unidades.

En definitiva, el Grupo PSA ha experimentado aumentos y descensos de ventas en sus diferentes firmas y en los distintos mercados en los que opera.

Aun así, Opel es una de las firmas que mejores resultados ha obtenido, por lo que, a la luz de sus beneficios, no parece probable que la compañía francesa vaya a realizar cambios importantes en la estructura de Opel que puedan suponer su desaparición.