Mercedes-AMG GLS 63

· 26 enero, 2018
Por más que sea el SUV más pesado de la gama de la marca alemana, este cuenta con un gran motor V8 5.5 biturbo de 585 CV, que lo catapultará de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, como si de un deportivo puntero se tratase

Resulta curioso como las preparaciones de AMG abarcan un amplio abanico de modelos, desde un pequeño Clase A, pasando por berlinas y descapotables hasta el mastodóntico GLS, el mayor SUV de la gama del fabricante alemán.

Pudiéndose calificar como un sinsentido alguno, es un producto muy recomendable para quien buscan un vehículo de este tamaño, ya que las mejoras respecto a la versión convencional justifican el sobrecoste; el GLS que hay que comprar es este.

Diseño exterior

Los principales cambios en el exterior han sido incluidos para compaginar todas las mejoras técnicas introducidas. El frontal cuenta ahora con una parrilla exclusiva AMG para una mejor refrigeración, algo similar que en el paragolpes. A su vez, los pasos de ruedas han sido ensanchados para dar cabida a las nuevas ruedas de 19 o 20 pulgadas.

En cuanto a la zaga, se ha incorporado un pequeño spoiler en el portón, así como un generoso difusor con cuatro colas de escape trapezoidales. Además, todos los cromados han sido sustituidos por un acabado negro brillante para que el aspecto sea más deportivo.

Habitáculo

Cara al habitáculo, los principales cambios se centran en unos asientos de corte más deportivo con formas envolventes para una mejor sujeción, así como un nuevo volante, achatado por la parte inferior.

Todocamino SUV Mercedes AMG GLS 63: interior

También se han incluido nuevos materiales para las molduras y otros componentes del interior.

Además, y como es habitual en las preparaciones de Mercedes-AMG, el sistema multimedia incluye nuevas funciones con las que se controlan diferentes parámetros del vehículo.

Motorizaciones

Para esta versión especial solo existe una opción mecánica: un poderoso propulsor V8 biturbo 5.5 que entrega una potencia de 585 CV y 760 Nm de par. Se trata del mismo motor que monta, por ejemplo, el AMG E 63 entre otros.

Todocamino SUV Mercedes AMG GLS 63: trasera

Las prestaciones de este SUV son más propias de un deportivo de altos vuelos; hace el 0-100 km/h en 4,6 segundos y alcanza una velocidad punta de 250 km/h.

Por otra parte, el consumo y emisiones en condiciones de homologación por parte del coche  se sitúan en los 12,3 l/100 km en ciclo mixto y 288 g/km de CO2.

Precio

Los precios parten de los 137 350 euros para la única versión disponible, cifra que aumenta considerablemente si se añaden los opcionales más interesantes. El más destacado, el Driver’s Package, aumenta la velocidad punta hasta los 270 km/h a cambio de 2 837 euros, e incluye el vano motor de fibra de carbono por 2 317 euros.

Como mejor extra para el habitáculo nos encontramos con el sistema de sonido premium Bang & Olufsen BeoSound AMG, que por 5 826 euros es el opcional más caro disponible. De manera comprensible, debido a la naturaleza del GLS, no tenemos opción a los frenos carbocerámicos.

Datos Mercedes-AMG GLS

  • 5 puertas
  • 7 plazas
  • Maletero: 680 litros
  • Tracción total 4MATIC
  • Motor V8 turboalimentado de 585 CV de potencia
  • Consumo y emisiones: desde 12,3 l/100 km y 288 g/km de CO2
  • Cambio automático de 7 velocidades AMG SPEEDSHIFT PLUS 7G-TRONIC
  • Precio: desde 137 350 euros