Jaguar XF: otra amenaza para los modelos germanos

· 10 diciembre, 2017

Jaguar continúa haciendo la competencia a los grandes fabricantes alemanes. En sus inicios, el Jaguar XF ya se mostró como una opción interesante frente a las berlinas alemanas, sin embargo, no terminaba de estar a la altura de vehículos como el Audi A6, el BMW Serie 5 o el Mercedes Clase E.

La última versión del modelo inglés ha dado el salto definitivo, con un diseño más cuidado y avanzado.

El grupo Jaguar-Land Rover ha evolucionado bajo el abrigo del gigante indio Tata. El nuevo XF ha bebido de modelos como el F-Type y el XE para dar lugar a una berlina de lujo a tener en cuenta en el mercado.

El exterior del Jaguar XF

El equipo de ingeniería de Jaguar se ha esforzado en conseguir la máxima ligereza para su nuevo diseño. Por ello, el peso del nuevo XF es un 11% menor que el de la generación anterior, ahorrando 190 kg.

Incorpora un 83% de piezas nuevas frente a su predecesor, partiendo de una plataforma casi en blanco estrenada por el Jaguar XE y con alto contenido de aluminio.

Jaguar XF 2017 berlina premium
El XF se estiliza en todas sus lineas respecto al anterior modelo. Jaguar XF/Jaguar (jaguar.com).

Las dimensiones decrecen ligeramente, teniendo 4,95 metros de largo y 1,46 de alto, lo que lo hace 7 mm más corto y 3 mm más bajo.

Además, gana un 30% de rigidez y mejora su coeficiente de resistencia aerodinámica, que pasa de 0,29 a 0,26. Esto se consigue gracias a una tomas frontales que canalizan mejor el aire, haciendo que el vehículo ofrezca menor resistencia al aire y, en definitiva, tenga un consumo más eficiente.

El aspecto general es más deportivo y afilado, con menores voladizos en su diseño exterior.

Una berlina más ágil y dinámica

Las suspensiones de la actualición del XE son de diseño prácticamente nuevo, muy similares a las del F-Type. El peso se reparte con un gran equilibrio 50/50 en cada eje, estando el trasero formado por un sistema multibrazo denominado Integral Link.

Los amortiguadores incorporados de serie varían sus fuerzas mediante una válvula incorporada en el pistón. Además, su herencia del F-Type se nota también en el sistema Torque Vectoring by Braking, que consigue un mejor reparto del par de fuerzas durante las curvas.

La conducción se siente más ágil y cómoda desde el primer momento. El vehículo se percibe más compacto al volante, aun siendo un modelo más grande que las berlinas alemanas.

Como extra, el coche puede incorporar el sistema Adaptative Dynamics, que permite una regulación de los movimientos de la carrocería y las ruedas de hasta 100 veces por segundo. Este sistema, permite adaptar el manejo del acelerador al gusto del conductor, además del cambio de marchas y de la dirección.

Esta última también tiene un nuevo diseño, con sistema eléctrico frente a la tecnología hidráulica del XF anterior.

Una gama de motores de gran eficacia

El nuevo Jaguar XF estrena nuevos diseños de motores diésel Ingenium montados en aluminio por la propia marca.

Mediante 4 cilindros con una capacidad 2.0, logra desarrollar 163 CV en su versión menos potente. El consumo parte de 4 litros cada 100 km, siendo un auténtico referente para los vehículos de este segmento y potencia.

Imagen posterior Jaguar XF2017 berlina premium
Aunque parecida, la imagen posterior del XF ha sufrido varios cambios. Jaguar XF/Jaguar (jaguar.com).

La ligereza del vehículo se ha logrado, entre otra cosas, reduciendo el tamaño del depósito de combustible, que ha quedado en 55 litros de capacidad. También existe una versión diésel 2.2 con un 24% más de consumo y un depósito de 69 litros. Este motor alcanza los 180 CV con un excelente rendimiento.

Las dos opciones de motores pueden adquirirse con un cambio manual de 6 velocidades o un sistema automático de 8 velocidades. Su mecánica destaca por ser suave y rápida.

Por último, el tope de gama es un motor diésel 3.0 V6 con doble turbo y modificaciones en el sistema de inyección. Este diseño alcanza los 300 CV, 25 más que en el modelo anterior. Solo está disponible con cambio automático, ofreciendo una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos y un consumo de 5,5 litros por cada 100 km.

En cuanto a las opciones de gasolina, se ofrecen motores 2.0 de 240 CV y 3.0 V6 de 340 y 380 CV. Esta última opción es propia de la versión deportiva XF S.

El interior del Jaguar XF

El espacio interior del vehículo aumenta en espacio gracias a una mayor distancia entre ejes.

La exclusividad es el punto básico de los vehículos Jaguar. Incorpora una pantalla táctil de 8″ con sistema InControl Touch, ampliable a 10,2″.

Jaguar XF 2017 berlina premium
Interior del nuevo XF. Jaguar XF/Jaguar (jaguar.com).

La tecnología del vehículo posee sistemas de asistencia en carretera con cámaras, aviso de cambio de carril y visión de ángulos muertos, además de limitador de velocidad inteligente y ayuda de aparcamiento.

Los detalles dependen del acabado elegido, pudiendo ser Pure, Prestige, R-Sport, Portfolio o S.

En definitiva, el nuevo diseño del Jaguar XF es un modelo a tener en cuenta por sus competidores alemanes, y una opción más que interesante para los interesados en una berlina de gama alta.