Honda Civic Sedán: la última versión del clásico japonés

Desde su lanzamiento en los años 70, el Honda Civic ha sido el modelo por excelencia de la fabricante japonesa. Cuenta con multitud de variantes, como el Civic Sport, el Civic Shuttle, que pasó a ser el Honda Orthia, el agresivo y llamativo Civic Type-R o el Civic Sedán.

Este vehículo puso a Honda en el mapa del mercado automovilístico mundial, llegando a competir eficazmente con la gigantesca General Motors.

El pequeño utilitario que era en sus inicios se ha renovado hasta una dédima generación. La lanzada al mercado en 2017, muestra una versión del Civic muy diferente a las anteriores.

Diseño exterior más deportivo para el Civic sedán

El exterior del Honda Civic sedán se ha remodelado a una variante más deportiva. Las líneas son más suaves, y la forma general es más baja, más ancha y más larga.

alt="Honda Civic sedan 2017"
La linea lateral del Civic Sedan es muy fluida.

Todos estos cambios, además de nuevos diseño en el parabrisas o las ventanillas, mejoran la aerodinámica del vehículo.

Honda considera como clientes potenciales del Civic 2017 a personas de unos 45 años o más. En consecuencia, ofrece un vehículo espacioso y elegante en las dos versiones de carrocería disponibles.

Un habitáculo más espacioso y con mejoras tecnológicas

El volumen interior es mayor que en versiones anteriores, con más espacio tanto para los pasajeros como para el equipaje. El maletero llega a un récord de espacio con 519 litros, que se puede aumentar enormemente gracias a los asientos traseros abatibles.

El sistema Honda CONNECT se lanza a una segunda generación, permitiendo una conectividad más fácil e intuitiva con dispositivos Android o Apple.

La mejora en la calidad de los materiales se percibe por todo el habitáculo. Destaca la incorporación de una pantalla LCD que actúa como interfaz y centro tecnológico del vehículo.

Un desarrollo cuidado al máximo

Honda afirma que el desarrollo del nuevo Civic Sedán ha sido el más exhaustivo y minucioso hasta el momento. La sensación de conducción mejora al ponerse al volante de un modelo más deportivo y con menor altura.

La suspensión se rediseña para mejorar la maniobrabilidad y la comodidad al circular, con un perfecto equilibrio entre conducción dinámica y cómoda.

alt="Frontal del nuevo Honda Civic sedan"
Frontal del nuevo Honda Civic Sedán.

Además, el sistema incorporado de control de ruido y vibraciones aumenta el confort del usuario. El peso del vehículo se reduce en 16 kg frente a la versión anterior.

Perfecta fusión de eficiencia y potencia en el Civic sedán

El motor del nuevo Civic sedán logra llegar a los 182 CV a 5 500 rpm, con un par máximo de 240 Nm entre las 1 900 y las 5 500 rpm.

Por otro lado, el vehículo incorpora un modo de caja de cambios manual de 6 velocidades. Con ello, logra un cambio de marchas ágil y eficaz, aumentando la sensación deportiva.

También se puede configurar con un cambio automático de transmisión variable CVT. A pesar de permitir una conducción más cómoda, suave y relajante, disminuye la calidad de las prestaciones del vehículo.

El consumo medio ronda los 5,8 litros a los cien kilómetros, un valor bajo y atractivo para el cliente. Para esto se ha incorporado el sistema Earth Dreams Technology, que además disminuye las emisiones.

Honda vuelve a priorizar la seguridad

De nuevo, la filosofía de seguridad de Honda impera en sus diseños, siendo el Civic sedán 2017 uno de los más seguros de su clase.

Incorpora un completo paquete de sistemas de seguridad llamado Honda Sensing. Posee un sistema de prevención de impactos, avisador de colisión frontal, reconocimiento de señales o sistema de mantenimiento en el carril.

Honda no abandona en ningún momento la seguridad como principal característica de sus modelos

También se incluye un avisador de cambio de carril involuntario con señales acústicas y visuales. El limitador de velocidad se combina con el ya mencionado sistema de reconocimiento de señales para ajustar la velocidad del vehículo al límite de la carretera.

alt="Maletero y parte trasera del Honda Civic sedán"

Además, el chasis renovado ofrece robustez y resistencia en caso de colisión. Y como añadido a la seguridad no hay que olvidar la ergonomía del volante y los asientos, que facilita el mantenerse centrado en la conducción.

Las claves del Civic sedán 2017

En definitiva, el nuevo Civic sedán se asienta sobre una plataforma completamente nueva, con el modelo más grande de su historia.

El novedoso diseño logra una apariencia más agresiva con un habitáculo más amplio.

La conducción es más ágil, confortable y dinámica, el punto medio entre un vehículo elegante pero a la vez deportivo. Y como siempre, para Honda la seguridad lo es todo.

Te puede gustar