Coches de Google miden la contaminación

· 1 octubre, 2018
Para quienes no lo sepan, estos coches son los que se encargan de grabar y fotografiar las calles para más tarde poder mostrarlo en Google Maps y facilitarnos encontrar el lugar que buscamos

Google siempre ha sido pionera en lo referente a Internet, tecnología y muchos otros aspectos. Parece que a este gran gigante no le da miedo nada, tal como ha demostrado con el lanzamiento de coches Google, pensados para medir la contaminación y de esta forma intentar regularla.

Cómo funcionan los coches de Google

La contaminación en las grandes ciudades está a la orden del día, y se están haciendo grandes esfuerzos por terminar con ella. Esta iniciativa por parte de Google, podría desempeñar un papel principal en ello, pues es algo relevante que solucionar dada la fuerte influencia negativa que la contaminación tiene en nuestra salud.

Para llevar a cabo este proyecto pionero, Google se unió con Aclima para a través de la tecnología realizar un mareo capaz de medir los agentes contaminantes en el aire en tiempo real.

Tramos más peligroso de España carreteras

Esto podría indicar datos fiables de las horas en las que la contaminación es mayor y poder de esta manera poner medios para controlarla. La primera ciudad en probar estos servicios de Google ha sido Denver. Gracias a la asociación con una startup ha sido posible que los coches tengan unos sensores ambientales de gran fiabilidad en tres de sus coches street view.

Tanto Aclima como Google hicieron públicas sus intenciones de descubrir al menos nueve contaminantes distintos en el aire. Los multisensores de Aclima unidos a la tecnología y el trabajo de los coches street view estarán recorriendo las calles de Denver durante un mes a la vez que detectan los niveles de contaminación y desvelan por qué agentes externos son producidos.

Qué se conseguirá

Como es de imaginar esta no es una iniciativa independiente que esperará al mejor postor. Google nunca actúa por libre y siempre se cubre las espaldas con aquellos que pueden ofrecerle refuerzos y garantías de que su trabajo será bien remunerado.

En esta ocasión cuenta con el apoyo de EPA, el Fondo de Defensa del Medio Ambiente y con el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley. Gracias a este apoyo y si el proyecto sale bien, no solo Go

Conducir en ciudad.

Esto lograría que una base de datos a la que cualquier ciudadano podría acceder a través de su smartphone le indique cuáles son los lugares con menor contaminación así como los lugares de mayor polución. ¿De qué sirve esto?

Pues bien, imagina que quieres ir con tu hijo al parque a las cinco de la tarde en la gran ciudad en la que vives. Es obvio que quieres proteger a tu pequeño, por lo que consultas la app, y observas el nivel de contaminación y polución que hay en la zona, lo cual podría beneficiar o perjudicar a tu hijo, dependiendo de la situación que tomes.

Hay que tener presente que el viento, la temperatura y la humedad influyen de manera importante a la hora de medir los niveles de contaminación. El trabajo de Aclima ha sido primordial en esto ya que su plataforma de multi-sensores es capaz de detectar cualquier agente contaminante que haya en el aire independientemente de las circunstancias que lo rodeen.

El único problema presente en el momento es que los costes para fabricarlos son muy elevados, por lo que la startup trabaja hombro a hombro con el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley para hacer una nuevo versión mejorada de los sensores y que se puedan obtener de forma más económica.

¿Podremos ver pronto más coches de Google alrededor del mundo colaborando para preservar el medio ambiente? Es probable que con el buen trabajo que está haciendo este equipo, esto sea pronto una realidad.