Lamborghini Sián, el primer híbrido de la marca es además un V12

Juan · 12 octubre, 2019
Lamborghini ha roto una nueva barrera con el Sián, su primer modelo híbrido. Su producción es limitada, con 63 unidades que conmemoran el año de la creación de la marca

Para muchos, la batalla entre Enzo Ferrari y Ferruccio Lamborghini es una de las mejores historias de la automoción. Dicha rivalidad fue la causa de que en 1963 naciese un nuevo fabricante de deportivos: Lamborghini. Anteriormente, la marca se dedicaba a vehículos agrícolas, que distan mucho de su última joya, el Lamborghini Sián.

Forma parte de la nueva estrategia de la marca de crear ediciones limitadas con las que los beneficios aumentan exponencialmente. Por lo tanto, el Lamborghini Sián no es el primero; lo preceden los Lamborghini Centenario y Lamborghini SC18, ambos basados en el Lamborghini Aventador S, aunque en el caso del Sián se va más allá.

Diseño exterior del Lamborghini Sián

En primer lugar, muestra por donde irán los tiros en cuanto a la estética de los años venideros. Las bases se asentaron con el prototipo Terzo Millennio en 2017, con grandes aberturas a lo largo de todo el coche o la iluminación en forma de Y, la nueva identidad de la marca.

Lamborghini Sian: trasera.
Zaga del Lamborghini Sian.

La firma lumínica trasera triple aumenta la sensación de anchura en un coche que coquetea con los dos metros. Tampoco pasa desapercibido el difusor trasero y las dos colas de escape, así como el alerón posterior retráctil con la inscripción 63 en los laterales.

Tanto la aerodinámica como el estilo del mítico Countach sirvieron de inspiración para el diseño del Sián.

Sin comunicado al respecto, es de suponer que la personalización será totalmente al gusto del cliente, un detalle vital en coches de este calibre. De no ser así, personalmente no encuentro problema alguno, ya que la especificación de las imágenes es brutal, verde combinado con las llantas de 20 y 21 pulgadas en naranja.

Diseño interior

El naranja se extiende hasta el habitáculo, donde comparte protagonismo con superficies tapizadas en Alcántara. Utiliza la nueva consola central con pantalla en formato vertical, lo que reduce considerablemente el número de botones con respecto al modelo del que deriva.

Lamborghini Sian: interior.
Interior del Lamborghini Sian.

El cuadro de instrumentos digital se mantiene invariable salvo los nuevos menús de información del sistema híbrido.

V12 microhíbrido con supercondensadores

El comienzo de un nuevo capítulo en la historia de Lamborghini. Ese podría ser el eslogan del Lamborghini Sián, el primer híbrido del fabricante italiano. No, no han recurrido a esta tecnología al tiempo que montan motores más pequeños. Han mantenido el clásico motor V12 atmosférico, ahora combinado con microhibridación y supercondensadores.

Conjuntamente ofrece 819 CV de potencia, aunque del motor de combustión solo se extraen 785 CV, cinco más que el Lamborghini Aventador SVJ.

Es capaz de superar los 350 km/h y necesita solo 2,8 segundos para la maniobra del 0-100 km/h. Curiosamente, el motor eléctrico está integrado en la propia caja de cambios.

Se hace llamar e-motor, y aporta 34 CV extra de potencia. Otra curiosidad es que no se comporta como ningún microhíbrido del mercado, y es que se asemeja más a un híbrido convencional porque es capaz de mover el coche en modo completamente eléctrico a baja velocidad.

Lamborghini Sian: vista superior.
Vista superior del Lamborghini Sian.

Otra característica única del Sián es que prescinde de las baterías de almacenamiento. En su lugar, Lamborghini ha ideado un sistema de supercondensadores, más potentes y ligeros a igualdad de potencia. La energía que se almacena en los mismos proviene de la frenada regenerativa.

Resulta llamativo que en el caso de que alguna unidad de su limitada tirada se matriculara en España, gozaría de la etiqueta medioambiental ECO de la DGT, así que podría circular sin ningún tipo de restricción en jornadas de alta contaminación.

Comercialización del Lamborghini Sián

Aunque todos defiendan la exclusividad de sus productos, no es ningún secreto que todos los fabricantes de deportivos han aumentado considerablemente su producción en los últimos años. Ferrari ronda las 10 000 unidades; Lamborghini rompió récords en 2018 con casi 6000 ‘vendidos’, y en 2019 serán más.

Porsche es un caso aparte, pero todos ellos han llegado a una conclusión: vender modelos diferenciados y únicos por algún motivo a tarifas más que infladas. Por ello, todas y cada una de las 63 unidades del Lamborghini Sián tienen un valor superior a los 3 millones de euros.