El Toyota Camry Hybrid llega a España tras arrasar en Estados Unidos

Enrique Canivell · 28 septiembre, 2019
Podría decirse que el Toyota Camry Hybrid es la berlina de representación de la marca nipona. Viene con abundante equipamiento y un eficiente y capaz motor.

Parecía que esta enorme berlina japonesa no iba a llegar al mercado europeo, cada vez más dado a los coches más compactos. Al fin, el Toyota Camry Hybrid está disponible en España –después de una ausencia de 15 años al ser sustituido por el Toyota Avensis– tras cosechar un enorme éxito de ventas en los Estados Unidos.

Según la marca nipona, se trata de la berlina más vendida del mundo con más 700 000 unidades anuales. Con casi 40 años en el mercado, y una presencia en más de 100 países, se han comercializado más de 19 millones de unidades, una cifra nada desdeñable.

Podemos decir que la firma asiática ya tiene berlina de representación en su gama.

Situado entre el segmento D y E, dados sus 4,89 metros, sorprende que un producto con una estética simplemente correcta –pero que no sobresale por ser atractiva– haya tenido tal acogida por parte del público. Desde luego que visualmente poco tiene que hacer, por ejemplo, con un Mazda6, una bonita berlina de 4,87 metros que, eso sí, cuenta con menos maletero: 480 litros frente a los 524 litros de capacidad del Toyota.

Trasera del Toyota Camry Hybrid
Trasera del Toyota Camry Hybrid.

Mecánica del Toyota Camry Hybrid

Un argumento de venta del Toyota Camry Hybrid será una hibridación que, más allá de consumos bajos, sobre todo en ciudad, permitirá acceder al centro de las grandes capitales que aplican restricciones al tráfico por las emisiones contaminantes. Esto es gracias a una de los etiquetas medioambientales de la DGT como es es el distintivo ECO.

Por cierto, comparte elementos estructurales con el Lexus ES, incluida la motorización, también presente en el Toyota RAV4. Así, combina un motor de gasolina de 2,5 litros, 178 CV a 5700 rpm y 221 Nm a 3600 rpm con un propulsor eléctrico de 120 CV y 202 Nm para una potencia conjunta de 218 CV. Este sistema de propulsión va asociado al habitual cambio de variador continuo que emplea la marca japonesa.

Esta berlina de más de 1,5 toneladas en vacío puede completar el 0-100 km/h en 8,3 segundos, lo que es más que correcto, pero su punta es de ‘solo’ 180 km/h.

El consumo medio homologado de 5,3 litros, bajo el nuevo ciclo WLTP, distará poco o nada de realidad, según el tipo de conducción que se practique. Es un buen dato dado su tamaño y peso.

Interior del Toyota Camry Hybrid
Interior del Toyota Camry Hybrid.

Acabados y precios

El Toyota Camry Hybrid cuenta con múltiples opciones de equipamiento según el acabado escogido:

  • Business, desde 32 300 euros: cámara de visión trasera, climatizador bizona, instrumentación digital de 7 pulgadas, faros LED, sensores de lluvia, luz y aparcamiento tanto delanteros como traseros, llantas de aleación de 17 pulgadas y el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7 pulgadas.

 

  • Advance, desde 32 500 euros: al acabado anterior se le añaden faros antiniebla LED, pasos de puerta en aluminio, llantas de 18 pulgadas, sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 8 pulgadas y navegador.

 

  • Luxury, desde 38 000 euros: además de lo que ya equipan los acabados Business y Advance, se suman asientos delanteros calefactados, head-up display a color, alerta de tráfico trasero con asistente de frenada, detector de ángulo muerto, tapicería de piel en negro o beige y unos asientos traseros reclinables eléctricamente –que restan 24 litros de maletero para un total de 500– con un reposabrazos central con panel de control multifunción que lleva cargador inalámbrico de smartphones y climatizador trizona.
Mandos de ventilación de la parte trasera del del Toyota Camry Hybrid
Mandos de ventilación de la parte trasera del del Toyota Camry Hybrid.

Parece que con una diferencia de solo 200 euros entre el equipamiento básico y el intermedio, el acabado Business tendrá un papel testimonial fuera de los pedidos para flotas. Y es que salvo que alguien prefiera las llantas de 17 pulgadas por consumo o comodidad, no tiene mucho sentido no hacerse con el acabado Advance.