Las locuras más interesantes del SEMA Show 2019

Juan · 20 noviembre, 2019
¿Un Porsche-Tesla? ¿Un clásico con motor de superdeportivo? ¿Berlina de fibra de carbono? Todo es posible gracias al SEMA Show 2019, la última edición del santo grial de los salones de tuning.

El SEMA Show 2019 ha comenzado y de todas las novedades allí expuestas hemos realizado un pequeño repaso a las que, a nuestro juicio, son las más interesantes. Para quien no conozca este evento, es el santo grial del tuning y preparaciones de mayor o menor profesionalidad, pero en todo caso de calidad más que sobresaliente.

Este año los preparadores han hecho especial hincapié en la mezcla de conceptos, con los eléctricos como un tema recurrente. Son muchas las creaciones que nos dejamos en el tintero, como un Chevrolet Camaro de 1969 híbrido enchufable. A continuación, exponemos los cuatro que más han llamado nuestra atención:

Ford Mustang Electric, protagonista del SEMA Show 2019

Ford Mustang Electric: frontal
Ford Mustang Electric.

Quizás el más llamativo, y por ello lo tratamos primero, sea este Ford Mustang 100 % eléctrico. Es el primero de este tipo y ofrece 671 kW de potencia, lo que se traduce en 900 CV desbocados a las ruedas traseras. Más allá de esta cifra, lo más sorprendente es que mantiene una caja de cambios manual de 6 velocidades.

Se ha desarrollado en colaboración con Webasto, proveedores de las baterías.

Para domar tanto caballaje se han instalado los frenos del Shelby Mustang GT350R. Aunque Ford no haya tenido parte en esta creación, es cuanto menos curioso el momento en el que este prototipo ve la luz. Estamos a unos días de conocer el Ford Match-E, un SUV eléctrico basado en el mítico pony car.

El Dodge más bestia

Dodge es un fabricante que parece obviar lo que la industria intenta introducir en el mercado. En su gama no hay híbridos ni nada de eso, sino coches con más de 700 CV en sus versiones más bestias, como el Challenger Hellcat Redeye y el Charger, y ha sido este último el que se ha llevado el gato al agua en esta ocasión.

Dodge Charger SpeedKore: frontal.
Dodge Charger SpeedKore.

Sobre la base de un Charger Hellcat Widebody se ha construido una carrocería completa en fibra de carbono a la que se le han practicado más aberturas para mejorar la refrigeración de su propulsor. El propulsor es el conocido V8 6.2 litros Demon, que tras la introducción de dos turbocompresores y otras mejoras ofrece la friolera de 1546 CV.

Se ha aprovechado la tracción total para equipar neumáticos de tierra y aumentar la altura del coche.

Un Ford Bronco muy bien dotado

Para los aficionados a los coches, el mítico presentador y coleccionista Jay Leno es lo más parecido a un Dios. Una de sus últimas adquisiciones fue este precioso Ford Bronco de 1968, el cual se presenta en el SEMA Show 2019 completamente remozado. Su restauración ha sido capitaneada por Ford Performance y han preparado una gran sorpresa.

Frontal del Ford Bronco Predator, en el SEMA Show 2019
Ford Bronco Predator.

Bajo una apariencia clásica se esconde un tren motriz actualizado para que se conduzca como si de un coche nuevo se tratase. Sin embargo, su secreto es el V8 Predator de 5.2 litros. Si no lo reconoces por su nombre, es el mismo que estrena el nuevo Shelby Mustang GT500, propulsor capaz de desarrollar 760 CV de potencia.

La colección privada de Jay Leno se enriquecerá con este lobo con piel de cordero de 1968.

Porsche 911, un clásico electrizante

Con el Porsche Taycan la firma germana ha plantado el germen de lo que promete ser un futuro próspero y exitoso de la mano de la electricidad. Sin embargo, nadie duda de que Tesla es el rey indiscutible del movimiento eléctrico. Pero ¿qué pasa cuando lo que te gustan son los clásicos, más concretamente el Porsche 911, pero quieres ser ecológico?

Porsche 911 E-RWB: frontal.
Porsche 911 E-RWB.

Surge así el Porsche 911 E-RWB, un deportivo clásico modificado al que se le ha sustituido su motor bóxer por uno más electrizante y potente. Bajo el capó trasero de esta belleza descansa el motor de un Tesla Model S Performance. En cifras, hablamos de 420 kW de potencia, es decir, 570 CV.

Además, el aspecto estético ha recibido el tratamiento del preparador RWB, así como un interior a medida, con jaula antivuelco cromada, asientos Burberry y un volante momo de madera entre otros muchos detalles. A nuestro juicio, es la creación más rompedora del SEMA Show 2019.