Los pueblos más bonitos de Cataluña

Virginia Duque Mirón · 27 diciembre, 2018
Nada mejor que disfrutar con tu coche de un viaje por los pueblos más bonitos de Cataluña. En este caso, te ofrecemos una lista de los lugares más idílicos de esta comunidad.

Cataluña es mucho más que la capital de Barcelona, es una comunidad llena de encanto y pueblos tradicionales que tienen mucho que aportar. Por esta razón, hemos elaborado una lista de los pueblos más bonitos de Cataluña que, realmente, merece la pena visitar.

¿Quieres venir con nosotros en un recorrido por ellos? ¡Pues vamos!

Estos son los pueblos más bonitos de Cataluña

Banyoles, Gerona

uno de los pueblos más bonitos de cataluña es banyoles

Aunque es difícil elegir tan solo unos pueblos de los más bonitos en Cataluña, pensamos que Banyoles debía estar entre ellos. En esta localidad se encuentra el lago natural más grande de España. Su imagen abrazada por montañas verdes y frondosas forma una postal idílica que no se borrará nunca de tu mente.

Se dice que Banyoles es una de las localidades en las que mejor se vive, por su tranquilidad y el nivel de vida económico. Quizá no sea fácil conseguir un trabajo. Sin embargo, viviendo en una era en la que Internet es el medio de empleo de muchos, una temporada en Banyoles no sería una idea desdeñable, ¿no?

Tossa de Mar

La vista aérea de este pueblo es cuanto poco hermosa. Nos faltan palabras para describirla. Amurallada y con precipicios naturales que mueren en el mar, una mar turquesa y rocoso que crea un paisaje paradisíaco.

Siempre hemos oído hablar de la Costa Brava y su belleza, pero Tossa de Mar parece haberla acaparado toda. No dejes de visitar este bello pueblo que te transportará a otra época.

Miravet

Diferente al anterior pero no menos bello, se encuentra en Tarragona Miravet, un pueblo que parece sacado de un cuento de hadas, alineado a los pies de una pequeña colina coronada por un castillo de la Edad Media.

costa de miravet tarragona

El río Ebro a sus pies, parece más bien un océano que quiere mostrar con su efecto espejo la majestuosidad de Miravet. Una postal digna de un fondo de pantalla sin duda, que nunca podrás olvidar.

Besalú

También en Gerona encontramos Besalú. Aunque no es una ciudad costera, sus casas de estilo medieval junto con su muralla y castillo que atraviesan el río Fluviá llaman la atención de todos los visitantes.

Sin duda, un pueblo peculiar, con vestigios judíos, romanos y cristianos, una mezcla de culturas que han hecho de esta localidad un lugar único e irrepetible en el mundo.

Cadaqués

Aquí nació el famoso Dalí, y no nos extraña que este pueblo fuera su mayor inspiración. Su belleza es visible desde cualquier punto. Destacan sus casas blancas al más puro estilo español con calles empedradas que rezuman historia por doquier.

vista-aerea-cadaques-costa

Lo conmovedor o irónico de dejar atrás la juventud está implícito en cada uno de los momentos gozosos al viajar: uno sabe que la primera alegría jamás será recobrada, y el viajero sabio aprende a no repetir sus éxitos sino a ir tras nuevos lugares todo el tiempo

-Paul Fussell-

Parece haber sido olvidado entre el mar y la montaña, pero esto precisamente es lo que lo hace ser tan especial. Un pueblo tradicional de pescadores que guarda toda la esencia de la historia y el oficio que lo hizo crecer.

Tahull

¿Crees que solo en Suiza se pueden ver hermosos pueblos en medio de prados verdes? Pues te equivocas, Tahull es uno de esos pueblos a los pies de los Pirineos que quitan el sentido. Es posible que puedas llegar con tu todoterreno hasta su Iglesia de San Clemente, se erige solitaria en medio de un paisaje frondoso. Esta es una construcciónque no necesita mucho más que su estructura y su color para destacar.

Rupit i Pruit

Barcelona es mucho más que una ciudad condal y cosmopolita, y así lo demuestran pueblos de su provincia como Rupit i Pruit. Sus casas hechas de pizarra y sus calles de piedra contrastan de forma magistral con las flores que permanecen durante todo el año en sus balcones.

vista aerea de rupit i pruit

Está ubicado en un cerro y rodeado por un bosque en el que podrás disfrutar de un salto de agua de 90 metros de altura.
¿Se te ocurre un contraste más sobresaliente y maravilloso?

Sitges

Finalmente, una lista de los pueblos más bonitos de Cataluña no estaría completa sin este pueblo costero.
Así, en Barcelona merece la pena visitar Sitges, un pueblo pesquero que desprende hermosura por todos los rincones. Está muy cerca de la ciudad y, a pesar de su ambiente nocturno, sigue guardando la esencia de lo que fue; un pueblo tradicional que se esfuerza por no cambiar.

¿Ya ha escogido cuáles de estos pueblos quieres conocer? O mejor aún, ¿te animas a un tour en coche por todos ellos?