Mercedes Citan, ¿realmente era necesario Mercedes?

Este vehículo industrial, disponible en tres versiones según el uso que se le vaya a dar, toma como base la furgoneta Renault Kangoo; por supuesto, con un precio más elevado y con motores diésel originarios de la marca francesa

Siempre se ha dicho que en todas las familias hay un miembro que no casa con el resto. En la industria automovilística esto también ocurre y un fabricante como Mercedes tampoco es ajeno. En el caso de los de la estrella el intruso es el Mercedes Citan, un vehículo industrial ligero basado en el Renault Kangoo. Cosas de la globalización.

Si bien la colaboración entre la marca francesa y los alemanes comenzó con el suministro de motores para los Clase A y el resto de la gama compacta, esta se reforzó aún más con la llegada de este furgón pequeño. Es mucho más caro que el francés –se paga la marca– y con mínimas diferencias con respecto al modelo original. ¿De verdad era necesario un producto así en la gama?

Diferencias respecto a una Kangoo

La pocas diferencias que hay entre este modelo y su hermano de origen francés se encuentran en el apartado estético, tanto externo como interno. A nivel exterior, el cambio más importante se encuentra en el frontal, que adopta unas formas más en consonancia con el resto de productos de la firma. 

Esto se traduce a una parrilla de grandes dimensiones presidida por el logo en posición destacada, así como unos faros de formas bastante afiladas. El perfil solo se diferencia por los nuevos diseños para las llantas de aleación, mientras que la zaga estrena nuevos pilotos y la posibilidad de un portón de una puerta. 

Mercedes Citan: interior
Interior de la Mercedes Citan.

Para el habitáculo las novedades son aún menores. En el volante solo ha cambiado el logo del fabricante y el salpicadero presenta un diseño más vertical, con los controles de la radio y la climatización en diferente posición. Los aireadores también han cambiado y ahora son redondos.

Versiones

Hay disponibles tres tipos de carrocería –furgón, mixta y tourer– con tres batallas diferentes. La versión furgón se puede solicitar con las tres longitudes (2313 mm, 2697 mm y 3081 mm de batalla), mientras que la mixta solo la hay con la batalla más larga. Por su parte, la versión tourer solo se encuentra con la longitud de batalla intermedia.

Las principales diferencias entre todas ellas es el enfoque que tienen. La versión furgón solo tiene los asientos delanteros, con las ventanillas laterales y traseras cerradas para añadir publicidad; tiene un mercado puramente industrial. Para un uso que combine el trabajo y el ocio está la Citan mixta, con ventanillas de cristal y cerradas.

Por último, la versión tourer está enfocada a un uso eminentemente de ocio, con todas las ventanillas abiertas y mejores materiales interiores. Esta última también se diferencia por el uso de las barras en el techo. Especial mención a la posibilidad de equipar un kit exterior de aspecto más aventurero, siguiendo la moda SUV.

Versiones Mercedes Citan
Las tres versiones de la Mercedes Citan expuestas.

En cuanto a los motores, la gama se compone de tres opciones de gasóleo. Sobre el mismo propulsor de origen Renault, se disponen los Citan 108 CDI, 109 CDI y 111 CDI, con potencias de 75, 90 y 110 CV, respectivamente.

Precios

En cuanto a las tarifas de este peculiar vehículo industrial, los precios parten de los 14 803 euros del Citan furgón de batalla corta, ascienden a los 15 504 euros del tourer básico y llega a u coste del 18 644 euros del Citan mixto más barato.

Como punto positivo, a estos vehículos se les podría aplicar un impuesto reducido de matricularse como vehículo de trabajo, aunque esta ventaja también tiene sus inconvenientes. Entre los más destacados es la inspección técnica de vehículos, la conocida ITV, la cual en coches de trabajo es más frecuente. 

Datos Mercedes Citan

  • De 3 a 6 puertas.
  • De 2 a 7 plazas plazas.
  • Maletero: desde 685 litros.
  • Tracción delantera.
  • Motor diésel con potencias de 75, 90 y 110 CV.
  • Consumo y emisiones: desde 4,3 l/100 km y 112 g/km de CO2.
  • Cambio manual de cinco velocidades.
  • Precio: desde 14 803 euros.
Te puede gustar