MINI Electric, un concepto prometedor

Este pequeño prototipo del grupo BMW podría ser el preludio de una gama de coches eléctricos pequeños y deportivos; se rumorea que podría montar la motorización del BMW i3

Mini, el rey del segmento B, siempre busca ofrecer lo mejor a sus consumidores y ahora está buscando adentrarse aún más en el mundo del motor 100% eléctrico. Mini Electric es el nombre que lleva el coche concepto de la marca alemana BMW.

Como todos coches eléctricos, su finalidad es el ofrecer una alternativa sin gases contaminantes, pero con la potencia que un motor a combustión interna daría, una propuesta que MINI han buscado seguir desde su coche experimental, el MINI E.

Apariencia del nuevo MINI Electric

Con respecto a su apariencia, contará con el patrón de diseño de los coches MINI, pero con detalles imponentes en su carrocería, incluso más soberbio que el crossover Mini Countryman; cuenta, de momento, con una pintura gris con detalles en amarillo.

Su diseño frontal muestra una cara familiar con respecto al capó y ópticas. El principal encanto va en sus parachoques y parrilla, que dan una apariencia más ‘tuning‘ al coche.

Su parrilla está dividida por una franja horizontal amarilla con el símbolo de un enchufe en un extremo, mientras que su parachoques tiene entradas de aire en los extremos y en la parte inferior.

En su vista lateral se puede apreciar el acabado gris en diferentes tonalidades con detalles amarillos en la parte inferior de la puerta, retrovisores y ruedas de 19 pulgadas. Además, se puede notar que la coloración del techo va en degradado de blanco a amarillo y la tapa del toma corriente tiene el diseño de un conector.

Su diseño posterior es la mezcla perfecta entre sencillez y robustez, ya que tiene una apariencia que nos hace recordar al Countryman, pero con su propio toque de distinción. Con respecto a sus luces traseras, cuentan con un diseño similar a las de la gama John Cooper Works, aunque el patrón de estas aluden a la bandera británica.

MINI Electric: trasera
Trasera del MINI Electric.

Al no ser un coche que se haya presentado un modelo para producción, no se sabe mucho sobre su apariencia interna. Sin embargo, podría presumirse que BMW va a mantener el diseño de sus coches actuales, o quizá nos sorprenderá con algo nuevo.

Motorización

Se rumorea que debajo del capó del MINI Electric pueda estar el motor del BMW i3 y la batería de iones de litio de 33 kWh. De ser así, este coche contaría con una autonomía de 200 km y 170 CV, o 184 CV si fuese el motor del nuevo BMW i3S.

Algo curioso de ver, es cómo lograrán encajar el pack de batería del BMW i3 en el MINI Electric, ya que el BMW i3 fue creado para ser un coche eléctrico, mientras que el MINI fue diseñado para incorporar un motor de combustión interna. Tanto así, que en el híbrido MINI Cooper S E Countryman All4, la batería de 6,1 kWh a duras penas se pudo calzar.

¿Qué esperar del Mini Electric?

Muchos estamos a la expectativa de lo que este modelo eléctrico podrá ofrecer. Una de las grandes incógnitas es si este coche tendrá asientos traseros, ya que no se sabe aún la ubicación de las baterías de litio.

MINI Electric: lateral
Lateral del MINI Electric.

Otro aspecto a la espera de ser revelado es el precio del MINI Electric; sabemos que los coches de la marca alemana son bastante costosos, y la versión eléctrica de un MINI no ha de ser la excepción, cuando encima la versión híbrida del Countryman es de las más costosas en su grupo.

Cada vez hay más tipos de coches eléctricos… Y aún estamos a la espera de saber de qué clase será el MINI Electric. Los cierto es que la espera está muy cerca de acabar y quizá el 2019 sea un año de revelaciones.

Conforme avanzan los años, los coches eléctricos buscan abrirse paso en el mundo del motor y está claro que los fabricantes de automóviles buscan adentrarse en la gama de los coches a propulsión eléctrica, así que el momento de evolución está cada vez más cerca.

Te puede gustar