La transición al rally de Grupo A

El objetivo de esta categoría denominada Grupo A era la de permitir una mayor participación de los equipos privados en las competiciones automovilística

El Grupo A de las competiciones de rally está formado por vehículos con mayores limitaciones en potencia, peso, tecnología y coste total que en el Grupo B y en el Grupo C. En el caso de las competiciones del Grupo B, en ellas se encuentran vehículos de alta potencia, ligeros y con importantes novedades técnicas.

Por otro lado, los vehículos del Grupo C surgieron como sustitución del Grupo 5 y del Grupo 6, con sus prototipo del Porsche 935 y del Porsche 936, respectivamente.

La finalidad del Grupo A

Estos se diferencian de los equipos oficiales en cuando al apoyo que reciben de compañías fabricantes de automóviles. De esta manera, los equipos oficiales cuentan con un apoyo completo por parte de la marca, que se encarga de crear el equipo, fichar a los pilotos y a los mecánicos, conseguir la financiación y establecer las nóminas.

Además, los equipos oficiales cuentan con los departamentos deportivos del fabricante, que se encarga de gestionar y controlar todos los equipos que participan en las competiciones, como ocurre con Peugeot o con SEAT.

Por otro lado, algunas marcas recurren a subcontratas, como en el caso de Ford, Subaru o Mitsubishi. Esto permite que el equipo oficial esté apoyado por grandes patrocinadores, lo que supone una clara desventaja en cuando a financiación frente a los equipos privados.

Homologación de un vehículo del Grupo A

Para que un vehículo sea homologado según los criterios del Grupo A deben haberse producido al menos 2 500 unidades del modelo en cuestión en el último año.

Además, también deben haberse producido 25 000 unidades del modelo principal. Sin embargo, hasta el año 1997, los requisitos establecían que fuesen producidas 5 000 unidades del vehículo, sin considerar las unidades producidas del modelo principal.

En los comienzos de este grupo, la FIA (Federación Internacional del Automóvil) permitió un mínimo de 500 unidades homologadas. El problema surgió cuando algunos vendedores no alcanzaban las 500 unidades fabricadas, por lo que muchos fueron modificados para participar en otras competiciones.

Esto ocurrió con modelos como el Volvo 240 Turbo Evo, que tras producir las 500 unidades requeridas se quitaron las modificaciones en 477 de ellos y fueron vendidas como el modelo 240 Turbo para el mercado de calle.

En las competiciones de rally, los modelos pertenecientes al Grupo A utilizan versiones con turbo y tracción en las cuatro ruedas. Los vehículos son automóviles pertenecientes al segmento C o coupés, como Lancia Delta, el Subaru Impreza WRX o el modelo Celica de Toyota.

El límite de 5 000 unidades producidas fue reducido a 2 500 en el año 1994, cuando los automóviles son modificados para aumentar su potencia y su par motor. Además, son equipados con suspensiones y llantas específicas para las condiciones especiales de un rally, con sus tramos de distintas superficies.

Especificaciones dentro del Grupo A

Dentro del Grupo A existen distintas especificaciones, con pequeñas variantes entre sí. Entre ellas destacan los modelos World Rally Car y los S2000, como el desarrollado por Abarth.

Los primeros obtienen su homologación de WRC al superar un peso mínimo de 1 230 kilogramos y un motor de gasolina con una cilindrada menor de 2.0 litros. Por otro lado, los modelos S2000 surgen ante el declive observado en los WRC, e incorporan motores turboalimentados con cilindradas de hasta 1.6 litros y alerones de gran tamaño.

Dentro del Grupo A de competición existen las siguientes clases:

  • Clase A5: permite cilindradas de hasta 1.4 litros.
  • Clase A6: engloba las categorías S1600 y F3. La cilindrada permitida va desde 1.4 a 1.6 litros. Deben tener tracción delantera y la potencia máxima será de 230 CV para los S1600 y de 200 o 210 CV para los F3.
  • Clase A7: incluye la categoría F2. La cilindrada permitida en esta clase va desde los 1.6 a los 2.0 litros, también con tracción delantera.
  • Clase A8: dentro de esta clase se incluyen los modelos S2000, los World Rally Car y los Kit Car. En el caso de los S2000, el peso mínimo debe superar los 1 150 kilogramos. Dentro de la clase A8, los WRC son los únicos modelos que pueden incorporar turbo, y la tracción de todos los vehículos de clase A8 poseerán tracción total. En cuanto a las potencias, tanto los modelos Kit Car como los S2000 pueden alcanzar potencias de 280 CV, y los WRC pueden llegar a los 300 CV.
Categorías: Rally Etiquetas:
Te puede gustar