¿Es malo dejar el coche parado mucho tiempo?

Por distintos motivos a veces nuestro vehículo se queda parado por una larga temporada y tendremos que tener ciertas precauciones para evitar que esta situación le pase factura

Los problemas derivados de dejar el coche parado mucho tiempo es una preocupación habitual entre los conductores.

Especialmente entre las personas de más edad no es raro encontrar vehículos que no se mueven más de una vez cada muchos días, ya sea por unos motivos y otros, un coche que se mantiene parado durante periodos muy largos puede sufrir algunas averías, por lo que conviene tener en cuenta algunos consejos.

Arrancar el coche una vez cada 10 días

Esta es una pauta importante para evitar que los elementos mecánicos como el moto no pierdan su dinámica habitual. Aunque no se vaya a circular con el coche, es recomendable arrancarlo al menos una vez cada 10 días para que los sistemas móviles del vehículo se pongan en marcha.

El coche no arranca.

Un motor que ha pasado mucho tiempo inactivo puede ofrecer cierta dureza al reaccionar, y los líquidos como los aceites, los líquidos de freno o el anticongelante pueden apelmazarse, lo que dificultará su tránsito por sus respectivos sistemas. Incluso la gasolina puede llegar a pudrirse si permanece mucho tiempo estancada dentro del depósito.

Lo más recomendable sería incluso realizar un pequeño recorrido con el coche, en lugar de limitarse a arrancarlo. De esta forma también podremos poner el marcha el sistema de frenos y los ejes de las ruedas. Además, mover el vehículo hará que el peso no siempre recaiga sobre el mismo punto de las ruedas.

Dejar el depósito lleno

Si el coche no va a moverse durante un largo periodo de tiempo, es conveniente dejar el depósito de combustible lleno. Esto reducirá la evaporación del combustible al existir un menor espacio con aire dentro del depósito.

Además, debido a los volátiles precios del combustible, tener el depósito lleno puede suponer un cierto ahorro, ya que los precios de la gasolina o del diésel pueden haber subido con los meses.

Desconectar la batería

Está claro que un vehículo que se mantiene parado durante mucho tiempo puede estropearse, y uno de lo elementos que antes sufrirá deterioro será la batería. Dejar la batería conectada a un coche inactivo durante mucho tiempo puede consumir totalmente la vida útil de este elemento, lo que hará imposible que el coche arranque.

Aumentar la presión de los neumáticos

Por supuesto, este aumento de presión siempre ir dentro de unos límites lógicos. Es conveniente que la presión de las ruedas sea mayor de la normal si el coche va a quedarse parado mucho tiempo. Esto evitará daños en las llantas y deformaciones en la rueda al hacer que todo el peso del vehículo se concentre prolongadamente sobre el mismo punto.

Presión correcta de los neumáticos para la seguridad en carretera, coche, rueda

Otro consejo interesante es colocar ladrillos en los bajos del coche. De esta forma, tras el desinflado natural de las ruedas, el peso del coche se repartirá sobre estos elementos, y no únicamente sobre los neumáticos.

Conectar el resto de elementos internos del coche

Además de arrancar el motor cada ciertos días, es recomendable conectar sistemas como el del aire acondicionado para evitar taponamientos en sus conductos. También es importante subir y bajar los elevalunas, revisar los controles eléctricos y mover los retrovisores.

La idea principal es mover todos los elementos posibles para que los mecanismos no se apelmacen por el desuso. Esto puede evitar futuros problemas de desgaste o la presencia de durezas y resistencias en estas partes móviles.

Cubrir el coche con una lona

Si el coche va a quedar mucho tiempo parado, es recomendable cubrirlo con una lona. Esto permitirá que quede menos expuesto al exterior y que esté protegido contra elementos ambientales como la lluvia, la nieve o el polvo.

Aplicar una capa de cera

Dar una capa de cera al vehículo permitirá mantener el buen estado de la pintura, especialmente si el coche no se va a mover un mucho tiempo. Combinar este consejo con el anterior sobre la lona hará que la estética exterior del coche no sufra daños durante su periodo de desuso.

Consejos para alargar la vida útil de tu coche.

Contar con alguien que ayude

Finalmente, un buena idea es contar con algún amigo o familiar de confianza al que entregarle las llaves para que pueda aplicar estos consejos en caso de que el dueño del vehículo esté ausente. De esta forma, aunque el cohce permanezca parado durante mucho tiempo, su aspecto y sus mecanismos no sufrirán deterioros.

Te puede gustar