Mercedes Clase S 2021, nueva muestra de poder

Alberto Fuentes · 24 noviembre, 2020
El nuevo Mercedes Clase S 2021 te sorprenderá por fuera, pero te dejará sin palabras cuando conozcas algunos detalles de su interior.

Si hay un vehículo que marca el camino a la competencia en cuanto a tecnología e innovación, ese es el Mercedes Clase S 2021. El modelo más representativo de la marca alemana se renueva por completo y alcanza ya su séptima generación. Es, sin duda, una de las más controvertidas y arriesgadas de los últimos tiempos.

En un mundo donde las berlinas parecen haber sido olvidadas, estos enormes vehículos de representación mantienen el tipo, con un volumen de ventas bastante estable. Es el caso de coches como el BMW Serie 7 o el diplomático Audi A8, modelos en los que el dueño suele viajar en las plazas traseras.

Diseño exterior del Mercedes Clase S 2021

Si lo comparamos con el modelo precedente, el nuevo Clase S es más largo, más ancho y más alto, algo que no se aprecia a simple vista gracias a unas formas más estilizadas. Este vehículo hereda alguna pincelada de diseño del CLA, sobre todo en la parte trasera, pero no por ello luce menos imponente.

Además, el frontal sigue montando una enorme parrilla de lamas cromadas horizontales que deja claro quién manda, así como la clásica estrella sobre el capó, algo cada día más olvidado.

La parte baja del paragolpes tiene multitud de cromados y los focos estilizados hacen que luzca más deportivo que nunca, pero que esa sensación no te lleve a error; estamos ante un vehículo que seguramente sea más cómodo que el sofá de tu casa.

Lateralmente, el modelo cambia según la batalla que elijas. Si te decantas por la corta tendrás 3,11 metros entre ejes, mientras que la versión larga sube hasta los 3,22 metros. Esto es algo que se aprecia a simple vista, sobre todo en el tamaño de las puertas traseras.

Como novedad, este vehículo incluye dos tipos de tiradores para las puertas entre los que se puede elegir: los clásicos o unos escamoteables, que salen cuando te acercas, algo que ya vimos en modelos como el Tesla Model S o Range Rover Velar.

La parte trasera tiene una caída muy suave, con unos pilotos de forma triangular que siguen los nuevos patrones de diseño de la marca. El paragolpes tiene formas muy discretas y solo en la parte baja desentona la doble salida de escape, con una tira cromada que las une.

Mercedes Clase S 2021, parte trasera.

Interior

Si por algo ha llamado la atención esta séptima generación del Mercedes Clase S 2021 es por su salpicadero. No, Mercedes no ha contratado al diseñador de Tesla para dibujar el interior de este vehículo alemán, pero a primera vista parece una versión muy mejorada de la marca de coches eléctricos por excelencia.

En total, pueden haber hasta cinco pantallas en el interior del vehículo: tres en la parte trasera y dos en la delantera, pero esta vez no se llevan el protagonismo las dos de las plazas posteriores, sino una enorme pantalla de 11,9 o 12,8 pulgadas colocada en posición central vertical y con tecnología OLED para la de mayor tamaño.

Centrándonos en las cosas más llamativas, encontramos que en todas las pantallas te puedes identificar mediante huella dactilar, por voz o con un pin para que se carguen automáticamente las preferencias de cada pasajero. Sin duda, estos detalles tan aparentemente nimios marcan la diferencia.

Además, no acaba ahí la cosa en lo que a innovaciones tecnológicas se refiere: gracias al nuevo sistema MBUX de segunda generación, el coche cuenta con varias cámaras en el techo para interpretar los movimientos de los pasajeros y realizar diversas funciones.

Por ejemplo, si te agachas dentro del coche para buscar algo en el suelo de la plaza de al lado, automáticamente se te enciende una luz por la zona. Lo mismo ocurre con la apertura y cierre de cortinas, reglajes y un largo etcétera.

Este sistema también hace lo propio con los movimientos con las manos ya que, con un simple gesto, puedes abrir el techo corredizo sin tener que utilizar ningún mando. Desde luego, el interior de este vehículo y sus prestaciones parece cosa de magia.

Mercedes Clase S 2021 salpicadero.

Motores y precio

Desde el comienzo de su comercialización, el modelo estará disponible con cuatro motores —dos de gasolina de 286 y 330 CV— y dos híbridos ligeros de 48 V con 367 y 435 CV. El precio de partida será de 108 150 euros para la versión de 286 CV de batalla normal y apenas aumenta en 1800 euros con la batalla larga.

En cuanto al tope de gama —el S 500 4MATIC de 435 CV— el precio de partida será de 139 950 euros, muy por encima de lo que puedes encontrar en sus principales rivales. Aun así, tras observar el nivel tecnológico que este vehículo puede equipar, la diferencia de precio está más que justificada.