McLaren 720S Le Mans Special Edition, homenaje a la victoria de 1995

Juan · 30 junio, 2020
Limitado a 50 unidades para todo el mundo, este coche de alta gama rinde homenaje a la victoria cosechada por la marca en las 24 Horas de Le Mans de 1995.

Mucho antes de que se dedicasen a la fabricación de superdeportivos con los que rivalizar con veteranos como Ferrari, Porsche o Lamborghini, la marca McLaren estaba muy metida en el mundo de la competición. Su patrimonio en este ámbito les resulta útil para promocionar versiones especiales, como es el caso del McLaren 720S Le Mans que aquí nos atañe.

Tras más de una década inactiva y un solo modelo (el McLaren F1) en su haber, McLaren ha creado una gran gama desde 2010, posicionándose como una alternativa muy importante a los italianos y alemanes. Fue con ese F1, mítica maravilla de la ingeniería de los noventa, con el que cosecharon grandes éxitos en Le Mans, los cuales ahora son honrados.

Más concretamente, esta versión homenajea a la victoria de las 24 Horas de Le Mans obtenida en 1995 con el F1 GTR. De todas las que hubo, esta fue quizás la más dura y trabajada, lo que le otorga gran importancia. Tan solo se fabricarán 50 unidades, de las que apenas 16 están destinadas para el mercado europeo.

McLaren 720S Le Mans: perfil.

Novedades diferenciales

Es la tercera vez que McLaren desarrolla una variante LM de uno de sus deportivos desde que retomase su actividad en el ya lejano año 2010. Desde entonces, se han revivido y homenajeado victorias con los MP4-12C LM y 650S LM. Todos ellos comparten elementos que son parte de la esencia de los LM y en el nuevo 720S Le Mans se han mantenido.

Estos elementos son una toma de aire superior y un juego de llantas LM de cinco palos inspiradas en las que montaba el McLaren F1 LM que compitió en la prueba francesa. Pero hay más: además de estos elementos característicos, el nuevo McLaren cuenta con un paragolpes delantero más bajo y una librea específica.

Dicha librea consta de los logotipos «McLaren 25 anniversary Le Mans» en los laterales, una sección lateral y toda la zaga pintada en gris y únicamente dos colores disponibles: McLaren Orange y Sarthe Grey. Para el primero el habitáculo combina dos tonos de gris, mientras que el segundo combina gris y naranja.

McLaren 720S Le Mans: interior.

El habitáculo, completamente forrado en alcántara, destaca por la fibra de carbono del salpicadero, volante y asientos tipo bacquet. Con el fin de mantener la relación con la carrera francesa de resistencia, el sistema multimedia puede mostrar el trazado de la misma.

Las pinzas de freno doradas y las tomas de ventilación de los pasos de rueda son exclusivas de esta versión.

Es necesario hacer una mención especial al número de bastidor de todas las unidades de esta serie limitada. Todos los bastidores contarán con los dígitos 298, curiosamente el número de vueltas que dio el McLaren ganador de la edición de 1995 de Le Mans que conmemora esta edición.

Especificaciones

Mecánicamente, el 720S Le Mans no recibe cambios con respecto al 720S, lo que se traduce en un motor 4.0 V8 Twin-Turbo capaz de desarrollar 720 CV como bien indica su nombre. Si bien hay evidencias de que en realidad el motor entrega una cifra superior a la oficial.

McLaren 720S Le Mans: zaga.

El peso total del vehículo es de 1.494 kilogramos.

Así pues, es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parada en 2,9 segundos, los 200 km/h en 7,8 segundos y no se detiene hasta los 341 km/h. En mayor medida, el excelente rendimiento del deportivo británico se debe al buen ajuste de la transmisión de siete velocidades y doble embrague, con cambios prácticamente instantáneos.

Si te preguntas de cuanto es la multa para tener uno de estos, es muy alta, de casi 300 000 euros al cambio.