BMW Serie 2, el deportivo más equilibrado de la familia

Juan · 4 mayo, 2018
Es el bólido más pequeño de la gama de la firma alemana, lo que le dota de una mayor agilidad; al mismo tiempo es práctico con sus cuatro plazas, con la posibilidad de escoger la carrocería descapotable

El BMW Serie 2 es el deportivo más pequeño de la firma, vio la luz en el año 2013 y ha sido producto del nuevo sistema de nomenclatura de la firma alemana, el cual deja los números pares para las versiones deportivas o cupés de otras.

En este caso, el Serie 2 sustituye al Serie 1 Coupe, por lo que repite la fórmula de un diseño similar al compacto, pero con detalles exclusivos, así como la posibilidad de elegir la carrocería descapotable.

Sin embargo, BMW se las ingenió para incluir en la gama de la Serie 2 el que ha sido su primer monovolumen, el cual además ha sido el primer modelo en desechar la tracción trasera a favor de la delantera, mucho más sencilla y barata (comparte el chasis con MINI).

Se llama Serie 2 Active Tourer y a, pesar de compartir nombre, es un modelo completamente independiente del cupé.

Diseño exterior

Estéticamente, el Serie 2 luce muy atractivo, con un diseño que cumple las leyes clásicas para un buen deportivo pero que, al mismo tiempo, se diferencia del resto con detalles afilados como la parrilla y los faros delanteros.

BMW Serie 2: trasera
Trasera del BMW Serie 2.

En cuanto al lateral, puede parecer un diseño muy simple, pero eso se debe a que apenas usa aristas para marcar los volúmenes, sino que hace uso de las superficies curvas. No hay más que mirar la fuerza que transmite ese paso de rueda trasero tan abultado, que enfatiza su condición de tracción trasera.

El BMW Serie 2 Cabrio opta por una capota de lona, más clásica y bonita. Asimismo, se distancia más del Coupe que si contase con un techo duro retráctil.

La trasera por su parte se distingue del resto con unos pilotos de una sola pieza, de tamaño bastante compacto, el cual dota a la zaga de un aspecto sólido. A pesar de todo, conservan la forma de L típica de la marca.

Habitáculo

En lo que respecta al interior, mantiene las líneas del modelo del que deriva, el Serie 1, o lo que es lo mismo, un diseño puramente BMW pero con un ligero toque juvenil gracias a algunos elementos decorativos. En el caso del BMW Serie 2, el habitáculo es estrictamente de cuatro plazas.

El aspecto general es bastante actual, y puede defenderse sin grandes problemas a día de hoy. Sin embargo, frente a rivales como puede ser el Audi TT, el habitáculo denota el paso de los años en cuanto a diseño, y es que a pesar de que el modelo fue lanzado en 2013, el habitáculo hizo lo propio en 2011.

BMW Serie 2: interior
Interior del BMW Serie 2.

Mecánica

Mecánicamente, el deportivo más pequeño de la firma cuenta con un variedad suficientemente amplia como para abarcar las necesidades de muchos, con motores de 3, 4 y 6 cilindros en línea turboalimentados. Las potencias se comprenden entre los 136 CV del modesto 218i hasta los 340 CV del M340i,

Por encima de todos se situaría el BMW M2 con 370 CV, al que se le ha sumado el M2 Competition con 410 CV extraídos del bloque S55, mismo que monta también el BMW M4.

Si atendemos a la gama más en detalle, esta queda estructurada de la siguiente forma:

  • Gasolina: 218i, 220i, 230i y M240i. Las potencias de cada uno de ellos son de 136, 184, 252 y 340 CV, respectivamente.
  • Diésel: 218d, 220d y 225d. Cada versión se conforma con 150, 190 y 224 CV, en este orden.

En todo caso la tracción es trasera, pero opcionalmente se puede equipar la tracción total xDrive solo en el caso de los M240i y 220d, lo que añade un plus de seguridad frente a la tracción trasera. Al mismo tiempo, se resta algo de diversión al volante en un deportivo que tiene como objetivo ser divertido. Sobre gustos no hay nada escrito.

Todas las motorizaciones cuentan de serie con un cambio de marchas manual de 6 velocidades, con un automático de 8 velocidades ZF en opción.

BMW Serie 2 Cabrio.
BMW Serie 2 Cabrio y Coupe.

Desde 31 800 euros

La amplia gama del BMW Serie 2 tiene un precio de partida de 31 800 euros, el cual corresponde al 218i. Por 36 600 euros se puede acceder al 220i, lo que suponen casi 5 000 euros de más que se justifican principalmente con 48 CV extra. La versión 230i hace lo propio desde 41 500 euros y cierra la tabla el M240i, a partir de 51 800 euros.

Esta última fue durante un tiempo la versión más prestacional de la gama hasta la llegada del M2. Desde entonces, la diferencia de precio entre ambos es más que justificable, por lo que recomendamos sin duda alguna el M2 por delante del M240i.

Pasando a las opciones disponibles con mecánica de gasóleo, los precios parten de los 32 600 del 218d. Por 35 900 está el 220d, con una diferencia de 40 CV entre ambos. Por último, los 225d están a la venta a partir de 41 300 euros.

Todos estos precios sirven de guía, tomando de referencia la versión coupé. En caso de estar interesado en el esbelto descapotable, deberás sumar un suplemento de unos 6 000 euros de media.

Datos BMW Serie 2

  • 3 puertas
  • 4 plazas
  • Maletero: 390 litros
  • Tracción trasera o total
  • Motores de 3,4 y 6 cilindros en línea con potencias desde 136 CV hasta 340 CV
  • Consumo y emisiones: Desde 4,0 l/100 km y 106 g/km de CO2
  • Cambio manual de 6 velocidades o automático de 8 velocidades
  • Carrocerías Coupe y Cabrio
  • Precio: desde 31 800 euros