Volkswagen Amarok

· 29 mayo, 2018
Si bien el mercado de las pick-up no es precisamente boyante en nuestro país, el gigante alemán comercializa esta camioneta de potente motor, interior más refinado y capacidad 'off road' propia de un todoterreno

La Volkswagen Amarok es un peso pesado dentro del mercado de las pick-up. Con este modelo, Volskwagen refuerza su gama en otras líneas de negocio y ofrece un vehículo atractivo y de conducción dinámica.

Exterior de la Volkswagen Amarok

Aunque conducir una pick-up siempre es divertido, este tipo de vehículos no tienen una gran difusión en el mercado automovilístico de España. Este hecho puede verse reflejado en las ventas de la Volkswagen Amarok en el país, con alrededor de 5 000 unidades matriculadas cada año.

De un simple vistazo, es fácil reconocer a la Volskwagen Amarok. La edición especial incluye, por ejemplo, sendos logos con la inscripción ‘Amarok Aventura’ o las llantas de aleación Talca, de 20 pulgadas. Volkswagen pretende seducir a muchos de los conductores que están cayendo rendidos ante el auge de la moda SUV.

Al menos, para los que practican actividades deportivas al aire libre, como el surf o el snowboard, o a los que buscan unas prestaciones en campo más cercanas a las de un todoterreno puro.

Volkswagen Amarok: trasera
Trasera del Volkswagen Amarok.

En definitiva, los cambios estéticos que Volkswagen ha hecho se centran en la parte delantera del vehículo, en la que el parachoques, la parrilla y los faros antiniebla tienen un diseño distinto. También hay nuevos modelos de llantas de aleación –de hasta 20 pulgadas de diámetro– y colores para la carrocería que no estaban disponibles con anterioridad.

Interior de la Volkswagen Amarok

Respecto a la habitabilidad, el Amarok Doble Cabina ofrece cuatro puertas y cinco plazas. En las delanteras, la posición resulta bastante más elevada que en un turismo o SUV al uso. En las posteriores, la altura es buena, el espacio para las piernas correcto y la anchura solo óptima para dos adultos.

En el habitáculo hay unos nuevos asientos opcionales, con más posibilidades de ajuste y con un certificado de ergonomía expedido por AGR (Aktion Gesunder Rücken), una sociedad alemana cuya finalidad es promover la investigación en todo lo relacionado con la disminución de los dolores de espalda.

El diseño del salpicadero es diferente, así como el del volante. También hay un nuevo sistema multimedia, compatible con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto.

Volkswagen Amarok: interior
Interior del Volkswagen Amarok.

 

La mecánica de la Volkswagen Amarok

Las tres versiones disponibles de la Volkswagen Amarok tienen el mismo motor diésel, con 6 cilindros colocados en V que cubican 3,0 litros de cilindrada y un turbocompresor. Estos propulsores dan diferente potencia: 163, 204 y 224 CV.

Por su parte, el cambio automático de convertidor de par y ocho relaciones se puede combinar con los dos motores más potentes. La tracción es siempre en las cuatro ruedas, con la tecnología 4MOTION de Volkswagen.

A modo de ejemplo, el motor de 6 cilindros no estaba disponible en el Amarok 2011, que tenía uno diésel de 4 cilindros, con 2,0 litros de cilindrada y una potencia de 140 CV y 180 CV. A pesar del incremento de cilindrada y potencia, el consumo medio de carburante es solo 0,1 l/100 km superior a esa versión anterior.

Al conducir una Amarok V6 3.0 TDI 204 CV con una persona de acompañante y nada de carga en la caja, el motor acelera al vehículo con gran rapidez. La diferencia en aceleración en comparación con la versión 2.0 TDI 180 CV del Amarok 2011 es sensible. Además, el nuevo motor produce menos vibraciones y ruido. Excepto en lo relativo al propulsor, las impresiones de conducción del Amarok 2011 son aplicables al Amarok 2017.

Los precios de la Volkswagen Amarok

Hay cuatro niveles de equipamiento: Trendline, Premium, Highline y Aventura. En todos los casos, es de serie una dirección eléctrica con asistencia variable en función de la velocidad (Servotronic) y el sistema Automatic Post-Collision Braking System, que frena el vehículo de manera automática tras haber sufrido un impacto.

Otros elementos disponibles son unos faros de xenón para cortas y largas, una cámara trasera de ayuda al estacionamiento y un control de estabilidad con función de estabilización de remolque. También se pueden pedir varios accesorios, como estribos laterales, cubiertas para la zona de carga o barras de protección.

Con un precio de salida de 35 300 euros se puede obtener la versión más básica de esta pick-up, con un motor de 204 CV y con tecnología BlueMotion y 4MOTION. Por otro lado, el tope de gama se fija en la versión TDI de 224 CV, que asciende a un precio de 42 320 euros.