Peugeot SUV 3008 GT Line

· 17 noviembre, 2017
Esta versión especial del 3008 cuenta con toda la tecnología e innovación que Peugeot está promoviendo con sus nuevos modelos, con un aire deportivo extra que le sienta como un guante 

Peugeot lanzó al mercado su SUV 3008, considerado el mejor coche del año en Europa en este 2017. Pero el fabricante francés siempre saca a la venta ediciones en función a la cantidad de equipamiento al que deseamos acceder. Uno de los más buscados es el Peugeot SUV 3008 GT Line.

Todo dependerá de la exclusividad a la que deseemos acceder y la cantidad de dinero estemos dispuestos a gastar.  Pero antes de tomar una decisión, debemos saber lo que traer este vehículo y su comparación con las tres series restantes: Active, Allure y el dinámico GT.

Motor de alto rendimiento y ahorro

Peugeot SUV 3008 GT Line goza de las mismas bondades internas de los mejores modelos del fabricante francés: Motores PureTech de gasolina y BlueHDI que van de los 130 a los 200 caballos de fuerza. Es decir, maquinaria potente de gran eficiencia en el aprovechamiento del combustible.

A nivel de consumo urbano, este coche puede gastar de 4 a 7,6 litros por 100 kilómetros recorridos. La caja de cambios automática EAT6 permite ahorro y transiciones rápidas, dos cosas ansiadas por los amantes de los vehículos deportivos.

Esta es una de las principales atracciones de este Vehículo utilitario deportivo. Pero lo que está en el interior también le hace una inversión atractiva.

Peugeot SUV 3008 GT Line: excelente experiencia en su interior

El fabricante francés ha confeccionado cada elemento interno del automóvil, de forma tal que todos los sentidos sean estimulados placenteramente. No solo es el innovador tablero ubicado encima del tablero, o la pantalla táctil con conectividad. Cada aspecto cuenta.

Interior del Peugeot 3008 GT Line.

En el caso particular del Peugeot SUV 3008 GT Line, los asientos de alcántara le dan un toque de fineza estética. Ciertamente, su interior es bastante similar al coche gama alta corriente de la marca, pero esto no le quita belleza, comodidad e innovación tecnológica.

Por si fuera poco, sus conductores disfrutarán de una excelente visual superior, gracias al techo corredizo que caracteriza a los modelos GT y GT line. La idea de sus creadores parece haber sido estimular al conductor y a los pasajeros.

Otras mejoras propias del Peugeot SUV 3008 GT Line en su interior son las siguientes: Dos ambientes configurables en el I-Cockpit, buena luz interna, sonido de alta definición y el dispersor de fragancia incorporado.

¿Cuáles son las mejoras adicionales del Peugeot SUV 3008 GT Line?

Además de los dispositivos internos antes mencionados, una de las mejoras funcionales que trae este modelo es el frenado autónomo de emergencia. Hablamos de inteligencia artificial dispuesta al servicio de nuestra seguridad. Con este elemento se reducirán los riesgos de accidentes de tráfico.

Un aspecto realmente resaltante de este modelo son los faros, debido a que casi todos son de LED. Los faros delanteros, los intermitentes delanteros e incluso las luces antiniebla son de este material. En el caso de estos últimos, también cuentan con función cornering, para mayor seguridad.

Otros detalles característicos son: el techo black diamond, que permite un acabado notable, el pedalier de aluminio y otras disposiciones estéticas que quizás llamen la atención de los más detallistas.

Diseño del Peugeot 3008 GT Line.

Comparación con el resto de los modelos Peugeot SUV 3008

Los complementos ofertados bajo esta serie la definen como un punto intermedio entre las versiones más corrientes y el coche gama alta del SUV 3008. Evidentemente supera al Active y el Allure, pero el GT le supera en algunos aditivos.

Quizás el elemento que lo separa más del modelo GT es la cámara de asistencia para aparcamiento. Pero quitando este elemento tan llamativo y útil, se puede establecer que el Peugeot SUV 3008 GT Line es bastante exclusivo.

El hecho de mantener algunas de las funciones de tracción y asistencia del conductor lo nivelan bastante. Lo que si es cierto es que esta línea garantiza una apariencia deportiva, elegancia e implementos tecnológicos útiles e interesantes. La inversión valdrá la pena y está en consonancia con el producto obtenido.

Podríamos ver a esta alternativa como un conveniente ahorro de dinero, en comparación al vehículo de la línea GT. La diferencia: entre 5 000 y 6 000 euros que no son poca cosa. Desde esta perspectiva, es evidente que el 3008 GT Line permite conciliar economía, exclusividad y elegancia.