Actualización del Mazda MX-5

· 24 octubre, 2018
Pasan los años y Mazda mantiene su MX-5 como un caso único dentro de los deportivos, con un vehículo de prestaciones similares a deportivos de marcas premium pero con un precio mucho más asequible

Al hablar del Mazda MX-5 es referirnos al roadster más vendido en la historia. El fabricante japonés no quiere separarse demasiado del éxito ya obtenido y solo realizó pequeñas actualizaciones. Los retoques mecánicos y en el habitáculo llevan a este modelo a un nuevo nivel.

La actualización del Mazda MX-5 es ajustada y quizás este sea el secreto del éxito en el futuro. Se trata de un modelo que ya lleva 29 años en el mercado y que es Récord Guinness por tener la mayor cantidad de ventas en su segmento, y con un millón de unidades producidas que avalan la buena percepción del fabricante

Diseño exterior

El concepto de la nueva actualización del Mazda MX-5 sigue la línea con la estética de siempre. Las curvas y el acabado sensual caracterizan desde hace mucho a este descapotable biplaza.

Mazda MX-5 RF: frontal

Las opciones de personalización destacan en este modelo. Los compradores tendrán hasta siete opciones en cuanto al color del coche. Algo similar ocurre con las llantas. En cuanto a las ruedas de 16, se ha estrenado un nuevo tono: ‘black metallic’. Estas llantas serían de aleación.

Añadido a ello, también se venderá una opción de capota de lona que viene en tonalidad marrón. Mazda sabe que el 70% de los fanáticos de este vehículo pagan más por mejores motores y opciones de personalización. No hay grandes cambios, sino nuevas alternativas.

Diseño interior y habitabilidad

El habitáculo sí registra algunos cambios bastante puntuales para mejorar la experiencia que es abordar un Mazda MX-5. Entre lo más notorio está un cambio que se realizado en la confección del volante; según las últimas renovaciones, ahora el volante es regulable en cuanto a profundidad y altura.

Mazda MX-5 RF: interior

En cuanto al equipamiento, la nota más positiva tiene que ver con la asistencia de conducción. Al sistema i-Activsense se le agregaron cinco nuevos instrumentos que añaden mayor garantía de control al volante.

El cambio más relevante es la inclusión de un mecanismo avanzado de frenado especial para la ciudad. El mismo cuenta con detección frontal y trasera de otros vehículos y peatones.

Además de las dos herramientas mencionadas, también contaremos con sistema para reconocimiento de señales de tráfico y detector de fatiga. En el mayor nivel de equipamiento podemos encontrar una cámara trasera, ideal como ayuda en las maniobras realizadas en espacios pequeños.

Otro cambio notorio tiene que ver con la colocación de un nuevo sistema de audio. La compañía nipona sustituyó un su reproductor de radio y cd, por uno de MP3. También hay conectividad, asegurando conexión a los aplicativos de Android y Apple especializados para coches.

Motores y comportamiento

Un aspecto en donde sí se realizaron cambios trascendentales es en el de la motorización, con algunas novedades importantes. Básicamente, los dos motores del Mazda MX-5 ahora son un poco más potentes, sin dejar de cumplir con la normativa de emisiones.

La versión con motor 1.5 Skyactiv-G ha tenido ciertas mejoras en cuanto a la aceleración. Su potencia máxima es de 132 caballos de fuerza con 7 000 rpm. Pero sin duda alguna, el motor que tuvo una mejoría más notoria es el 2.0 skyactiv-G.

Mazda MX-5 RF: trasera

El motor más eficiente de la línea ha ganado hasta 24 cv adicionales en comparación a su presentación anterior. No hubo cambio de máquina, sino de componentes y mecánica interna. Si antes tenía una capacidad de 160 caballos de fuerza, ahora alcanza los 184 cv, lo que supone un atractivo extra.

A lo largo de las opciones de venta, podemos ver presentaciones con cajas automáticas y manuales. Las mejoras mecánicas también han tenido influencia en el comportamiento dinámico vehículo. Claro que los beneficios pueden ser disfrutados cuando se adquiere la motorización más potente.

Precio del nuevo Mazda MX-5

Los precios de venta del Mazda MX-5 son bastante ajustados a su calidad, y realmente competitivos. Podemos hacernos con uno de estos pequeños deportivos desde 21 729 euros, con el motor 1.5 Skyactiv-G de 132 cv. Si nos vamos a la versión de gama más alta, tendremos un precio máximo de 36 520 euros; esta es la edición Zenith Sport con el motor de 184 cv.

Parece que las mejoras hechas por la empresa japonesa están orientadas a ajustar el producto bajo la percepción del consumidor promedio. Algunos acabados como el color o las llantas de 17’ tienen coste adicional. La buena noticia es que el rango de precios es variado según todas las necesidades.