Los BMW X3 M y X4 M son los nuevos SUV deportivos bávaros

Juan · 15 febrero, 2019
El mercado manda y BMW ha presentado dos nuevos SUV deportivos; el X3 M ofrece deportividad y practicidad, mientras que el X4 M suma al conjunto un aspecto más especial con la caída de su zaga

BMW sigue completando su ofensiva de producto en cuanto a SUVs se refiere, y los últimos en llegar lo hacen con picante bajo el capó. Partiendo de la base de dos de sus todocaminos más populares, han creado dos nuevos SUV deportivos, un segmento cada vez más demandado. Son los BMW X3 M y X4 M.

Se llevaba tiempo rumoreando con la llegada de estos dos para completar la gama M Performance del fabricante germano. Su presentación está prevista para el próximo Salón de Ginebra, que se celebrará en solo un mes. Será entonces cuando la marca ofrezca toda la información sobre estos dos coches. Hasta entonces, veamos qué tenemos.

Diseño exterior diferenciador

Estéticamente los BMW X3 M y X4 M gozan de un kit de carrocería específico, mucho más deportivo y agresivo. Está compuesto por nuevos paragolpes, más bajos y con entradas de aire de mayores dimensiones. Además, estas han sido aderezadas con parrillas de panal de abeja y molduras en negro.

Zaga del BMW X3 M.
Zaga del BMW X3 M.

Opcionalmente se pueden incluir elementos en fibra de carbono, visibles en paragolpes, difusor, retrovisores y alerón posterior.

Va muy bien calzado, con llantas que pueden ser de 20 o 21 pulgadas, las cuales esconden un equipo de frenos de generosas dimensiones. La zaga se diferencia por un difusor de verdad y cuatro salidas de escape, las cuales pueden esconder un sistema de escape activo con válvula de sonido.

Mejoras en su habitáculo

Tal y como ocurre con los BMW X3 y BMW X4 convencionales, las diferencias a nivel interno se limitan a un menor maletero y algo menos de espacio para la cabeza en la segunda fila, en detrimento del X4 debido a su marcado techo tipo cupé. Por esto, los cambios introducidos en sus respectivas versiones M han sido los mismos.

Habitáculo del BMW X4 M.
Habitáculo del BMW X4 M.

Se ha añadido un nuevo volante con botonera específica para los modos de conducción. También suma unos asientos deportivos de mayor sujeción lateral, nuevas tapicerías e inserciones, además de los típicos identificativos ‘M’ repartidos por todo el habitáculo.

En los M Competition se puede añadir tapicería en Alcántara.

Un motor, dos niveles de potencia

Bajo el capó encontramos un nuevo motor de seis cilindros en línea turboalimentado por partida doble. Es reconfortante ver que BMW apuesta de nuevo por este tipo de motores, y es que los bávaros son famosos por sus bloques de este tipo desde hace décadas.

Equipa un motor 3.0 M TwinPower Turbo que podrá elegirse en dos niveles de potencia.

Tanto el BMW X3 M como el X4 M cuentan con la misma plataforma y, por ende, con la misma motorización. En el acabado más básico ofrece 480 CV de potencia y 600 Nm de par máximo. Si optamos por el acabado Competition, la potencia se eleva hasta los 510 CV, con la consecuente mejora de prestaciones.

Motor de los BMW X3 M y X4 M.
Motor de los BMW X3 M y X4 M.

Este motor se combina de forma única con la tracción total M xDrive, una variante del sistema de tracción de BMW que ofrece un comportamiento más deportivo al dar preferencia al eje trasero. A su vez, solo está disponible con la transmisión automática M Steptronic. De igual manera, sus 8 relaciones se han afinado para mayor deportividad.

Acelera de 0-100 km/h en 4,2 segundos, y en el caso del Competition en 4,1 segundos.

Listos en verano

Una vez sean presentados en sociedad en el Salón de Ginebra, la marca promete iniciar la comercialización de ambos coches antes de que comience el verano. Ofrecerán numerosos elementos de equipamiento opcional que encarecerán un precio que de partida no será bajo. No se conocen las tarifas, pero se espera que ronden los 80 000 euros como mínimo.