Qué hacer si te dan un golpe en el coche y se fugan

· 24 julio, 2018
Aunque la primera 'reacción' sea la de quedarse paralizado, si se está atento es posible apuntar matrícula, modelo y color del vehículo infractor

Estas situaciones se dan a diario en nuestras calles y carreteras: te dan un golpe en el coche y se fugan, o llegas al coche y te das cuenta de que te han dado un golpe y no te han dejado una nota para realizar el parte del seguro. Ante estas situaciones, debemos tener muy claro cómo actuar para intentar salir airosos.

Los principales motivos por el que la otra persona se da a la fuga después de darte un golpe al coche suelen ser, o porque no tiene el seguro del vehículo en vigor o porque circula bajo los efectos del alcohol o las drogas. Ponerse nervioso y huir no tiene sentido, pues el seguro se hace cargo del daño salvo si circulabas con alcohol en sangre o drogado.

Las multas por circular sin seguro son importantes. Para un vehículo pesado la multa es de 2 600 euros, para un turismo 1 500 euros, para una motocicleta 1 250 euros y para un ciclomotor 1 000 euros.

Con semejantes sanciones, circular sin el seguro en vigor se convierte en una auténtica temeridad, por no hablar del problema que ocasionas a la otra persona involucrada en el accidente.

¿Qué hacer sin nos dan un golpe en el coche y se fugan?

Lo más importante si nos dan un golpe en el coche y se fugan es mantener la calma e intentar anotar los datos del vehículo fugado, como matrícula, modelo y color.. Si, además, podemos reunir algún dato sobre el aspecto del conductor, también ayudará en la investigación.

Si no tienes los datos del conductor, debes quedarte en el sitio y llamar al cuerpo de seguridad que corresponda para que sean ellos los encargados de analizar los fragmentos y marcas que pueda haber dejado el otro vehículo.

Equivocación al repostar

Si te han dado un golpe en el coche y se fugan, y no hemos conseguido identificar al infractor y la policía no es capaz de localizarlo, el CCS (Consorcio de Compensación de Seguros) se hará cargo solo de los daños a las personas.

En casos muy graves, como puede ser la muerte o la incapacidad permanente o temporal que sume más de siete días de hospitalización, el CCS se hará cargo también de la indemnización por los daños del coche u otros bienes, pero con una franquicia de 500 euros.

En caso de que los daños solo sean materiales o con heridos leves, las reparaciones saldrán de nuestro bolsillo. Pasa algo parecido si nuestro coche ha sufrido daños en la calle y no localizas al autor; en esos casos solo nos salvará un seguro a todo riesgo.

¿A quién reclamo los daños?

Lo mejor es hacerlo a través de tu propia compañía de seguros, la cual te pondrá un abogado a tu disposición para llevar tu caso. Otra manera de hacerlo es con un abogado particular, pero eso te llevará más costes.

Fraudes a las compañías de seguros

En la mayoría de los casos en los que el un vehículo nos da un golpe y se fugan, el que tiene que reparar los daños eres tú. Esa probabilidad aumenta cuando el accidente es de los llamados accidentes sin colisión, en los que mientras vas circulando por carretera das un volantazo para evitar la colisión con alguien que está haciendo un mal adelantamiento.

El resultado cuando nos dan un golpe en el coche y se fugan es que tú acabas en la cuneta y los causantes del golpe se fugan, cosa que hace imposible la identificación del infractor, salvo el modelo y color del coche. A no ser que haya testigos en la zona que puedan aportar más datos sobre el conductor o matrícula del coche, poco podremos hacer nosotros.

La Guardia Civil te tomará declaración y analizará los daños producidos para comenzar la labor de investigación e intentar capturar al causante de los hechos, pero al ser en carretera y a alta velocidad es muy complicado encontrarlo por la ausencia de cámaras de vigilancia, algo que sí ocurre en las ciudades.